Está visto que a los de DC/Warner les ha costado dar con la fórmula del éxito. Las sesudas aproximaciones al mundo de los súper héroes de Zack Snyder (Watchmen, Man of Steel) no fueron todo lo exitosas que se esperaban. Tampoco Batman v. Superman gozó del favor mayoritario de la crítica y el público. Algo que empeoró sensiblemente en la horrible El escuadrón suicida y en fallida La liga de la justicia (en la que Snyder fue sustituido a última hora por Joss Whedon). Mientras Marvel trazó un plan maestro hace una década y lo ha seguido a pies juntillas para desembocar en Infinity war, DC/Warner parece que no tiene ningún plan y va improvisando sobre la marcha. El Batman de Nolan estuvo muy bien, pero luego no han sabido por dónde tirar. Solamente cuando DC se decide finalmente a copiar el tono irónico de Marvel es cuando su cine da mejores resultados, ahí está Wonder Woman, un film sin pretensiones pero entretenido y sin tanto héroe acomplejado. Ahora parece que se habían decidido por seguir con el tono ligero en Aquaman, personaje que ya nos presentaron en La liga de la Justicia en clara muestra de desorganización. Vista la exitosa recaudación, los de DC van a seguir por esta línea.

Al lío, Aquaman está dirigida por James Wan, quien revolucionó el cine de terror con Saw hace 15 años y luego nos trajo films del mismo género como Expediente Warren para pasar luego a la franquicia Fast & Furious. Nadie puede negarle a Wan que sabe lo que el público quiere ver y sabe cómo entregárselo. El tipo es un todoterreno de lo más eficiente pero carece de personalidad, algo que no tiene por qué ser malo en el cine de súper héroes. El problema de Aquaman no reside en su director ni en sus intérpretes ni en sus espectaculares efectos especiales. Reside en su guión. Por mucho carisma que destile Jason Momoa sin camiseta y muy apretadas que aparezcan Nicole Kidman y Amber Heard en sus ajustados trajes, Aquaman necesitaba algo más para entretener. Si la presentación del personaje principal es un completo desastre, la cosa ya pinta mal. Reconozco que no entré fácilmente en la historia. La forma de presentar a los personajes es tan caótica y desastrosa que me sacó de la sala de cine. Esa princesa Mera de Atlantis que aparece del agua perfectamente maquillada (por no hablar del natural color de su pelo) en plan damisela que viene a pedir ayuda al héroe me pareció algo forzado y pasado de moda. Tampoco se entiende la relación del personaje de Willem Dafoe con Arthur. Por no hablar de ese villano gritón interpretado por Patrick Wilson. Un horror.

La verdad es que a mí me pareció un film fallido por la confusa narración de una historia de lo más sencilla. Hasta tenemos un McGuffin que nos interesa más bien poco, esta vez es un tridente que solamente puede ser rescatado por el auténtico rey de Atlantis. Además tenemos un duelo a muerte por el trono de Atlantis entre el héroe y su antagonista a mitad del metraje. No creo que haga falta deciros cómo acaba la cosa en este primer duelo. La verdad es que esta historia no aporta nada que no hayamos visto ya y me resultó bastante previsible. Eché de menos la mala leche que se suponía a esta cinta.
Hasta que los personajes no llegan a Sicilia la película no alcanza el tono irónico que uno le suponía al personaje. Es entonces cuando estamos ante una solvente película de aventuras que se olvida de tanta burda conspiración en la sombra para hacerse con el trono. Hay pasajes que me gustaron bastante como todo lo relacionado con la fosa y el mencionado de Sicilia.

Hacia el final la cosa decae nuevamente para acabar en una grandilocuente y estruendosa batalla que culmina en el inevitable duelo final entre el héroe y su antagonista. El problema principal de Aquaman es su excesiva duración, 2 horas y 21 minutos es demasiado para una historia que en hora y media hubiera funcionado a las mil maravillas.

AQUAMAN

by: Luis Cifer

by: Luis Cifer

Luis Cifer, nació en la ciudad del cierzo. Se dice que siempre viste negro, que Luis no es su nombre real y que duerme en la calle. Otros dicen que tiene un trabajo, que no bebe alcohol e incluso que es padre de familia, pero no hay nada confirmado. También se le puede encontrar en su blog de cine.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas entradas

Últimos comentarios

Te puede interesar

Beekeeper, el protector

Beekeeper, el protector

El cine de “vigilantes” o “justicieros” tuvo su época de gloria en Estados Unidos en la década de los ochenta del siglo pasado durante los mandatos de Reagan aunque las claves para este tipo de personajes quedaba establecida en los setenta con títulos como “El...

Fallout

Fallout

“Fallout” fue un conocido videojuego de rol creado a finales del milenio pasado. Un clásico del ordenador que ahora rejuvenece con esta adaptación a la pequeña pantalla por parte de Amazon para su canal Prime Video. Algo que en los últimos tiempos parece haberse...

Roger Corman  en diez películas

Roger Corman en diez películas

Con 98 años en su casa de Santa Mónica (California) ha fallecido el productor, actor y director Roger Corman. Todo un referente en el cine de serie B, autor de más de un centenar de películas y descubridor de talentos en la dirección como Coppola, Scorsese,...

Thank you, Goodnight. La historia de Bon Jovi

Thank you, Goodnight. La historia de Bon Jovi

“Thank you, Goodnight. La historia de Bon Jovi” es el que pretende ser el documental definitivo sobre una de las bandas que más éxito han tenido en la historia de la música rock. Unos Bon Jovi que no dejan claro si todavía les queda alguna gira antes de su despedida...

Inmaculate

Inmaculate

Parece que es el éxito de "La monja", un “spin off” de la factoría James Wan, ha revitalizado el caduco cine de posesiones católicas y conventos malditos. Prueba de ello, es la llegada a la cartelera de dos precuelas de clásicos del terror de los setenta como han ...

Pin It on Pinterest