Como siempre, no he podido ver todas las que quería ver, algunas por falta de interés y otras porque las quitan rápidamente de las salas comerciales. De hecho se me han quedado muchas cintas españolas en el tintero (El crack cero, Mientras dure la guerra, La trinchera infinita…) por querer tenerlas recientes para los Goya. Y otras internacionales se me pasaron porque los directores no me gustan o la temática no me atraía. Sin embargo, de lo que he visto, ahí va mi Top 15 que, seguramente, tendrá más errores que aciertos.

 

 

MEJORES PELÍCULAS DE 2019

 

1.- JOKER (Todd Phillips)

Casi todo el mundo estará conforme, pero el descenso a los infiernos de Joaquin Phoenix solo es comparable al de Robert De Niro en “Taxi Driver”. La composición del personaje, la ambientación, la decadencia social y el maravilloso ritmo que impone Todd Phillips a la filmación la hace merecedora de estar entre lo mejor del año, por no decir en el nº 1.

Para los amantes de los cómics se muestra el nacimiento de un personaje mítico en la saga de Batman. La conversión de Arthur Fleck en Joker. Pero para los que no son fans del género, entre los que me encuentro, vemos muchas cosas más. La degeneración de la sociedad, del gobierno, del prójimo, de nosotros mismos, la caída del ser humano llegando a fascinar con la falta de moral.

 

 

 

 

2.- PARÁSITOS (Bong Joon-Ho)

Otra de esas películas que venidas de Corea del Sur nos enseñan que hay otra manera de hacer cine. El director Bong Joon-Ho, responsable de la sobresaliente “Crónica de un asesino en serie” (2003), repite con Song Kang-ho de protagonista para contarnos la historia de una familia que, sin trabajo y viviendo como pueden, se infiltran en la casa de otra familia adinerada gracias a los engaños que van tejiendo para ir colocando al hijo, hija, padre y madre sucesivamente. Tan divertida como inquietante, tan metafórica como pesadilla hecha realidad.

Recibió la Palma de Oro en Cannes y varios premios más por parte de la crítica, siendo nominada en diversos apartados para los Globos de Oro.

 

 

 

 

3.- LOS HERMANOS SISTERS (Jacques Audiard)

Un director francés, autor de obras sobresalientes en su país como el póker “Lee mis labios”, “De latir mi corazón se ha parado”, “Un profeta” y “De óxido y hueso”, debuta en el género típicamente americano y es capaz de llevarlo a su terreno. La complejidad de la historia y de la narrativa armonizan perfectamente, consiguiendo una propuesta notable.

Nombres de la talla de Joaquin Phoenix, John C. Reilly o Jake Gyllenhall se embarcan en esta co-producción que adapta la novela de Patrick Dewitt, logrando que la visión europea llegué a los inmensos paisajes norteamericanos. Trata con destreza y cariño al western, y llegó a ganar el premio al mejor director del Festival de Venecia.

 

 

 

 

 

4.- DOLOR Y GLORIA (Pedro Almodóvar)

No, no es lo mejor de Almodóvar, ni de lejos, pero sí considero que es lo mejor de Banderas, de lejos. Reconozco que no soy nada fan de la carrera del actor malagueño, y que muchos de sus trabajos en Hollywood están sobreactuados y plagados de clichés, pero aquí demuestra que ahí debajo hay un actor, un gran actor.

Almódovar cuenta la historia de Salvador Mallo, un director en su ocaso y horas bajas que recuerda su existencia a base de reencuentros y flash backs. No conocemos personalmente al director manchego pero, probablemente, haya mucho autobiográfico en su texto.

 

 

 

 

 

 

 

 

5.- ROCKETMAN (Dexter Fletcher)

Ya lo dije en su momento, quizás las películas biográficas sobre músicos no sean más que una moda, pero apartada la mítica, “Rocketman” es 100 veces mejor película que “Bohemian Rhapsody”.

La interpretación de Taron Egerton es sobresaliente y el ritmo y profundidad de lo que cuenta ahonda en la vida y talento del protagonista. Quizás peque de excesivamente nostálgica, pero en este tipo de films es casi obligatorio.

