Al inicio de la reseña dedicada a la miniserie de Park Chan-Wook sobre «La chica del tambor» , recordábamos algunas de las adaptaciones más importantes que se han hecho sobre una de las figuras claves en la literatura de espionaje. Hablamos de John Le Carré, uno de esos nombres que solo pronunciarlos nos evocan agentes de inteligencia, rebuscadísimos planes para acabar con organizaciones criminales internacionales y espías de todo tipo.

Dentro del catálogo de Amazon Prime Video aparece esta corta serie de seis episodios sobre “El infiltrado”, libro de los noventa del autor inglés que hasta ahora no se había trasladado a imágenes. En su momento, la serie está realizada en 2016, consiguió múltiples galardones, coronándose en los Globos de Oro de 2017 con tres de sus cuatro nominaciones (mejor actor, actor secundario y actriz secundaria), ya que no pudo alzarse con el de mejor miniserie, cayendo ante la primera temporada de “American Crime Story”, la dedicada al crimen y juicio de O.J. Simpson. Todo comprensible, pues los seis episodios son más interesantes por lo que se cuenta que por cómo se cuenta. Nos explicamos: la intriga es magnífica, con una historia atrayente sobre un ex soldado británico que ha conseguido la tranquilidad necesaria como director de hotel en el turno de noche, recabando en uno de los más lujosos de El Cairo. Allí conoce a una mujer, amante de un traficante local de la que se enamora. Con el asesinato de la chica, emprende un nuevo camino que le lleva a ejercer su profesión en un apartado cinco estrellas de los Alpes suizos. La casualidad hace que tenga que atender a quien ordenó el crimen de su antiguo amor, lo que aprovecha una pequeña agencia de la inteligencia inglesa para reclutarle e introducirle en la organización. Una trama atrayente, con presupuesto suficiente que nos lleva a El Cairo, Londres, las montañas suizas, Madrid, Mallorca o la frontera de Turquía con Siria. Bien interpretado pero con una realización mejorable. Ese es el gran “hándicap”, pues su responsable Susanne Bier demuestra mejor hacer con la dirección de actores que con los planos y el ritmo, ya que en algunos momentos la edición parece atropellada, con imágenes montadas demasiado aprisa, sin pausa y sin demasiados alardes técnicos ni riesgo, limitándose a secuencias fijas sin casi movimiento. Y eso que Bier, comenzó pegando fuerte al convertirse en una de las integrantes del Dogma 95, aquella broma ideada por Thomas Vintenberg y Lars Von Trier, a la que se adhirieron otros cuántos directores (sin el talento de los dos fundadores) pero que les permitió darse a conocer con ínfimos presupuestos. Tras esto consiguió una nominación al Oscar con “Después de la boda” y la preciada estatuilla con “En un mundo mejor”, aunque su paso a Estados Unidos no ha sido lo esperable, pues tras la mediocre “Serena”, solo ha sido principal responsable en esta serie y la cinta de Netflix “A ciegas”. Poco bagaje.

Se entiende porque su académica dirección no aporta nada, limitándose a ir sobre seguro aunque todo el elenco está fabuloso, encabezados por un Tom Hiddleston soberbio, ganando “muchos puntos” para encarnar al próximo James Bond, un Hugh Laurie excepcional, un villano con entidad, uno de esos tipos elegantes y sarcásticos que solo desean dinero y poder a cualquier precio y unos secundarios donde destaca una embarazada Olivia Colman, acompañada de eficientes roles para Elizabeth Debicki, Tom Hollander, Tobias Menzies y nuestro Antonio De La Torre. Todos ellos son lo mejor de un entretenimiento que en manos más capacitadas, como sucedía en “La chica del tambor”, habría sido otro ejemplo de lo fabulosas que son las alambicadas tramas de John Le Carré, uno de esos autores que nos trasladan a un mundo con otras formas y cultura, con gente culta, refinada y elegante, lejos de la vulgaridad y el pensamiento laxo de los tiempos que corren en la actualidad. “El infiltrado (The night manager)” no es la panacea y está lejos de los mejores resultados obtenidos con los libros del escritor británico pero sigue siendo un entretenimiento válido y hará pasar unas agradables horas a quien decida darle una oportunidad.

 

 

 

El infiltrado (the night manager)

by: Jose Luis Diez

by: Jose Luis Diez

Cinéfilo y cinéfago, lector voraz, amante del rock y la ópera y ensayista y documentalista con escaso éxito que intenta exorcizar sus demonios interiores en su blog personal el curioso observador

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas entradas

Últimos comentarios

Te puede interesar

Beekeeper, el protector

Beekeeper, el protector

El cine de “vigilantes” o “justicieros” tuvo su época de gloria en Estados Unidos en la década de los ochenta del siglo pasado durante los mandatos de Reagan aunque las claves para este tipo de personajes quedaba establecida en los setenta con títulos como “El...

Fallout

Fallout

“Fallout” fue un conocido videojuego de rol creado a finales del milenio pasado. Un clásico del ordenador que ahora rejuvenece con esta adaptación a la pequeña pantalla por parte de Amazon para su canal Prime Video. Algo que en los últimos tiempos parece haberse...

Roger Corman  en diez películas

Roger Corman en diez películas

Con 98 años en su casa de Santa Mónica (California) ha fallecido el productor, actor y director Roger Corman. Todo un referente en el cine de serie B, autor de más de un centenar de películas y descubridor de talentos en la dirección como Coppola, Scorsese,...

Thank you, Goodnight. La historia de Bon Jovi

Thank you, Goodnight. La historia de Bon Jovi

“Thank you, Goodnight. La historia de Bon Jovi” es el que pretende ser el documental definitivo sobre una de las bandas que más éxito han tenido en la historia de la música rock. Unos Bon Jovi que no dejan claro si todavía les queda alguna gira antes de su despedida...

Inmaculate

Inmaculate

Parece que es el éxito de "La monja", un “spin off” de la factoría James Wan, ha revitalizado el caduco cine de posesiones católicas y conventos malditos. Prueba de ello, es la llegada a la cartelera de dos precuelas de clásicos del terror de los setenta como han ...

Pin It on Pinterest