SI2Apenas tres años y un EP de muestra son en un principio las cartas de presentación de este grupo de cinco tipos por los que por sus venas corre sangre hardrockera. Sí, hasta aquí la cosa no tiene nada de nuevo y es más o menos lo de siempre, cinco jóvenes, en este caso nunca mejor dicho, que se reúnen en un local para dar rienda suelta a su particular manera de ver el Rock , pero la cosa empieza a tener un tinte diferente cuando ves que detrás de este proyecto se encuentran dos personajes que no necesitan presentación como son Alen Ayerdi y un tal Kolibrí Diaz encargado de producir el disco, para acabar estallando por los aires al empezar a girar el disco.

Six Miles Wide, nombre elegido por estos jóvenes para dar rienda suelta a su manera de entender el rock, la verdad sea dicha, tal como sucede con la inmensa mayoría de grupos, tanto a nivel nacional como más allá de nuestras fronteras, no están aquí para aportar nada nuevo que no hayamos oído con anterioridad y es que las sendas del Hard Rock están ya más que transitadas, pero no por eso este Through The Wild es un producto que tiene que pasarnos desapercibido, no, más bien al contrario.

Con «Burn To Ashes», tema encargado de abrir este primer larga duración, ya tenemos la primera muestra que nos hace intuir que tras la fachada del grupo, un envoltorio de cinco tipos insultantemente jóvenes para los que ya tenemos una cierta edad, se esconde, sobre todo en lo que a Erik Norling, encargado de las partes vocales, se refiere, unas tablas y una madurez propias de quienes llevan ya alguna que otra década a sus espaldas. El Hard Rock con tintes melódicos del tema encargado de abrir el disco nos conduce al «On Fire», el que se supone es la gran carta de presentación del disco, no en vano ha sido el tema elegido para el primer videoclip del grupo, y que tiene la misma consistencia, garra y empaque que el anterior y que nos sirve para la confirmación definitiva de que nuestra intuición no iba equivocada. Erik sigue a lo suyo mientras las guitarras de Pedro y Adrían, siempre acompañados por el excelente dúo formado por JB y Josu, nos hacen dudar de que estos tipos sean de Pamplona y no provengan de las soleadas tierras de California o de las más frescas latitudes de Suecia.

Las dos más que notables «Trust Me» y «Turn It Up», si bien con ciertos matices, no se alejan demasiado del planteamiento inicial de este Through The Wild con el que las cartas de presentación de este primer larga duración del grupo ya se han puesto encima de la mesa, pero, justo a la mitad del disco, y se intuye que no debe ser por casualidad nos aparece «All You Said», un espectacular medio tiempo con el que el grupo se la juega y consigue salir airoso donde destaca una vez más el especial registro de Erik magníficamente acompañado por Elizabeth que consiguen crear una especial atmósfera a la que, tal como mandan los cánones se les acaba sumando la guitarra de Pedro para cerrar uno de los grandes momentos del disco, y que a la postre nos sirve para encarar una segunda parte del mismo donde el grupo, sin dejar la garra y la fuerza mostrada en los cuatro primeros trallazos del disco, nos va a obsequiar con una riqueza de matices y una versatilidad que van a enriquecer el producto final.

«S.T.A.R.T.», «Dear Beautiful», donde la base rítmica se apodera de principio a fin del tema, hasta llegar al tema encargado de cerrar este primer disco del grupo es donde el grupo, tal como se comentaba en el párrafo anterior, incrementa, como si de un valor añadido se tratase, su bagaje y deja la puerta evolutiva del grupo. Mientras eso llega nos quedaremos con el presente de estos Six Miles Wide. Un presente que toma prestado del pasado sus mejores armas como es ese cóctel de Hard Rock y Sleaze que en poco, muy poco nos recuerda a Pamplona y mucho a ese Los Ángeles de finales de los 80 y principios de los 90.

Crítica de Through The Wild de SIX MILES WIDE, marzo de 2014

by: Rockthbestmusic

by: Rockthbestmusic

Titulado en leyes, amante del apasionante mundo de las estadísticas y desde 2007 en la Red con este artefacto llamado RockTheBestMusic. Y sí, Led Zeppelin es el mejor grupo que ha transitado por el Planeta TIierra.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas entradas

Últimos comentarios

  1. Maravilla de lista...muchos d ellos estarían entre mis 100 favoritos pero sería interesante saber los 200 q s quedaron fuera😆

Te puede interesar

Aeons – The Ghost Of What We Knew

Aeons – The Ghost Of What We Knew

Con esta amplia disponibilidad de música que tenemos actualmente y los que huimos de los logaritmos que tienen las plataformas digitales a la hora de recomendar música según lo que escuchamos, siempre nos llevamos una buena sorpresa cuando nos llega una banda nueva,...

Kinki Boys – El país de las maravillas

Kinki Boys – El país de las maravillas

Está feo juzgar un libro por la portada, y más que lo diga yo (aunque la portada de Candelarias de la Virgen es magnífica), pero hay portadas que dicen mucho. El flamante nuevo disquito de los Kinki Boys pone una foto de lo que parece el centro de una ciudad, casas...

Los Deltonos – Evolución

Los Deltonos – Evolución

A la vez que surgen callos en las manos y canas en el pelo, uno se va dando cuenta de que no existe necesidad de perderse en rodeos o tratar de emular ser otro para decir lo que se pretende, por miedo a salirse no ya del patrón auto establecido, sino de aquel donde...

Holycide – Towards Idiocracy

Holycide – Towards Idiocracy

Cuando hablamos del Thrash Metal actual de nuestro país, los primeros nombres que nos vienen a la cabeza son Angelus Apatrida y Crisix, pero el tercer lugar en el cajón suele estar muy discutido dependiendo si te decantas por el Thrash más suave o prefieres el más...

Falefou – FOUNKYFLEXION

Falefou – FOUNKYFLEXION

Hay ocasiones en las que uno tiene que desactivar el cerebro. No sé al resto del mundo, pero a mí me pasa cuando me ataca el síndrome del impostor. Tengo todo el tiempo la sensación de ser un bocachancla, de hablar por hablar dándome ínfulas, y cuanto más lejos estoy...

Pin It on Pinterest