Viernes 21 de diciembre de 2018 era la fecha señalada para ver a los gaditanos THE ELECTRIC ALLEY, en la presentación oficial en la capital del Reino de su tercer álbum “Turning wheels”, uno de esos trabajos que han conseguido el respeto y la casi unanimidad dentro del “staff” de Rockthebestmusic (no en vano, se encuentra entre los preferidos del año de casi todos los miembros de esta “casa de locos”). Por ello, cuando a las 22 horas se abrían las puertas de la Boite Live más de ciento cincuenta personas se daban cita en la céntrica sala, lindante con la Plaza del Carmen, para ver las evoluciones de los de Cádiz.

 

 

Comenzaban fuertes con “Celebration” y “Turning wheels”, aunque como debe hay que reseñar que la voz de Jaime Moreno y la guitarra de Nando Perfumo apenas se oía, cosa que es de extrañar pues podemos haber visto a la banda una decena de veces y es la primera vez que sucede algo así. Así que con la maravillosa “Standing” del primer “Backward states of society” y “I´ve been taught” sucedió algo similar. Eso sí, nos ofreció la posibilidad de observar la excelsa base rítmica con Raga Benítez a la batería y Sergio Reyes al bajo, que además es un excelente secundario haciendo los coros. Mejoró la cosa con “Super blood blue moon” para comenzar a exprimir todo su potencial con “Keep the beat on the highway”. Y desde ahí hasta el final, nos condujeron por los procelosos caminos del rock para ofrecer otra lección de sabiduría en el escenario, sonar maravillosamente, demostrando que THE ELECTRIC ALLEY es una de esa formaciones al alza y que nadie debería de perderse.

 

 

El cuarteto nos mostraba el primer pildorazo del “Get electrified!” con “Live while you´re alive” rematado con un final donde Jaime Moreno daba muestras de su magnífica voz, continuando el repaso a su segundo disco con “Last letter”, “Go!” y “Can we have some love between us?”, donde Nando Perfumo sacaba el máximo partido a su Gibson Les Paul, con esos punteos tan característicos y que dejaban a los asistentes convencidos de estar presenciando un gran directo. Se volvía al “Turning wheels” con “Rusty”, finalizado con un homenaje al “Wicked game” de Chris Isaak, al que seguía “Thunderbird or vulture” para volver al primer LP con la movida “Up in flames” y al segundo con “Get electrified!”. Ya a punto de cerrar su hora y media de actuación, nos dejaban dos cortes más del disco que venían a presentar como “Goodbye” y “Wildfire” para llegar al fin de fiesta con “No control”, con exhibición técnica de toda la banda, coros con el público y la sensación de que a THE ELECTRIC ALLEY los vamos a volver a escuchar en vivo en salas y festivales muchísimo más grandes. La verdad es que lo merecen.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.