“J’ai toujours été la même, j’aime les belles chansons lentes sur fond de violons. Je n’aime que les chansons tristes”
“Siempre he sido la misma, me gustan las canciones hermosas y lentas con un fondo de violines. solo me gustan las canciones tristes»

Magazine BEST, no62, janvier 1982.


Cuatro meses antes de que saliera el primer disco de The Beatles, en Francia surgió un disco compuesto e interpretado por una chica de apenas 18 años que se convertiría en musa, novia de muchos de manera platónica…ya que aparte algunos escarceo siempre estuvo al lado de su marido que también forma parte de manera icónica de la música de Francia.

Françoise Hardy encarnaba la belleza con la sencillez , una especie de Audrey Hepburn de la música. Empezó cantando al amor y al desamor , a la juventud de manera simple, fresca, convirtiéndose para siempre en la reina del Pop Francés y mucho más. Moderna antes de muchos, adelantada en todos los aspectos puso los cimientos para generaciones venideras. Nacida un 17 de enero de 1944, en un momento difícil para un país en donde las heridas de la guerra están mas que presente vive con su madre y su hermana una vida austera en donde como muchos su ventana a la libertad y al derecho a soñar viene de la mano de la música, de Eddie Cochran a Bethoveen.

Rápidamente, tras un par de audiciones consigue grabar un E.P del cual es la cara B que la llevara o mejor dicho propulsará al éxito. “Tout les Garçons et les Filles” será el himno de muchos de la generación del mayo 68, una composición melancólica, lejos de lo que los Yeyes proponen, nada que ver con Sylvie Vartan o France Gall, pero a pesar de ello, sin alborotar, sin esnobismo, siempre discreta entra en esa burbuja de cantantes que recorren festivales tales como Eurovisión en el cual participara representando a Monaco. Entre 1962 y 1968 lanza siete discos en francés y se prestara a cantar sus canciones en ingles, alemán, español, italiano. Discos en donde la simplicidad es siempre lo que le otorga su sello distintivo además del buen gusto y olfato para contar con letristas, productores de calidad. Desde William Sheller a Gainsbourg que le propone componerle un disco entero, pero ella rehúsa siempre fiel a su independencia y solo aceptara composiciones sueltas del genio francés Daho con el que le une una gran amistad y admiración mutua, a Michel Berger, quien escribió algunos de las mejores canciones de su carrera. Hábil y intuitiva a la hora de escoger temas ajenos, desde Adriano Celentano a Burt Bacharan.

Pero Hardy es mas que una simple cantante, también fue musa para el fotógrafo Jean Marie Perrier que estuvo siempre a su lado desde el principio, de Paco Rabanne que confecciona un vestido metálico de 38 kilos, el minivestido más caro del mundo, hecho de placas de oro con incrustaciones de diamantes para ella y del cual saldrán unas fotografías maravillosas. Embajadora para Andre Courrèges, Yves Saint Laurent, Marc Bohan …

Cortejada por los mas grandes, Dylan que hizo figurar uno de sus poemas, «For Françoise Hardy at the Sena’s Edge», en la contraportada de su álbum «Another Side Of Bob Dylan», Mick Jagger de quien solo consiguió una amistad duradera. Ella solo fue y será de Dutronc, con sus altos y bajos, ese actor y cantante tan opuesto a ella, un tipo excéntrico, iracundo por momentos y sobre todo fiestero para luego pasar a una vida de ermitaño que ella compartirá y dejando la música en directo para estar mas junto a su hijo Thomas, futuro músico de talento que ha sabido salir adelante con su propia personalidad , y heredado la simpatía y misterio que poseen sus padres.

Françoise también ha sido actriz, ha escrito libros sobre grafología y astrología y hasta ha tenido su propio programa de radio sobre el tema, pero que ella misma afirma que no es adivina, que lo que le interesa es el poder del cosmos y su influencia sobre el ser humano.

Hardy sigue siendo elegante, combativa, luchando contra su enfermedad como une guerrera discreta. El 25 de junio de 2019 concedió una entrevista a RTL en la que anunció que tenía un nuevo cáncer, cuyo tratamiento la había dejado sorda de un oído. En 202,1 aquejada de un cáncer de laringe, reclamó el derecho a la eutanasia en Francia.

Sirva este pequeño articulo inspirado por el de Basile Farkas para una revista francesa como un homenaje en vida a su grandiosa imagen y a su arte para plasmar la delicadeza y el buen gusto. Llegamos a un momento en donde la mayoría de los héroes de nuestra infancia parten hacia el cosmos, y solo nos acordamos de ellos cuando llega el momento de hacer la obligatoria y forzada necrológica.