 

 

 

 

 

 

 

 

6.- SOMBRA (Zhang Yimou)

Yimou vuelve a demostrar que tiene un talento especial para combinar el talento cinematográfico con el puramente sensorial, rodando una cinta donde el impacto visual va de la mano del progreso narrativo coherente.

La demostración de poder surgida del color engrandece la filmación, convirtiendo las sucesivas traiciones en ocasiones para demostrar su ingenio y valía.

Desde sus imponentes inicios con “Sorgo rojo”, “La linterna roja” o “Vivir”, pasando por su etapa más intimista con “Ni uno menos” o “El camino a casa”, o la más espectacular con “Hero” o “La casa de las dagas voladoras”, Zhang Yimou no deja indiferente a nadie y se ha convertido en el director chino más mediático e internacional por mérito propio.

 

 

 

 

 

7.- HISTORIA DE UN MATRIMONIO (Noah Baumbach)

Noah Baumbach nos cuenta la separación de una pareja artística, tanto a nivel personal como profesional, que se diluye en su propia vida (recuerda a su unión y divorcio con Jennifer Jason Leigh). Armado en una gran pareja de protagonistas como Scarlett Johansson (qué gran actriz estamos disfrutando en vida) y Adam Driver (nunca ha estado mejor en toda su carrera), y apoyándose en actores de gran trayectoria en papeles secundarios, como Laura Dern, Alan Alda, Julie Hagerty o Ray Liotta, vemos como un inicio positivista e idealizado va desintegrándose en manos de los abogados, como si de un moderno Kramer vs Kramer se tratara.

 

 

 

 

 

 

 

8.- LOS DOS PAPAS (Fernando Meirelles)

Otra película producida por Netflix que entra en la lista. El director brasileño Fernando Meirelles, responsable de esa maravilla llamada “Ciudad de Dios” y que ya había trabajado para el cine británico como en “El jardinero fiel”, junta a dos iconos de la interpretación de las islas para contarnos la relación tan especial que tuvieron Benedicto XVI (Anthony Hopkins) y Francisco I (Jonathan Pryce) durante los años en que compitieron por el cetro al principio y lo llevaron a la vez (uno como titular y otro como emérito) después. Con diversos flashbacks narra el pasado y presente de Jorge Bergoglio y sus constantes dudas y cambios hasta convertirse en lo que es hoy y sus disputas con el Cardenal Ratzinger antes y después de convertirse en Papa. El guión y las actuaciones son soberbios.

 

 

 

 

 

9.- THE REPORT (Scott Z. Burns)

En la línea de las oscarizadas “Todos los hombres del presidente” o “Spotlight”, pero dejando a la prensa y centrando la investigación desde el punto de vista del Senado norteamericano, el director y guionista Scott Z. Burns nos conduce por una de esas historias poco conocidas de la política estadounidense: el programa de la CIA “Interrogación y Detención” tras los atentados del 11-S. Recordando mucho al cine de Pakula en los 70 y a las conspiraciones políticas que han inundado las pantallas en diversas ocasiones, Adam Driver, que indudablemente está en su año, y Annette Bening convierten este thriller político en apasionante, y rodado con la distancia requerida para su efectismo.

 

 

 

 

 

 

 

10.- PUÑALES POR LA ESPALDA (Rian Johnson)

Divertida y entretenida actualización del universo de Agatha Christie en manos de un director y escritor que apuesta por un plantel deslumbrante y un puñetazo en la mesa con rostro de actriz hispano-cubana llamada Ana de Armas. Inteligente y más que distraída puesta al día del investigador observador en una América en regresión en muchos aspectos de la vida.

El ácido guión, con un ojo puesto siempre en las políticas neoliberales extremas puestas en práctica por el actual presidente estadounidense, da juego a la comicidad que siempre embadurna el drama que vemos.

