Discazo en toda regla que se acaban de marcar esta bandaza que responde al nombre de Black Sites. Nueve cortes que nos traerán a la cabeza el sabor añejo de bandas de Hard Rock con el añadido de Progresivo y todo ello realzado con personalidad propia.

Integrados por músicos de Chicago conforman la banda Mark Sugar voz y guitarra, Ryan Bruchert guitarra, John Picillo al bajo, y Chris Avgerin a la batería. Desde la primeras notas de introducción al piano de “M Fisto Waltz”, uno siente que va a escuchar algo potente, y así se confirma cunado suena “Dead Languages” con esas guitarras brutales que dejaran paso a “ Monochrome”, otro temazo con aires progresivos sin abandonar los riffs letales, el ambiente oscuro e inquietante y violencia con melodía. En definitiva algo parecido a Black Sabbath cruzados con Queensryche y un poquito de Mastodon por poner un ejemplo.

Un disco versátil sin ninguna duda, unos temas diferentes entre sí pero unidos por una amalgama de melodías clásicas que se entrelazan con un dominio instrumental y un sonido tan fresco como potente. Prueba de ello es el tour de force que supone el corte “In The Woods” que es el tema más extenso del álbum y que te deja sin aliento de la intensidad que marca los músicos en su ejecución. El disco se clausura perfectamente con “The Tide” canción acústica fresca que hace el perfecto contra punto final.

En definitiva un disco y una banda que creo que a mucha gente le gustará, tanto a los amantes de Heavy Metal como a los de progresivo más moderno. Por cierto, el álbum se cierra con una versión del “Steamrock Fever” de Scorpions muy cercana a la original y es un guiño más a la música que han mamado estos tipos durante su adolescencia.

Black Sites – In Monochrome

by: Laurent Berger

by: Laurent Berger

Tsi – Na – Pah estudió Bellas Artes y más tarde cocina. Actualmente recorriendo Andalucía vendiendo y comprando viejos vinilos. Apasionado del rock progresivo y del rock americano de los setenta. Colaborador en distintas revistas musicales y tiendas de música en la época donde se vendía música de verdad.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas entradas

Últimos comentarios

  1. Maravilla de lista...muchos d ellos estarían entre mis 100 favoritos pero sería interesante saber los 200 q s quedaron fuera😆

Te puede interesar

Aeons – The Ghost Of What We Knew

Aeons – The Ghost Of What We Knew

Con esta amplia disponibilidad de música que tenemos actualmente y los que huimos de los logaritmos que tienen las plataformas digitales a la hora de recomendar música según lo que escuchamos, siempre nos llevamos una buena sorpresa cuando nos llega una banda nueva,...

Kinki Boys – El país de las maravillas

Kinki Boys – El país de las maravillas

Está feo juzgar un libro por la portada, y más que lo diga yo (aunque la portada de Candelarias de la Virgen es magnífica), pero hay portadas que dicen mucho. El flamante nuevo disquito de los Kinki Boys pone una foto de lo que parece el centro de una ciudad, casas...

Los Deltonos – Evolución

Los Deltonos – Evolución

A la vez que surgen callos en las manos y canas en el pelo, uno se va dando cuenta de que no existe necesidad de perderse en rodeos o tratar de emular ser otro para decir lo que se pretende, por miedo a salirse no ya del patrón auto establecido, sino de aquel donde...

Holycide – Towards Idiocracy

Holycide – Towards Idiocracy

Cuando hablamos del Thrash Metal actual de nuestro país, los primeros nombres que nos vienen a la cabeza son Angelus Apatrida y Crisix, pero el tercer lugar en el cajón suele estar muy discutido dependiendo si te decantas por el Thrash más suave o prefieres el más...

Falefou – FOUNKYFLEXION

Falefou – FOUNKYFLEXION

Hay ocasiones en las que uno tiene que desactivar el cerebro. No sé al resto del mundo, pero a mí me pasa cuando me ataca el síndrome del impostor. Tengo todo el tiempo la sensación de ser un bocachancla, de hablar por hablar dándome ínfulas, y cuanto más lejos estoy...

Pin It on Pinterest