CRÓNICA DEL 10º ANIVERSARIO DE JOLLY JOKER – SALA 16 TONELADAS, VALENCIA 25/05/2019

30 May 2019 | Crónicas, Opinión | 5 Comentarios

Me lancé casi 2500 kms para estar en el décimo aniversario de Jolly Joker. Algunos lo hacen por AC/DC, Rush o Metallica, otros lo hacemos por grupos tan vergatarios como los valencianos (y digo otros porque se que no fui el único que se pegó un largo viaje para este concierto). La cosa es que los astros confluyeron para que pudiera viajar, desde Oslo hasta la Capital del Turia, para acompañar en su aniversario a una de las agrupaciones más en forma del panorama español.

 

[divider]10º ANIVERSARIO[/divider]

 

Alrededor de 6 años tenía sin poder ver a Jolly Joker. Fui testigo de sus inicios y de cómo fueron creciendo concierto a concierto hasta que lanzaron su primer disco «Sex, Booze & Tattoos». He tenido el honor de haber vivido en Valencia durante una época especial, épica, donde me di el lujo de ver nacer, crecer (e incluso morir) combos tan geniales como Babylon Rockets, Uzzhuaia, The Stone Circus y los aquí nombrados. Créanme si les digo que para mí este viaje y este concierto no era simplemente un aniversario, era la celebración de muchas cosas.

 

 

La celebración de la música. Aunque las cosas cada vez están más peludas para los músicos y los tributos se han convertido en el nuevo depredador del mercado, nuestros amigos apuestan por la música original, la creatividad y el espectáculo.

La celebración de la gente. Aún hay público que apuesta por las bandas locales, que piensa que sus ídolos pueden también ser sus colegas y que admira y no idolatra a personajes encumbrados de forma artificial por los medios.

La celebración de la vida. Estamos quienes hemos lidiado con la enfermedad y la muerte y la hemos toreado justamente por este tipo de cosas y por este tipo de momentos. Hemos luchado a brazo partido para continuar en la brecha porque sabíamos que, al fondo a la derecha, después de mucho trajinar la vida vale la pena vivirla por momentos como este.

 

 

Jolly Joker salieron a escena con un montaje digno de un grupo que sabe que el espectáculo va un poco más allá de la música. Telón de fondo con la portada de su nuevo disco «Never Say Forever», letrero de luces con el nombre de la banda y, por supuesto, la imagen que ellos trasmiten. Sin embargo, ya desde el principio hubo un primer cambio. Quienes salieron a escena fueron la primera encarnación de Jolly Joker; junto a Lazy Lane y Janick salieron Kickstars en la batería y Andy al bajo. Solo faltaba Eddie a la guitarra rítmica para completar el cuarteto que grabó aquel celebrado primer disco. Al parecer algunos inconvenientes familiares impidieron que viéramos la resurrección de este trabuco que tan buenos recuerdos nos dejó en su momento. De esta primera parte, me quedo con el tremendo arranque que dieron con la inconmensurable «Damage» y el primer disloque de cuello con «Fuck It All» para mi gusto dos de las canciones más acojonantes de ese primer disco.

Después de una breve espera a ritmo acústico de «I Remember You» de Skid Row, la actual alineación se subió a escena y vimos lo que para mí es el verdadero Jolly Joker. Tengo que reconocer que me gustó ver la versión original de Jolly Joker, pero apenas arrancando ya con Luke al bajo y Alex a la batería, arrasaron con todo. Se notan las horas de ensayo, se nota el rollo que llevan entre ellos e incluso se nota en la forma de tocar de cada uno.

 

 

Si algo puedo destacar de los actuales Jolly Joker es como llenan el escenario con su presencia y su música. Jannick se ha convertido en una auténtica bestia, sus solos se hacen hasta cortos (como en «Stay Behind») y, junto al golpe de bajo de Luke, logran que no se extrañe un segundo guitarra. A Luke ya lo había visto en vivo y sabía lo que me esperaba, sin embargo lo de Alex en la batería fue una sorpresa. Ya mi pana Edu Garrido me había avisado de su pegada, pero como bien saben no es lo mismo que lo escuches a que lo veas. Y de Lazy Lane, poco puedo decir que no haya escrito o dicho en otras oportunidades, siempre he pensado que es una de las grandes voces en España y después del concierto aniversario sigo en mis trece. Un tipo capaz de hacer un dúo con Jizzy Pearl y estar a la altura sin más, demuestra su nivel.

Y en general, vi a una banda que no necesita de poses de divos para tener actitud. Creo que fue de lo que más me gustó. Veía a un grupo de colegas que cuando tocaban se transformaban en una máquina engrasada, que fabricaba buena música y buen rollo, con una actitud bien rockera pero sin la soberbia y el supuesto saber estar de los rockstars del género. Total, vi una agrupación con los pies en el suelo, agradecidos con unos fans incondicionales. Reconozco que fui feliz.

