Tras alzarse recientemente con el honor de ser el grupo a nivel mundial que más discos físicos ha vendido en España, el Metal albaceteño de ÁNGELUS APÁTRIDA (Guillermo Izquierdo a la Voz y a la Guitarra, David Álvarez a la Guitarra y a los Coros, José Izquierdo al Bajo y a los Coros y Víctor Valera a la Batería y a los Coros), aterrizó en Madrid presentando en una doble sesión el Thrash Metal puro que llevan desarrollando desde hace aproximadamente 20 años a través de una larga lista de discos de los cuales ofrecieron algunos temas junto con los nuevos recién estrenados pertenecientes al nuevo álbum que han compuesto durante la pandemia y que se ha lanzado al mercado en febrero del presente año 2021 bajo el nombre de Ángelus Apátrida.

               

Tras hacer un sold out en La Riviera para la segunda sesión que tuvo lugar a las 21:00 horas del pasado sábado 20 de marzo, el cuarteto decidió abrir un nuevo pase ese mismo día a las 18:00 horas para no dejar fuera a nadie en lo que era su primera aparición en directo tras un año marcado por confinamientos y restricciones. 

                Con estricto cumplimiento de todas las medidas de aforo y seguridad vigentes, los de Albacete afrontaron un concierto con músculo, valentía, empaque, resolución y una potencia en sonido y luces que, junto con la propia presencia escénica de la banda, se convirtió en toda una declaración de intenciones, demostrando casi lo obvio, la excelente calidad de esta formación y la fuerza vital que transmiten encima de las tablas además de la sobrada capacidad que tienen para movilizar a sus incondicionales dentro de un género musical que incluso dentro del Metal no es el más masivo.

               

ÁNGELUS APÁTRIDA cuenta con prácticamente la misma formación desde sus inicios, con algunos cambios muy puntuales en los comienzos tanto en lo que a algunos de sus miembros de refiere como también a cambios en su estilo, ya que abandonaron el Power Metal de sus primeros pasos por un consolidado acercamiento a bandas como SLAYER, MEGADETH, OVERKILL o ANTHRAX, un camino que no sólo no abandonarían sino que incluso fueron puliendo y matizando hasta consolidar una línea propia, llevando a sus trabajos altas dosis de energía que siempre han ido engrandeciendo con aportaciones personales, convirtiendo sus composiciones en algo particular y especial que sus fans han sabido agradecer a modo de seguidores fieles apoyando al grupo con ortodoxia, cerrando filas con la banda y convirtiendo a la misma en una formación que ya podemos decir es de culto, además de tener la peculiaridad de sonar con la misma fuerza tanto en los discos como en los directos.

               

Antes de que se iniciase el espectáculo, pudimos observar que el escenario contaba con el logo de la banda a tamaño gigante a sus espaldas y ya de inicio con un público impaciente que con tan sólo ver esa imagen comenzó a descargar la adrenalina acumulada, aunque sentados en sus asientos y así empezaron los acordes de una Intro de tintes épicos que permitió salir como una explosión a la banda, ocupar sus respectivos lugares y sin más miramientos empezar con la descarga de un Set List compuesto por quince temas de pura «tralla» que abrió «Indocrinate», una canción de su último disco cargada de rabia que cuenta con videoclip oficial y que comenzó a sonar junto a un baile de focos que cayó sobre el escenario como una ráfaga, dejándonos ver perfectamente a la batería subida sobre una tarima con Víctor al frente de las baquetas que golpeaban a capricho con fuerza mientras Guillermo empezaba a mover a la gente con su voz grave y profunda, haciendo que el público comenzase a levantar las manos ya de entrada y a mover las cabezas a modo de molinillo en apoyo total a lo que estaba ocurriendo en el escenario, donde se mantuvo un sonido potente durante toda la actuación y que contó también con un juego de luces que engrandecieron el show.

