Me confieso un buen fan de los californianos, su forma de atacar el southern que aúna respeto por la manera clásica de interpretarlo con hacerlo sonar tan fresco me tiene ganado. Además de no tener miedo de regar su sonido con otras influencias, el anterior disco contaba con muchos cortes donde el funk se dejaba sentir más que el rock sureño, pero para nada faltos de calidad. Pensaba un servidor que sería ese su nuevo camino, pero en este “Take Me Higher”, su quinto trabajo desde el estudio, retoman la senda del southern, pero sin olvidarse de ponerle mas ingredientes al conjunto.

Abren fuego con el tema que da nombre al disco, que si bien suena fuerte, rockero, cuenta con un estribillo con unos coros de lo mas adictivos, gran tema para comenzar. Le meten peso con la poderosa Goin Down, que además cuenta con un interesante solo de guitarra, sonido marca de la casa. En Makes Me Wanna Yell y Goodbey Baby utilizan esa parte que se asemeja a la manera clásica de atacar el southern, pero manejando de manera sobresaliente la utilización de los coros que en esta banda es una de sus muchas virtudes. Y después de lo clásico vuelve la mezcla, dejando un maravilloso funky en unos escasos tres minutos de incitación al baile con Something To Remenber Me By. Pero aunque lo estemos pasando en grande, no viene mal un descanso, Coming Home, donde las teclas de Steve y la voz de Jon toman el mando para atacar un medio tiempo, elegante e intenso, feeling al poder. Cerca de nueve minutos de instrumental, Cannonball, que bien intuimos que si la llevan al directo puede superar los diez minutos, jam band, desarbolos instrumentales, libertad en el escenario, espíritu Allman Brothers en el ambiente, maravillosa. Llega el final, 32 minutos maravillosos, creo que entre 30 y 40 minutos es la duración ideal de un disco, nada sobra, nada falta. Y para cerrar esa poco más de media hora, Red, White and Blood, rítmica, con peso, pero pegadiza, como digo al principio, una virtud especial para sonar clásicos y frescos al mismo tiempo.

 

Robert Jon And The Wreck – Take Me Higher (2019)

by: Santi Buddy Wolf

by: Santi Buddy Wolf

Desde bien temprano me gusto la música, y busque sin parar, hasta que mi camino me cruzo con el rock, y desde entonces no parado de indagar y escuchar tanto hacia atrás dirección al blues, hasta sonidos mas actuales. Y todavía sigo en ello

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas entradas

Últimos comentarios

Te puede interesar

John Serrano – Alive

John Serrano – Alive

Se supone que hay que pensar antes de escribir, aunque los textos poéticos anteceden al pensamiento. Así que lo que voy a hacer es escuchar las canciones de este magnífico disco que se publicará el día 24 de este mes, para soltar mi mente y comprobar qué efecto tiene...

Blue Öyster Cult – Ghost Stories

Blue Öyster Cult – Ghost Stories

Anuncian nuevo disco de los veteranos Blue Öyster Cult y yo me entusiasmo.  Normal, luego de verlos volver a la vida de una forma tan tremenda con su disco del 2020 “The Symbol Remains”.  Habían pasado 20 años desde su último lanzamiento y lo hicieron muy bien, con la...

Greyhawk – Thunderheart

Greyhawk – Thunderheart

No me voy a esconder ni aunque me fuera la vida en ella. El heavy metal de corte netamente ochentero de los norteamericanos Greyhawk. Los sonidos propios de la forma y manera de entender el heavy metal se hacen visibles a través de las canciones de este...

The Violet Cluster – Five Are Coming (EP)

The Violet Cluster – Five Are Coming (EP)

La banda murciana The Violet Cluster nos hace llegar su nuevo EP “Five Are Coming”, tras su EP debut homónimo del 2023. The Violet Cluster se formó en el 2019, con las inquietudes musicales de sus miembros fundadores Yolanda Pedreño (voz) y Patxi Navarro (guitarra)....

Prince: “The Black Album” (1987-1994)

Prince: “The Black Album” (1987-1994)

 Ya lo dijo Bowie: "Los 80 pertenecen a Prince". Cierto que Michael Jackson era una estrella más masiva, pero la creatividad de Prince no tenía rival. Mientras Jackson sacaba un disco cada 4 años bajo la batuta de Quincy Jones y Epic Records, Prince sacaba de quicio a...

Pin It on Pinterest