 

 

 

 

 

 

 

11.- MULA (Clint Eastwood)

Clint Eastwood vuelve a demostrar que está fuera de convencionalismos y vuelve a filmar una cinta emocionante. La dureza del dramatismo va empañada con un halo de comicidad que sobrevuela toda la película, demostrando que su humanidad y clasicismo van de la mano. Bradley Cooper repite con él. El tráfico de drogas casi siempre va tapado por el drama personal que acarrea el personaje que el propio Eastwood encarna.

Casi 40 películas filmadas, y por lo menos una decena magistrales, y a sus 89 años ya tiene otra pendiente de estrenar. ¡Cuánto lo echaremos de menos cuando ya no esté!

 

 

 

 

 

12.- LA SOMBRA DEL PASADO (Florian Henckell Von Donnersmarck)

El director alemán responsable de la fantástica “La vida de los otros” consigue que 3 horas de película se nos pasen en un suspiro con este drama que recorre la vida de un joven alemán que, de niño, vio el ascenso nazi y la IIGM para, de adulto, convertirse en un artista que va atando cabos en su vida. Sebastian Koch da vida al nazi que intenta sobrevivir tras la derrota y Tom Schilling es el chaval cuya vida va enlazando los saltos de guión.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

13.- DÍA DE LLUVIA EN NUEVA YORK (Woody Allen)

Puede que no sea lo mejor de 2019 ni de Woody Allen, pero sí me ha hecho volver a reencontrarme con el Woody Allen que más me gusta. Nueva York, sus obsesiones, sus amores, sus manías, su arte. Allen en estado puro.

Timothée Chalamet, ejerciendo de un Allen joven imaginado, y Elle Fanning como la novia que cae deslumbrada ante Manhattan y todo lo que lleva acarreado (fama, dinero, pasión, orgullo, atención…). Woody vuelve a mostrarnos el Nueva York que ama, paseando por Central Park, el Metropolitan o los clubs de jazz donde puedes tocar el piano. La historia de amor puede que ya sea lo de menos, porque Woody Allen vuelve a enamorarnos con su cine.

 

 

 

 

 

14.- THE IRISHMAN (Martin Scorsese)

Dejamos para el final a dos clásicos. Martin Scorsese vuelve al cine de manera mayúscula. Recurre a grandes nombres como Robert De Niro, Al Pacino, Joe Pesci o Harvey Keitel para relatar la crónica de la vida de Frank Sheeran (DeNiro). Desde su retiro para la 3ª edad recuerda su vida, sus inicios como camionero, su relación con Russell Bufalino (J. Pesci) y su implicación en la vida y muerte de Jimmy Hoffa (A. Pacino). Scorsese resume toda su filmografía en estas 3 horas y media de cine puro, donde no podemos dejar de mirar la pantalla. No es “Taxi driver”, ni “Toro salvaje”, ni “Uno de los nuestros”, ni siquiera “La edad de la inocencia”, pero se cuela directamente en lo mejor de su obra. La aparición de actores de la talla de Anna Paquin, Bobby Cannavale, Jack Huston o Stephen Graham lo emparentan con el cine más reciente, pero la nostalgia, lo que cuenta y cómo lo cuenta hace que la paleta de Scorsese se encumbre entre los grandes de manera definitiva y absoluta.

 

 

 

 

 

 

15.- ÉRASE UNA VEZ EN… HOLLYWOOD (Quentin Tarantino)

Tarantino vuelve con otra muestra nostálgica del Hollywood de los años 60 y 70, uniendo a Leonardo Di Caprio y a Brad Pitt mientras la familia Manson siembra el caos en Califormia y vuelve a dar en el clavo con la BSO.

El reparto es tan deslumbrante que agota, la variedad musical que da a las distintas escenas abruma y el ritmo varía según lo que muestra. Tarantino sigue siendo Tarantino y, aunque huele a recorte en la sala de montaje o posible secuela o serie de tv posterior, la magia sigue presente.

 

 

 

 

 

Una Respuesta

  1. Avatar
    María Muñoz Delhom

    ¡Menuda lista más completa, Edu! Es una fuente de sugerencias para poder ver buen cine, que hoy en día no es fácil. Gracias por compartir tu valoración del 2019. Un abrazo.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.