               

Con un «muchas gracias Madrid» pronunciado por Guillermo, un frontman que no paró de agradecer, saludar, preguntar, explicar los temas y marcarse varios speech que lograron la química con la gente, se arrancaron a por el segundo de la noche titulado «One Of Us» con la voz de Guillermo contundente, perfectamente árida, sin resquicio a arrugas y que él mismo acompañó con acordes rítmicos, dejando punteos de infarto a cargo de David quien apoyó en varias ocasiones su guitarra en la pierna y la pierna en el altavoz para tocar con más dureza si es que era posible, porque la velocidad de muñeca que presentó junto a sus compañeros durante todo el concierto fue imparable e incluso difícil de seguir con la vista.

                Con este primer punteo salvaje llegaron por parte del respetable los primeros gritos de «eh, eh, eh» pautados por la batería, la cual apoyó una letra enérgica que clavó Guillermo con algún juego gutural en su voz que notamos tal vez algo evolucionada al escucharse más medida, muy elaborada y siempre flanqueada por los más que cuadrados y enérgicos coros de David y José lucidos por la brillantez visual que aportó una cuadrícula de luces rojas que adornaron un tema en el que el cuarteto no tuvo piedad, sonando los mástiles como un cañón acompañados de riffs siempre muy marcados y bien diferenciados del ritmo de las seis cuerdas que ambos guitarristas combinaron a la perfección, algo que la banda siguió aplicando en «Bleed The Crown», tema con el que nos llevaron de nuevo al último disco con batería certera, protagonismo del bajista que se dejó la piel y los dedos en sus cuatro cuerdas, frases compactas, cortas, lapidarias, ritmo trepidante marca de la casa y apreciamos unas percusiones más acentuadas y punteos brutalmente rápidos que engrandecieron con un headbanging que ellos mismos fueron turnándose animados por los aplausos de un público totalmente entregado.

               

En «Vomitive», tema antiguo sobradamente conocido por los seguidores de la banda, el cantante se dirigió hacia el bajista y ambos se miraron enfrentados en pleno desafío de punteos y ritmos mientras David se aferraba en solitario a los arpegios de sus seis cuerdas y de nuevo atacaba Guillermo, en este caso con contundencia de graves mantenidos durante todo el tema en una línea que cambió en relación con la canción anterior pero que siguió contando con las manos en alto de la gente que llenaba la sala y que eran enfocados de vez en cuanto por ráfagas de luz directa que permitían ver la pasión con la que desde abajo se estaba viviendo el espectáculo y la involucración que tuvieron los allí presentes durante los cuatro minutos que duró un tema que estuvo acompañado por un potente juego de luces amarillas, blancas, rojas y violetas que empastaron perfectamente con los punteos no menos empastados de ambos guitarristas junto con los de José, terminando esta canción con un final de vértigo y agradecimientos de Guillermo con las manos abiertas hacia la gente y así, sin que parase la música, enlazaron con «Of Men And Tyrants» con la que bajaron algo el trepidante ritmo y cogieron un alto protagonismo los coros del bajista, dando redondez a este tema que contó con una gran solidez gracias a una interesante sucesión de notas cortas y rápidas magistralmente gestionadas por David.

               

Con «Childhood’s End» encararon el sexto tema de la noche, encargándose Guillermo de explicar que la letra era de alto contenido social al hablar de la muerte digna y que fue muy ovacionado por el público junto con los dos siguientes, «Downfall Of The Nation» cargado de riffs por parte de David y con molinillo de cabeza a cargo del cantante, ya que el tema cuenta con partes instrumentales más largas que fueron aprovechadas por Guillermo para arrancar notas a su guitarra y movimiento a su cabeza, mientras afrontaron aquí un sonido muy americano, más apaciguado y más mantenido sin muchos cambios bruscos y donde disfrutamos de los tres en primera línea de la escena frente a sus respectivos micrófonos en una visual arrolladora, con toda la potencia que la imagen de esta banda transmite en escena ante un público que empezó a corear el nombre del grupo para dar comienzo a «Violent Dawn», tema que imprimió una especial personalidad a las voz más opaca de Guillermo y que afrontó junto con los rotundos coros de sus compañeros, volviendo otra vez al nuevo disco con «We Stand Alone», canción que nos sigue mostrando como las letras de reciente creación mantienen o potencian temas con mensaje social de interés junto con mensajes de ratificación personal y humana, acompañados por una voz menos oscura y con más agudos mantenidos puntualmente y un elenco de graves que dejaron momentáneamente a los guturales de lado, presentando un tema fresco dentro del Thrash que ellos desarrollan y que puso de manifiesto el virtuosismo de David al enfrentarse durante gran parte de la canción tanto al grueso de la rítmica como al grueso de los punteos.

