Crónica de Rage + Firewind + Darker Half + Arenia en Madrid, Sala Mon, 19/01/2018

Publicado el 23/01/2018 | por David Galeote | Conciertos, Opinión

En una semana repleta de conciertos donde destacaba la gira de Arch Enemy y Wintersun, la promotora Kivents se arriesgaba con una gira de dos de las bandas que actuaron en el reciente Leyendas del Rock con dispar resultado, los griegos Firewind que sufrieron un pésimo sonido durante esa actuación y la veterana banda Rage que presentaba nueva formación y fue fiel a su público con un concierto notable. En esta ocasión los lugares escogidos para hacer disfrutar a sus fans eran las ciudades de Murcia y Oviedo con parada intermedia en Madrid que es de la que voy a tratar, siendo acompañados en esta ocasión por los australianos Darker Half y los asturianos Arenia en su primera gira por la península.

A la hora fijada para la apertura de puertas en la renombrada Sala Mon Live, se reunía una pequeña cola de seguidores y numerosos medios para ocupar los primeros lugares frente al escenario y disfrutar con la primera actuación de la noche, la banda de power metal española Arenia que como banda invitada a la gira tenía el honor de abrir la noche aprovechando para presentar su último trabajo “El Atardecer De Los Sueños” que lanzaron en Abril del año pasado. Comenzaron con el tema “Hades” para continuar con “El Atardecer De Los Sueños” disfrutando de un buen sonido y con muchas ganas de agradar a los que desde tan temprana hora disfrutaban de su directo. Siguieron tocando “Fuego Y Cenizas”, “Cambiar La Realidad”, “La Busqueda Interior” y Ganar O Perder” para ir despidiéndose con “Sangre Eterna”, esta vez si la colaboración de Tete Novoa como en el disco, y la versión “The Wicker Man” de Iron Maiden coreada por todos y con la que terminaron una buena actuación a pesar de los excesos del día anterior en Murcia. Si todo les va bien, seguiremos escuchando cosas suyas y esperando volver a verlos por la capital para ver su evolución.

Los siguientes eran los australianos Darker Half, con una mezcla de Thrash y Power Metal. El cuarteto comenzó con “Lost In Space” de su último larga duración “Never Surrender” del 2014 para continuar con “Voice Of The Dead” de su Ep “Classified” del 2016. También buen sonido para esta banda en la primera vez que los veía en directo. Siguieron con “Stranger” antes de hacer una versión más thrashera del mítico “Aces High” de Iron Maiden. Tocaron un tema más que no pude distinguir su nombre pero terminaron su actuación con “Heaven’s Falling” con homenaje a los AC DC en medio del tema y “Take The Plunge”. Una buena participación que gusto a unos y dejo fríos a otros.

Con una sala ya que se acercaba al lleno total con gente de todas las edades, incluidos una familia de barcelones que se pusieron al lado mío con sus dos niños pequeños en primera fila para disfrutar de los grupos que quedaban les llegó el turno a Firewind, que con un sonido tal vez demasiado fuerte, comenzando con “Ode To Leonidas” con un Gus G ajustando el sonido de su guitarra, quedando solucionado para la cañera “We Defy” y la más comercial “Head Up High”. “Few Against Many” hizo las delicias de los que querían ver al gran guitarrista solear mientras el cantante Henning Basse no paraba de animar al público a que le acompañase coreando como en los temas “Between Heaven And Hell” y “World On Fire”. La conocidísima “The Fire And The Fury” sonó genial con unos músicos divirtiéndose encima del escenario seguida por “Wars Of Ages” y como se iba acercando el final dándolo todo con “Lady Of 1000 Sorrows”, “Mercenary Man” y “Tyranny” despidiéndose con “Falling To Pieces” con Gus G saltando del escenario y tocando toda la canción entre el público. Muy buena actuación para quitarse la espina de la última vez que los vi en directo en el Leyendas.

Y para cerrar la noche les llegó el turno a los renovados Rage liderados por el mítico Peter “Peavy” Wagner. Fueron recibidos con una gran ovación y se les vio muy contentos de estar en este país. Comenzaron el espectáculo con “Justify” para continuar con “Sent By The Devil” y “From The Cradle To The Grave”, que hizo las delicias de todos aunque con un repertorio tan grande siempre se pueden dejar muchas en el tintero. Siguieron el repaso de su carrera con “Nevermore”, “My Way” y “Season Of The Black”. Lo de tener un guitarrista como Marcos Rodríguez es un punto a favor para poder comunicarse con un público al que todavía nos cuesta entender muy bien el inglés y si además desborda humor en todo momento pues se gana a la gente desde el primer momento, fue presentando los temas más antiguos del grupo mientras los relacionaba con la fecha de su nacimiento. “Turn The Page”, “Straight To Hell”, “The Price Of War” y “Blackened Karma” fueron cerrando la noche para terminar con “Don’t Fear The Winter” retirándose del escenario aunque el guitarrista Marcos nos hacía señas para pedir un tema más. No se hicieron mucho de rogar y reclamados cada uno por su nombre fueron ocupando de nuevo sus puestos para deleitarnos con un “Higher Than The Sky” muy especial con un medley donde homenajearon al desaparecido Ronnie James Dio con los temas “Heaven And Hell” y “Holy Diver” aprovechando la buena voz del venezolano Marcos. Una sobresaliente actuación que por falta de tiempo tuvieron que tachar 3 temas de las que tenían programadas, repartiendo todas las púas de las que disponían, reservándose dos el guitarrista para los niños que tenía a mi lado que también recibieron un par de baquetas del batería Vassilios Maniatopoulos, que pudieron disfrutar del concierto gracias al buen trato de Kivents que sacaron entradas reducidas de precios para los menores.

Una noche de heavy metal que por poco no consiguió un sold out.

Sobre el autor

Especie protegida que responde al olor del lúpulo fermentado, navega entre la música clásica y el metal extremo, para amargura de sus sufridos vecinos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.