El primer bolo del año ya está aquí y no es otro que el gran U.D.O. presentando nuevo trabajo y nueva banda y la incertidumbre de comprobar si cumplirá con lo prometido en sus dos giras anteriores, de no volver a interpretar los clásicos de ACCEPT, pero vayamos por partes.

La noche empieza temprano con una sala con muy poca afluencia de público para ver a los jóvenes australianos DEAD CITY RUINS que nos ofrecen un puñado de temas bastante aceptable con sonidos cercanos al Stoner pero menos machacón, con influencias  guitarreras muy zeppelianas e incluso en algunos momentos instrumentales, sonando como unos incipientes  Maiden, buena actitud y buen hacer del dúo de guitarras y la voz, consiguen calentar un poco la desangelada sala, para dar paso a la segunda banda de la noche.

RED PARTIZAN saltan a las tablas de Salamandra con una oferta de Rock clásico en mayúsculas, con el apoyo de su corista femenina, que hace las partes líricas y operísticas dando el contrapunto a la voz clásica del frontman, y el buen hacer de las cuatro cuerdas del bajista, gustaron bastante a los allí reunidos, una banda formada por alemanes, croatas y el mencionado bajista desde la antigua unión soviética, arrancan las primeras ovaciones y preparan el terreno para la estrella de la noche.

Una pequeña espera, ya que todo el backline está ya montado, y las luces se funden a negro de nuevo para encarar la intro del nuevo álbum Steelfactory, descubriendo un escenario que representa precisamente eso, una fundición de acero, con ventiladores con luces y un precioso set de batería que aporreara toda la noche con gran maestría y buen gusto el mismísimo hijo de UDO, Sven Dirkschneider.

El primer cañonazo no puede ser otro que Tongue Reaper, primer corte de su nuevo trabajo, seguido de Make the Move y el primer clásico de la noche, el coreado y celebrado 24/7.

La joven banda suena compacta y limpia, arropando perfectamente al General Dirkschneider, resaltar el trabajo del guitarra solista Andrey Smirnov y la rítmica de Fabian Dee Dammers, que en la mitad del set, se intercambian los papeles hasta el punto de ser este último el encargado de hacer un pequeño solo de guitarra.

Sigue la tralla con la speech de Mastercutor, la magnifica A Cry for A Nation, Metal Machine e Independence Day.

Levantamos un poco el pie del acelerador para encarar un nuevo corte In the Heat of the Night muy coreada y celebrada, suena limpia y poderosa a la vez, la voz de UDO parece incansable y sin cambios en todo el set y después de todos estos años suena igual que siempre, Vendetta coge el relevo y antes de encarar otro tema nuevo, Rising High, Tilen Hudrap y su bajo nos deleitan con un mini solo en el que distinguimos Megadeth y Queen.

Otro temazo para desgañitar el estribillo In the Darkness  seguida de I Give as Good as I Get y otro futuro hit Hungry and Angry, Heart of Gold y One Heart One Soul son las encargadas de dar por finalizado el set de la noche para volver a salir con dos temas más Holy y Animal House.

Fundido a negro de nuevo y coreamos UDO UDO UDO hasta que vuelvan al escenario para acabar definitivamente con Man and Machine y They Want War que nos ofrece el único guiño a su etapa en ACCEPT al fundir unos brevísimos acordes de Balls to the Wall con el final del tema.

Una muy buena decisión por parte de UDO que visto lo visto, no necesita volver la vista atrás para mantenerse en lo alto de su carrera, ya que tiene un buen puñado de temas ya clásicos en su momento actual, como para vivir de rentas, y nosotros, se lo agradecemos.

Gracias a Madness por traernos al General y por la atención.

Texto: Metalmaniac

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.