Las canciones fueron sonando y los invitados fueron apareciendo. La calma y el buen hacer de Rafa de Babylon Rockets se hizo presente cuando se subió al escenario como un ex integrante más, dado que ha sido habitual colaborador del combo como segunda guitarra. Espontáneamente también vimos a otro Babylon, Dani, quien se subió desde el público para compartir micrófono. Otra aparición estelar fue Pau Monteagudo, vocalista de Uzzhuaia, otro grupo de esos que me hizo vibrar en mi etapa valenciana. Con Pau tocaron «Set the World on Fire» y para ese momento la banda ya estaba desatada. Sonaron clásicos como «Nasty Habits», «Full of Beans», «Rockin in Stereo», una brutal «Hey You», «I Am Rock and Roll» e incluso se dieron el lujo de interpretar por primera vez «Way Back Home» de su segundo disco «Here Comes the Jokers»

Ya hacia el final y como guinda del pastel, salió a escena Frank Suz, también conocido como el gran Suzuki Samurai, tecladista de Doctor Voltaje y también ex de Babylon Rockets, para tocar uno de los mejores temas de su último disco: «I Wanna Go». Aprovechando el impulso cerraron con «Dressed to Kill» y el desmadre bailongo que habitualmente montan en el escenario junto a sus fans. Para culminar las más de dos horas de concierto volvieron con la versión de Buckcherry «Lit Up» y un escenario lleno con todos los músicos participantes de este tan especial aniversario. Antes ya habían caído temas de Mötley Crüe y The Dictators entre clásico y clásico.

En este momento quiero disculparme con las tres bandas que abrieron el concierto, Rockbender, Frequency y Systemia, porque no pude llegar a verlas. Los que me conocen saben que es habitual que vea todas las bandas en una noche de conciertos, pero el poco tiempo que estuve en Valencia y los compromisos familiares y sociales me impidieron llegar a tiempo para verlos. De nuevo mis disculpas.

Es complicado ser objetivo en una noche como esta y en un momento de mi vida como este. Sin embargo, creo serlo si digo que estuvimos ante un concierto especial, una celebración del esfuerzo, la tenacidad y la perseverancia de una banda. Soy objetivo si digo que es un lujo tener en el centro de Valencia una sala como 16 Toneladas, local que no conocía, que al parecer apuesta por el rock and roll y que tiene un ambiente y un sonido de buen nivel. Me recordó mucho la mítica Durango.

 

[divider]JOLLY JOKER 10º ANIVERSARIO[/divider]

 

Y para dejar de ser objetivos valgan estas últimas líneas. Nunca pensé que me quedaría en el camino, aunque estuve consciente durante estos últimos cuatro años que la ruta sería dura. Fueron años fuera de la carretera, agotado de solo pensar, sin impulso neuronal para retomar las ondas de la música, de la escritura, de la radio. Sin embargo nunca pensé que me quedaría en el camino. Ha sido un largo camino que ahora se ve lejano, que perdió su perspectiva desde el momento en que sonaron las primeras notas de «Damaged». Todo lo sufrido perdió valor cuando crucé palabras con Dani en la barra del 16 Toneladas; cuando coincidí con Lazy Lane en Harmony; cuando salté junto a Edu, David y Koper al ritmo de «Dressed to Kill»; cuando compartí con Yuby este concierto tan especial. Sé que este párrafo a muy poca gente le importa, y con toda razón, solo quiero recalcar que así es la pasión, no es solo música, no es solo un concierto, es una celebración de la vida, no lo olviden. No esperen a estar en el filo para disfrutarla. ¡Gracias Jolly Joker!

 

 

Fotografía de Edu Garrido

 

 

by: Manuel Losada

by: Manuel Losada

Publicista de profesión, hablador de paja por vocación. He canalizado mi verborrea hablando de lo que más me gusta, la música. Y lo he hecho a través de varios programas de radio y escribiendo en diversos medios. Actualmente desvarío a través de mi podcast , Freack Station , el blog de Arrecho y en Rock, The Best Music.

5 Comentarios

  1. Pedro J Delgado

    Que Gran critica y además desde el corazón. Un abrazo y gracias por trasmitir emociones como lo has hecho.
    Gran crítica.

    Responder
  2. Pablo

    He visto varias veces a Jolly Joker, siempre con Edu, y me has hecho revivir esos conciertazos con tu estupenda crónica. ¡Genial tu artículo, Manuel!

    Responder
    • Manuel Losada González

      Muchas gracias Pablo! la verdad es que es una alegría saber que la crónica te hizo revivir esos conciertos. Si fuiste con Edu seguro disfrutaste mucho, es Mr. Rock and Roll! Saludos!

      Responder
  3. Lane

    Sin palabras! mil gracias por todo tios…es un honor seguir en la pelea con gente como vosotros a nuestro lado!

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas entradas

Últimos comentarios

Te puede interesar

ANDRÉS SUÁREZ, crónica de un concierto para el recuerdo

ANDRÉS SUÁREZ, crónica de un concierto para el recuerdo

De Ferrol a Valencia llegó este torbellino de hombre, cantautor de sus propias canciones como el se define, joven con muchos años arriba de los escenarios, haciendo canciones de su propia vida. Con letras de desamor, de amor, contándole a la amistad, a los valientes...

Pin It on Pinterest