Hace un año ya de la desaparición física de la web Metal4All y con ella se fueron más de 10 años de material invaluable. Ahora, los amigos de Rock, The Best Music nos prestan su tribuna para que algunos de los que escribimos en ella, rescatemos escritos que merecen, por contenido, perdurar lo máximo posible entre nosotros. Espero que lo sea del agrado de todos ustedes.

El inicio épico de “March of the Saint” está a la altura de cualquier himno heavy que perdura en el tiempo, al estilo de “Breaking the Law”, “Balls to the Wall” o “Iron Maiden”. El primer disco de Armored Saint tenía los mismos ingredientes para que la receta fuera un éxito. ¿Entonces qué fue lo que sucedió para que Armored Saint con su debut tan prometedor no saltara la talanquera?

Muchos aducen que firmar por un sello tan grande como era Chrysalis no ayudó a Armored Saint. De hecho, Chrysalis Records en su momento llevó grandes bandas de los 70 como Ufo, Jethro Tull o Procol Harum y que en los 80 manejaban grupos ajenos al heavy como Billy Idol, Ultravox o Blondie. Lo cierto es que Chrysalis demostraron a través de su historia de los ochenta una incapacidad total a la hora de promocionar cualquier grupo que se saliera de los géneros clásicos para el sello (dígase rock o new wave) y eso en esa época, donde el poder de las casas discográficas era el 80% del éxito, fue mortal para Armored Saint.

“March of the Saint” es el primer disco de esta agrupación angelina y viene precedida del Ep, “Lesson Well Learned”, editado por la conocida Metal Blade Records. Ya en 1982 Armored Saint tuvieron el honor de aparecer en uno de los recopilatorios por excelencia, “Metal Massacre II” de 1982, con el tema que da título a su Ep. Para quienes no lo sepan estas compilaciones fueron sacadas durante una década por el sello Metal Blade y en ellos incluían a grupos sin contrato. Los recopilatorios de Metal Massacre presentaron en sociedad a bandas tan emblemáticas como Metallica, Cirith Ungol, Slayer, Ratt, Voivod o Trouble, y se hicieron imprescindibles para bucear en lo que era el underground metálico en esa época.

Así que podemos concluir que para cuando en 1984 Armored Saint editan “March of the Saint” no eran unos simples novatos que aparecen de la nada. El grupo que inició su andadura en 1982 tuvo dos años intensos donde grabaron una demo autoproducida y el Ep para Metal Blade y lo cual les valió para firmar el bendito contrato con Chrysalis de 3 discos.

Y en este mítico disco podemos escuchar un compendio de temas que en su conjunto forman una brillante obra de heavy metal. Con una imagen más cercana a los Manowar más medievales Armored Saint se destacó por construir unos temas más en la onda Judas Priest/Accept, con un John Bush impresionante en las voces.

John Bush ya se había creado cierta fama en la escena de la Bay Area, donde era difícil encontrar voces potentes como la de él. Tanto es así que en sus inicios fue colaborador habitual de Metallica en las voces, sin que esto representara nunca un compromiso para formar parte del grupo. Así que como es de imaginar, en los 10 cortes que forman este debut John Bush es lo más cercano a un Halford sin tantos agudos. Lo mejor de todo es que la particular voz de este veterano cantante ha sabido mantener el pulso con el paso del tiempo, así que es fácil reconocerlo en un disco de Anthrax en el siglo XXI o uno de Armored Saint en sus inicios.

Se puede decir que John Bush era la cabeza visible de Armored Saint pero siempre ha sido una banda donde el peso musical ha estado bien repartido. Solo hace falta escuchar el solo de bajo de Joey Vera al inicio del clásico “False Alarm” o el trabajo que realiza en “Madhouse” junto a la batería de Gonzo. Igualmente las guitarras de David Pritchard y Phil Sandoval se lucen con melodías como el nombrado inicio en el tema “March of the Saint” o el misterioso comienzo de “Glory Hunter”.

Estos detalles en su conjunto hacen de las canciones aquí incluidas una mezcla perfecta entre heavy y hard rock. Canciones más metálicas como “Madhouse” o “Seducer” se juntan con temas más coreables como “Can U Deliver” o “Mutiny On The World”. Incluso se puede destacar la tremenda power ballad “Take A Turn”, con un sentimiento muy ochenta pero que también rememora las baladas más duras de unos Skid Row, por poner un ejemplo.

Armored Saint es un grupo que posee un equilibrio tremendo. Es una banda que exhuda fuerza y clase a la vez y que desde sus inicios demostró un nivel espectacular. Nos parece justo reconocer la valía de ellos con este humilde análisis de un disco que vale más por lo que incluyen sus surcos que por lo que aquí puedes leer…

Así con todo le dedicamos esta crítica a David Pritchard, miembro fundamental del grupo y que nos dejó por culpa de la leucemia en 1990, con apenas 27 años. Su guitarra siempre perdurará en este “March of the Saint”.

Podéis escuchar el disco más abajo pinchando en la imagen.

 

Grupo-Disco: Armored SaintMarch of the Saint
Fecha de Publicación: 1984
Discográfica: Chrysalis Records

 


 

Integrantes:

John Bush – Voz
Dave Pritchard – Guitarra
Phil Sandoval– Guitarra
Joel Vera – Bajo
Gonzo Sandoval – Batería

 

Temas:

                                                                                       
1. March of the Saint
2. Can U Deliver
3. Mad House
4. Take A Turn
5. Seducer
6. Mutiny On The World
7. Glory Hunter
8. Stricken by Fate
9. Envy
10. False Alarm

 

 

 

Sobre El Autor

Publicista de profesión, hablador de paja por vocación. He canalizado mi verborrea hablando de lo que más me gusta, la música. Y lo he hecho a través de varios programas de radio y escribiendo en diversos medios. Actualmente desvarío a través de mi podcast , Freack Station , el blog de Arrecho y en Rock, The Best Music.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.