Aquí os dejo unos disco imprescindibles de su carrera, como curiosidad resaltar que Françoise Hardy mayormente no titulaba sus discos… simplemente llevaban su nombre y la prensa y su publico los bautizaba según “los astros”

Tres discos a tener en una discografía extensa y siempre interesante.

Françoise Hardy: Françoise Hardy (Tous les garçons et les filles)

Primer disco del que reniega ya que cuenta que le acompañaban unos músicos de Jazz que no parecían muy por la labor de acompañar unas melodías insípidas. La verdad es que ella nunca quedaba a gusto con sus discos y su modestia hacia su talento ha sido siempre una de sus mayores virtudes. Un disco de pop perfecto que no solo contiene el himno al amor de juventud que le hizo famosa, también dos formidables composiciones como “C’est à l’amour auquel je pense» et “Le Temps de l’amour” compuesta por su futuro esposo Jacques Dutronc.

Cuentan que Hardy se atrevió a contactar con Discos Vogue tras escuchar a Johnny Hallyday en la radio y que le pareció tan mal cantante que contactó a la discográfica, creyendo que tendría todas las posibilidades de ser fichada, cosa que en efecto se realizo. El álbum recibió el Grand Prix du Disque de 1963 de la Académie Charles-Cros y el Television Trophy de 1963, algo inédito para una opera prima de una cantante desconocida y tan joven.

Françoise Hardy : Mon ami la rose

Tercer álbum, de nuevo sin título, se identifica aquí por el título del principal éxito del disco. Un trabajo grabado en Londres bajo los arreglos y producción de Charles Blackwell. Un disco con muchos temas que alcanzaran cierto éxito, pero el sobre todo «Mon Ami la Rose» el título estrella, colocado al final del disco quese convertirá en uno de los títulos emblemáticos de su carrera. El disco también supone además de un cambio en la producción musical, un cambio en el look de Françoise Hardy, en su peinado y su ropa, al puro estilo del Swinging London y definitivamente llevada al firmamento de las estrellas.

Françoise Hardy: La Question

«La Question» es el undécimo álbum, publicado en Francia en 1971, originalmente sin título, este álbum se identifica por el de la segunda canción del disco. Hardy lanzó su álbum bajo el sello independiente que creo, Sonopresse, el disco fue un fracaso comercial, pero es hoy considerado su obra maestra y un trabajo de culto. Un disco de sonoridades brasileñas debido a la influencia que ejerce la música de la cantante Tuca que toca en un restaurante, Françoise descubre canciones que le parecen hechas para ella y «totalmente a su ritmo».  La decisión de hacer un álbum juntos se toma bastante rápido y el resultado es un disco precioso y delicado como ella misma.

by: Laurent Berger

by: Laurent Berger

Tsi – Na – Pah estudió Bellas Artes y más tarde cocina. Actualmente recorriendo Andalucía vendiendo y comprando viejos vinilos. Apasionado del rock progresivo y del rock americano de los setenta. Colaborador en distintas revistas musicales y tiendas de música en la época donde se vendía música de verdad.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas entradas

Últimos comentarios

  1. Estoy muy de acuerdo con la lista donde a mi gusto cambiaria muy poco y totalmente de acuerdo con ese…

Te puede interesar

Discos en directo – Lou Reed | Rock and Roll Animal

Discos en directo – Lou Reed | Rock and Roll Animal

Seguimos con los especiales grandes discos en directo, algunos olvidados, pero no por ello enormemente recomendados y otros completamente imprescindibles por su huella en la música. Si la ultima vez hablé de un disco de 1972, esta vez le toca a uno del 73, me estoy...

Gris – Gris – Voodoo Bayou

Gris – Gris – Voodoo Bayou

Para empezar, no podía olvidarme de Perez Prado y su Voodoo Suite, embelesado por esa portada sensual, exótica y misteriosa. Prado el  ‘King Of The Mambo’ con su orquesta, seis saxofones, tres trombones, siete tambores, seis trompetas y mucho más... Shorty Rogers,...

Tu disco me suena: Never mind the bollocks – Sex Pistols

Tu disco me suena: Never mind the bollocks – Sex Pistols

Por aclamación popular -del staff de la revista, no nos vengamos arriba- recupero una sección que se mantenía en la tensa espera del purgatorio por culpa de servidor desde hace ya demasiado tiempo. Cuando me propusieron elegir un disco para que mis compañeros de...

Monográfico «Fin del mundo»

Monográfico «Fin del mundo»

Hace un tiempo se anunciaba desde las redes sociales del sello andaluz e independiente Spinda Records el fichaje del cuarteto argentino Fin del Mundo, compuesto por Julieta Heredia (guitarra), Julieta Limia (batería), Lucía Masnatta (guitarra y voz) y Yanina Silva...

Pin It on Pinterest