La música es mi único triunfo, porque aprendí hace ya algunas lunas que no necesito dar explicaciones ni hacer brindis al sol, sola y únicamente disfrutarla y sentirla, más allá de la opinión del resto, por muy interesante que me pueda parecer a veces. Sensaciones a las que poner voces. Tratados sobre la materia arrinconados y hechos cenizas, prevaleciendo ese espíritu liberador y redentor que permite a la mente divagar y escapar por senderos imaginarios donde a nadie se le ocurriría jamás colocar una puta frontera. Y es que estas están ideadas única y exclusivamente para separar, por eso abogo por su demolición como fe de vida, como ideología proscrita y verdadera. Banderas creadas para secar las manos, porque no creo en ellas pero sí en los himnos, esos que salen de las mentes de aquellos tocados con la gracia de ser capaces de componer una canción. Como los almeriense Stay To Sleep. Encasillarlos no es mi menester, porque las etiquetas como las fronteras me producen tanta descomposición como pereza. En una creencia verdadera de que  la música solo se divide en la que me gusta o no, todo lo demás me sobra, si no es capaz de calar hasta el tuétano. Stay To Sleep lo hacen, con este primer larga duración, después de un anterior ep en el que demostraban alinearse en el bando correcto, que es el mío pero no tiene porque coincidir con el tuyo.

La voz de Noe Grimes, junto a esos riffs rocosos de Christ O. Rodríguez y María Makia, capaces de mezclar omnipresencia con la densidad de sus atmósferas. La ya conocida «Semen up» abre el disco. Ese equilibrio entre rocosidad y tensa calma les queda de maravilla. «Insane» se desenvuelve en aquello que gustan en llamar shoegaze, que no es más que esa bendita mezcla de oscuridad, distorsión y melodías bien construidas, que aquí se dan cita sin que ninguno de sus ingredientes quede por debajo del nivel de los otros. Si la guitarra preserva la fiereza, y la voz las atmósferas embriagadoras, no es justo dejar de destacar el trabajo de Amara Baila y Tony Linares, cerrando un círculo donde encajan a la perfección todas las piezas. En «Lucky» muestran su faceta mas enérgica aspirando aíres del rock de los noventa. El comienzo de «Twilight» nos introduce en parajes propios del post rock antes de encaminarse hacia elementos más pop para los que se convierten en necesario protagonista el trabajo instrumental. «Donna» nos hace un guiño con ese riff hacia sonidos más clásicos, elementos psych que casan perfectamente con el trabajo melódico vocal. «The Fog» se acerca a orillas del indie, con un sonido más vital y alegre, apostando por la fuerza bien controlada.

Regresa la oscuridad de la mano de «Puppet» que retrae influencias post punk y góticas, con un sonido contundente al que introducen tensas calmas para terminar con una interesante alternancia. «Headbreaker» retoma el pulso desértico con el que abren el disco y con una parte central sencillamente genial. Cierra el disco «Underground»,  un medio tiempo de fina textura y escogida sensibilidad. Stay To Sleep salen ganadores de este primer larga duración, confirmando lo que dejaban ver en su e.p. de debut. El gran manejo de las atmósferas con las que bañar sus canciones, es su principal victoria.
 

STAY TO SLEEP – Blow a wish

by: Carlos tizon

by: Carlos tizon

Licenciado en el arte de apoyar el codo en la barra de bar. Comencé la carrera de la vida y me perdí por el camino, dándome de bruces con el rock and roll. Como no pude ser una rock star, ahora desnudo mi alma cual decadente stripper de medio pelo en mi blog, Motel Bourbon.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas entradas

Últimos comentarios

  1. Maravilla de lista...muchos d ellos estarían entre mis 100 favoritos pero sería interesante saber los 200 q s quedaron fuera😆

Te puede interesar

Aeons – The Ghost Of What We Knew

Aeons – The Ghost Of What We Knew

Con esta amplia disponibilidad de música que tenemos actualmente y los que huimos de los logaritmos que tienen las plataformas digitales a la hora de recomendar música según lo que escuchamos, siempre nos llevamos una buena sorpresa cuando nos llega una banda nueva,...

Kinki Boys – El país de las maravillas

Kinki Boys – El país de las maravillas

Está feo juzgar un libro por la portada, y más que lo diga yo (aunque la portada de Candelarias de la Virgen es magnífica), pero hay portadas que dicen mucho. El flamante nuevo disquito de los Kinki Boys pone una foto de lo que parece el centro de una ciudad, casas...

Los Deltonos – Evolución

Los Deltonos – Evolución

A la vez que surgen callos en las manos y canas en el pelo, uno se va dando cuenta de que no existe necesidad de perderse en rodeos o tratar de emular ser otro para decir lo que se pretende, por miedo a salirse no ya del patrón auto establecido, sino de aquel donde...

Holycide – Towards Idiocracy

Holycide – Towards Idiocracy

Cuando hablamos del Thrash Metal actual de nuestro país, los primeros nombres que nos vienen a la cabeza son Angelus Apatrida y Crisix, pero el tercer lugar en el cajón suele estar muy discutido dependiendo si te decantas por el Thrash más suave o prefieres el más...

Falefou – FOUNKYFLEXION

Falefou – FOUNKYFLEXION

Hay ocasiones en las que uno tiene que desactivar el cerebro. No sé al resto del mundo, pero a mí me pasa cuando me ataca el síndrome del impostor. Tengo todo el tiempo la sensación de ser un bocachancla, de hablar por hablar dándome ínfulas, y cuanto más lejos estoy...

Pin It on Pinterest