La primera temporada logró alzarse con los Globos de Oro como mejor comedia y actor, manteniendo el alto nivel con la segunda. En esta tercera “El método Kominsky” se reinventa pero ofreciendo, de nuevo, una comedia dramática de interés y políticamente incorrecta en estos tiempos que corren donde la vejez es algo que eliminar de la pantalla, supeditando todo a la lozanía y juventud, cosa de la que se llevan quejando múltiples intérpretes, sobre todo actrices, ya que al cumplir más de cuarenta años pierden buena parte de sus papeles, sustituidas por otras más jóvenes e igual de bellas, en un círculo vital donde también sustituyeron a la anterior generación.

En esta tercera entrega, los episodios siguen durando una escasa media hora pero se acorta la duración, ya que pasamos de ocho a seis, comenzando con algo impactante pues el inicio es el funeral de su amigo y confidente Norman. Algo peligroso el eliminar a una de sus estrellas, como es Alan Arkin, pero Chuck Lorre logra solventar el grave problema con buena dosis de ingenio y ofreciendo una visión sobre el duelo y como superarlo de gran agudeza y talento. Además jugando con dos tramas secundarias divertidas (la boda de su hija y los problemas con la herencia de Norman) y alguna un tanto bochornosa, como la de la vecina rusa, más propia de una comedia descerebrada adolescente. A pesar de los pequeños altibajos el tono medio es notable y merced a su ritmo y buen hacer es perfecta para verla del tirón, pues el espectador sólo necesita un poco menos de tres horas de su tiempo para completarla.

Con la eliminación de Alan Arkin, Michael Douglas pasa a ser el único eje vertebrador, otorgando más protagonismo a Sarah Baker y Paul Reiser y con la aparición especial de la otrora “sex symbol” Kathleen Turner, en una especie de remedo femenino del irónico y “cascarrabias” agente Norman. Como alivios cómicos tenemos a Lisa Edelstein y Haley Joel Osment como la hija drogadicta y el nieto líder de la cienciología, en busca del patrimonio del finado, cuyo albacea es Sandy Kominsky. En el capítulo de colaboraciones estelares tenemos la divertida de Morgan Freeman, cuya primera imagen en trabajando en una serie de médico no binario hablando con la jerga inclusiva posmoderna, y la más sentimental de Barry Levinson que desemboca en un final que huele a despedida pero que deja abierta la puerta a una continuación.

Chuck Lorre ha conseguido que los defectos sean disculpables, demostrando la calidad que atesora quien ha perpetrado éxitos del calado de “Dos hombres y medio” o “Big Bang theory”, alternando en la actualidad el “spin off” “El joven Sheldon” y la que nos ocupa. Uno de los nombres mayúsculos en la televisión que por norma general crea comedias de alto nivel. Y más “El método Kominsky” que juega con la desventaja de no poseer risas enlatadas (lo cual agradecemos muchos) y tratar un tema incómodo como es la vejez. En esta tercera temporada hay menos bromas sobre los achaques de la edad, las enfermedades y ese punto de escatología que poseían la anteriores entregas (a pesar de un hilarante momento con una lesión de espalda tras una cópula con una mujer mucho más joven) para centrarse más en la idea de la muerte y el duelo y como afrontar las herencias, lo que hace que no nos fiemos de nadie, ya que ese dinero nos vuelve codiciosos y en muchos casos caprichosos y temerarios. De hecho, siempre he pensado que una millonada puede hacer infeliz si no se sabe gestionar. Todos los que no somos ricos pensaremos que lo primero que haríamos si ganásemos el mayor premio de la lotería sería ayudar a nuestros familiares, ya que el dinero nos sobra, sin reparar que podríamos empezar a crear una pléyade de mantenidos que se enfadarán si en algún momento les decimos que no, por lo que esa red clientelar la tendremos de por vida. Sistema paternalista similar al de ciertos gobiernos con las ayudas económicas a sus súbditos a cambio de votos. Esto no lo cuenta “El método Kominsky” pero había que escribirlo.

El método Kominsky (3ª temporada)

by: Jose Luis Diez

by: Jose Luis Diez

Cinéfilo y cinéfago, lector voraz, amante del rock y la ópera y ensayista y documentalista con escaso éxito que intenta exorcizar sus demonios interiores en su blog personal el curioso observador

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas entradas

Últimos comentarios

  1. Maravilla de lista...muchos d ellos estarían entre mis 100 favoritos pero sería interesante saber los 200 q s quedaron fuera😆

Te puede interesar

Prisoner (Serie de tv)

Prisoner (Serie de tv)

Interesante drama carcelario el que nos propone esta serie danesa, un país que se está convirtiendo por méritos propios en uno de los punteros en Europa, como llevan siéndolo en la pantalla grande desde hace décadas (y no es necesario remontarse a Dreyer pues hace...

Machos Alfa (2ª temporada)

Machos Alfa (2ª temporada)

Alberto y Laura Caballero son nombres fundamentales en la comedia televisiva española contemporánea merced a los sucesivos éxitos de “Aquí no hay quien viva” y “La que se avecina”. Dos series que aunaban talento a raudales por sus estupendos guiones ubicados en un...

Abigail

Abigail

La pareja de cineastas formada por Matt Bettinelli- Olpin y Tyler Gillet se han convertido por méritos propios en especialistas en cine de terror moderno, tras ofrecernos su segmento en la coral “V-H-S”, su debut en “El heredero del diablo”, su confirmación con el...

La mesita del comedor

La mesita del comedor

Escuchábamos no hace mucho a su director Caye Casas, hablar en la sección “El 7º centinela” del podcast “El centinela del misterio”, con José Manuel Serrano Cueto (uno de los divulgadores más interesantes del panorama cinematográfico patrio) y sus opiniones revelaban...

Furiosa: De la saga Mad Max (Furiosa: A Mad Max Saga)

Furiosa: De la saga Mad Max (Furiosa: A Mad Max Saga)

 Casi 10 años después nos llega la precuela de Mad Max: Fury Road, la mejore película de acción de lo que llevamos de siglo. George Miller sigue siendo un maestro en las escenas de acción, suya es la franquicia de Mad Max. A sus 80 años sigue en plena forma aunque...

Pin It on Pinterest