La batalla no sólo se luchaba en el suelo. También las canciones buscaban ese perfecto ritmo. Un beat que produjese la energía suficiente para elaborar todos esos movimientos con potencia, velocidad, precisión, chulería y desparpajo. Si no, no era break dance. El potenciómetro de la confianza debía estar al máximo nivel.

De los barrios marginales y bajo la presión social del momento, surgieron diferentes movimientos culturales como el hip hop, y el break dance, en el que musicalmente nos vamos a centrar hoy. Uno de los géneros el electro rock, que aprovechó la explosión de creatividad que se vivió en la música, allá por los años ochenta. Inspiración que también llegó a los breakers en forma de baile. En forma de expresión corporal de potencia. Una manera de canalizar la agresividad de los jóvenes, para convertirla en precisión, control y sentido de la estética.

Tres fueron las películas más representativas. Unos films que intentaron plasmar el concepto del break dance. Beat Street (1984), Breakin’ (1984), también en su segunda parte Breakin’ 2 Electric Boogaloo y Street Dance (1984).

Los encargados y más conocidos bailarines que llevaron este espectáculo por todo el mundo fueron los protagonistas de las dos películas de la saga Break Dance. Shabba Doo, Michael Chambers y Lucinda Dickey, actriz conocida también por participar en alguna película de artes marciales. También se ve en unas primeras apariciones al famoso cantante de rap Ice-T, como dj en las batallas entre bandas que aparecen en los films, con canciones como Tibetam Jam o Reckless.

 

 

Incluso los alemanes Kraftwerk, asoman en una de las películas con su éxito Tour de France. Canción en la que Michael Chambers (Turbo) baila con una escoba mientras barre el suelo de la calle.

 

 

Aunque, Street Dance, es la más inicial, a mi modo de ver, en cuanto a música, vestimenta y dificultad de movimientos, Break Dance o también llamada Breakin’ ahonda más en la filosofía callejera del hip hop y el street dance o break dance, con una más innovadora representación artística, si bien, la dificultad de los movimientos, todavía no había alcanzado el nivel de espectacularidad, que en Beat Street sí se da, como se puede ver en la batalla más representativa de su película. Donde dos grupos de jóvenes compiten por ver quién es el que mejor lo hace y deja sin ideas a los contrincantes, con la famosa canción de Arthur Baker de fondo Breaker’s Revenge. Una jamesbrowniana melodía que activa las endorfinas desde el minuto uno.

 

 

Esta hola cultural llegó también a nuestro país en aquellos años, y el programa Tocata, presentado por Ana Arce y Jose Antonio Abellán, fue el encargado de llevar el concurso de break dance a las pantallas de todos los españoles que amábamos este género musical.

Un concurso en el que sonaban canciones como Clear, de Cybotron, Street Dance de Break Machine, o  también llamada coloquialmente, canción del silbidito. Quizá el grupo más prolífico en este estilo de música fueron Afrika Bambaataa. Aunque hay otros dj’s destacables al mismo nivel artístico como The Egyptian Lover, L.A. Dream Team, Herbie Hancock, Man Parrish o Grandmaster Flash y Melle Mel. Canciones que están en la memoria de todos y que he conseguido rescatar en una lista de música que os pongo más abajo. No están todas las que son, pero son todas las que están. Quiero decir que son versiones originales. Si bien algunas no están en spotify, las he añadido como archivo local, para que las podáis descargar a través de Videoder.

Una época dorada que no volverá. Hoy en día todo se ha vuelto más sofisticado en cuanto a música y movimientos de baile. Unas acrobacias espectaculares que parecen imposibles de realizar. Una muestra de potencia, habilidad y control como ninguna otra disciplina de baile puede plasmar, ni plasmará jamás.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Comparte

cuéntaselo a los colegas