Seguro que sabéis que Loquillo siempre quiso ir a L. A. Yo prefiero el Sur. No se si será que la tierra tira aunque hablemos de diferentes sur. O puede ser que siento fascinación por esa América profunda con todos sus defectos pero sobre todo su tradición musical. El rock and roll debe su gloria al Sur y los creyentes giramos nuestras plegarias a aquello que le dio vida. Dijo Nixon de J. Cash que este no tocaba música country sino música americana, porque contaba su historia. Y no es que Nixon sea ejemplo de nada aunque aquí estuviese acertado. Cash si es ejemplo de todo lo que queráis

Así que el día que por fin ponga mis pies en aquellas tierras no sabes tu lo que daría si al entrar a algún club y pedir un Bourbon con hielo, la homilía musical de ese momento la estuviese dando desde el escenario Reverend Horton Heat y su furioso rockabilly enfundado en raíces. El Reverendo nos ofrece purgar nuestros pecados a través de su nuevo disco “Whole new life” cuyo sonido rescata todo aquello que le pone en pie. Abre el álbum la canción que da nombre al disco y hace temblar los cristales en nombre del viejo r’n’r.

La canción que da nombre al disco sigue ese mismo patrón rockabilly directo al corazón, base contundente y tu cuerpo que no deja de moverse.”Hate to see you cry” y su ritmo marcado por las baquetas te lleva a la pureza del sonido americano. Aceleran con “Got in my pocket” y su repetitivo e infeccioso estribillo que terminas coreando sin cesar. Bajan los tempos en “Don’t let go of me” metiendole un sonido más pesado e hipnótico. La instrumental “Ride before the fall” te harás sentir como en una peli de Sergio Leone. Ojo a “Tchoupitoulas Street” y su piano maravilloso que te transportará a New Orleans donde mora el lugar del que hablan.

“Sunrise through the power lines” entra en el terreno del rock más directo, llano, disfrutable a niveles más amplios. Vuelve el rockabilly acelerado, vitaminado y distorsionado con “Wonky” mientras tus pies se mueven con vida propia. “Perfect” se mueve en los mismos parámetros antes de poner fin con otras de esas canciones versionadas hasta la saciedad en el mundo del rock and roll pero que siempre te pone las pilas, “Viva Las Vegas”. Reverend Horton Heat es rock and roll y el rock and roll no es lo mismo sin él. Sin sorpresas ni falta que hace.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.