10 PELICULAS DE TERROR PARA HALLOWEEN

Publicado el 30/10/2018 | por Carlos Tizón | Cine, Informes y listas

El cine del terror en cierto modo siempre ha sido como el heavy metal. Hay una parte de él centrado en las grandes audiencias respaldado por las grandes productoras y luego está el de corte más underground al que tan solo se suelen acercar los auténticos seguidores del género. El fan del cine de terror es diferente al resto de cinéfilos, es capaz de comprender el mensaje donde otros solo ven caspa.

Aprovechando que llega Halloween y que seguro que algunos de vosotros que no sois muy seguidores de pasar terror (o echar unas risas según el caso) delante de la pantalla en este día si que lo haréis.

Os dejo diez películas que a mi personalmente siempre me han gustado mucho más allá del éxito de crítica o taquilla (o veces alquiladas en el videoclub) que hayan podido tener.

 

DIEZ PELÍCULAS DE TERROR

 

1. BRAINDEAD. 1992. PETER JACKSON.

 

Seguramente Jackson será recordado por el Señor de los Anillos pero amigos, en el 90, en su Australia natal, parió está obra maestra del gore más excesivo, titulada en España para mayor gloria “Tu madre se ha comido a tu perro”. Un film con tanta hemoglobina suelta, macarreo y humor negro que no te dejará indiferente. Mítica escena la del cortacesped.

 

2. EL EXORCISTA III. 1990 WILLIAM PETER BLATTY

 

El propio Blatty llevó al cine su novela “Legion” y aunque ya existe un El Exorcista II es ninguneada para hacernos ver que realmente esta tercera parte es la continuación de la mítica película que aterrorizó (y lo sigue haciendo) a tantos espectadores. Siempre con el estigma de que las comparaciones son odiosas, nos presenta un slasher sobrenatural con escenas que te pondrán la piel de gallina (aquella escena en el hospital) que se adelantaría en el tiempo a thrillers como Seven.

 

3. FEAST. 2005. JOHN GULAGER

 

En español titulada como Atrapados. En un bar de carretera repleto de personajes de distinta calaña y estopa entra un tipo con un rifle gritando que ya están aquí. El asedio a un bar por unos monstruos capaces de devorarte y de follarse tu cabeza. Una película frenética que antes de los diez primeros minutos ya conoces a todos los personajes y (ojo Spoiler) antes de los quince al supuesto héroe le han arrancado la cabeza. Divertida, sangrienta y a veces incluso ridícula, pero como mola hostia.

 

 

4. ACROSS THE RIVER. 2014. LORENZO BIANCHINI.

 

Si antes comparaba el cine de terror con el heavy metal, sin duda esta cinta griega sería un jodido disco de doom metal en toda su gloria. Una película que si consigues sobrevivir al sopor que puede producir su propuesta te atrapará. Lenta, casi sin diálogos, la historia de un etnólogo que se queda atrapado cerca de la frontera eslovena mientras estudia el comportamiento de los animales. Desconcertante y sombría. Recomendable visionarla con las luces bien tenues e incluso con auriculares para no perder detalles de los sonidos y ruidos que se suceden durante toda la película.

 

5. DEMONS. 1987. LAMBERTO BAVA.

 

Un clásico que no me canso de ver. En cine programan un ciclo de cine de terror y entre los elementos que adoran el local una extraña máscara. Alguien se pincha con ella y comienza el show. La locura de el terror en un espacio cerrado al más puro estilo ochentero y con Accept, Motorhead y Scorpions entre otros sonando en la peli. Si eres capaz de superar que se hacía cine antes de que los efectos especiales fuesen obra y magia de un ordenador, te rendirás ante los demonios.

 

6. DEAD SNOW. 2009. TOMMY WIRKOLA.

 

Tras el reciente Festival de Sitges todo el mundo habla de “Overlord!”, donde se dan cita el terror bélico y los zombies nazis. Pero ya en 2009 Wirkola se montó esta locura de película tan absurda como entretenida en la que siguiendo el patrón establecido, unos jovenzuelos inician un viaje a la montaña para hacer snowboard pero está vez no se encontrarán con un maníaco hacha en mano sino con un ejercito de muertos vivientes adoctrinados bajo el Mein Kampf. Además hicieron dos partes más para nuestro deleite, incluso el propio Adolf aparece en la tercera volviendo de la tumba. En español, el original título de “Zombis nazis”.

 

 

7. TRICK OR TREAT. 1986. CHARLES MARTIN.

 

Eres un chaval heavy del que todos se burlan porque no te juntas con futbolistas y animadoras. Encima tu cantante favorito decide suicidarse pero encuentras un disco inédito suyo y al enchufarlo a tu tocadiscos el tipo vuelve…y la lía parda. Divertida, terror propio de los 80 a todo trapo con apariciones de Ozzy Osbourne y Gene Simmons y fantástica banda sonora de Fastway. Aquí la titularon “Muerte a 33 r.p.m.” que curiosamente y extrañamente me gusta más que el título original.

 

8. EDEN LAKE. 2008. JAMES WATKINS.

 

Te vas con tu pareja a un lago a pasar el fin de semana pensando en charlas románticos y polvos furiosos a la luz de la luna pero te cruzas con una chavalería que son unos cabrones de cuidado. Menuda película se marcó Watkins que no te deja respirar ni un solo instante. Sin duda te expone frente a tus narices en lo que se está convirtiendo este mundo nuestro (o tal vez siempre fue así).

 

9. CHEAP THRILLS. 2013. E.L. KATZ

 

Descubrí está gamberrada gracias a Antonio Rosa y su Festival Insomnia. ¿Que serías capaz de hacer si tuvieses tanta pasta que no supieses donde gastarla? ¿O si te hiciese falta dinero si o si?. Una película con un ritmo constante que te mantiene atento a la pantalla a cada segundo. Sin lugar a dudas disfruté muchísimo con este film en el que el mensaje de fondo queda bastante claro pero lo más importante es que te hace pasar un gran buen/mal rato. “Juegos sucios” en español.

 

10. EL FANTASMA DE LA ÒPERA. 1989. DWIGHT H. LITTLE

 

Un remake de este clásico protagonizado ni más ni menos que por Robert Englund en momento de gloria gracias a Freddy Krueger. Más bizarro imposible. ¿Que queréis que os diga?. Nada nuevo bajo el sol, producto típico, bla,bla,bla lo que digas pero tiene un rollazo esta peli que si te la ponen a las cuatro de la tarde y eres capaz de no sucumbir a la llamada de la siesta terminas pensando ¿como cojones me pueden gustar estas cosas?. 

 

 

 

Sobre el autor

Licenciado en el arte de apoyar el codo en la barra de bar. Comencé la carrera de la vida y me perdí por el camino, dándome de bruces con el rock and roll. Como no pude ser una rock star, ahora desnudo mi alma cual decadente stripper de medio pelo en mi blog, Motel Bourbon.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.