                La noche subía de potencia, el público vibraba y las luces no dejaron descansar los ojos en ningún momento, acompañado todo ello de temas como «End Man», «Serpents On Parade» y «Give’Em War» antes de meterse con «Versus The Word», al que Guillermo acompañó con su propio punteo trasladando a la canción un ritmo frenético con imparable muñeca y punteando las seis cuerdas mientras un foco blanco ofrecía todos los detalles de su figura arrancando notas y el resto del escenario se teñía de rojo para dar viveza a ese solo de velocidad imparable, todo ello junto a una voz con empaque que seguía desgranando el tema en ocasiones más guturalizada y que finalizaba el cantante levantando las manos para recibir la ovación de la gente que aplaudió esa entrega, pidiendo que el espectáculo continuase ante el anuncio de despedida de la banda, por lo que regalaron a sus incondicionales dos bises impresionantes de la mano de la puntera «Sharpen The Guillotine» con la que alzaron los puños para animar al público a seguirles con fuerza en un final que llegó con su ya clásico «You Are Next», terminando con ella de forma apoteósica y redondeando así un brutal y deseado concierto mientras apuntaban con sus guitarras al cielo, al público y entre ellos, dejándose llevar por la rabia contenida de todo este tiempo y por la demostración de admiración que les hizo el público, del que se despidieron con redoble de batería, reparto desde el escenario de púas y baquetas y la sensación de que volverán pronto y si cabe más fuertes.  

SET LIST

«Indoctrinate»

«One Of Us»

«Bleed The Crown»

«Vomitive»

«Of Men And Tyrants»

«Childhood’s End»

«Downfall Of The Nation»

«Violent Dawn»

«We Stand Alone»

«End Man»

«Serpents On Parade»

«Give’Em War»

«Versus The Word»

«Sharpen The Guillotine»

«You Are Next»

by: montserrat

by: montserrat

Licenciada en Geografía e Historia, concretamente Medievalista. Enamorada del siglo XIX y de Lord Byron. Empedernida lectora con vocación de escritora, apasionada del teatro, actriz ocasional, cinéfila de la V.O.S. e incansable viajera. En general disfruto de la vida aun teniendo que dedicar parte de ella al trabajo que me permite mantener caprichos ocultos y vicios conocidos, deleitándome sobre todo con mi auténtica pasión: el Heavy Metal que rompe corazones, cabezas y esquemas.

2 Comentarios

  1. Sonia Sánchez

    Fantástica crónica en palabras e imágenes!

    Responder
  2. Montserrat Calvo

    Gracias Sonia 🙂 Fue un concierto potente musicalmente hablando, al que acompañaron unas luces de lujo y un sonido sin fisuras. Orgullosa también de que la banda haya puesto en su Facebook Oficial una de las fotos que hice para esta web. Un saludo

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas entradas

Últimos comentarios

  1. Maravilla de lista...muchos d ellos estarían entre mis 100 favoritos pero sería interesante saber los 200 q s quedaron fuera😆

Te puede interesar

Crónica de la segunda jornada del Z Live (Zamora, 14-06-24)

Crónica de la segunda jornada del Z Live (Zamora, 14-06-24)

Comenzábamos esta segunda jornada visitando algunos de los monumentos esenciales del románico zamorano y, como es natural, probando algunas de sus exquisiteces gastronómicas como la grandiosa tortilla de callos para entrar con el estómago lleno ante una segunda...

Crónica de la primera jornada del Z Live (Zamora. 13-06-24)

Crónica de la primera jornada del Z Live (Zamora. 13-06-24)

El Z Live se está convirtiendo por méritos propios en uno de los festivales más al alza en el panorama nacional, ya que a unos carteles magníficos se suma lo acogedor que resulta su situación en la ciudad de Zamora, joya del románico castellano- leonés, prácticamente...

Pin It on Pinterest