HIAGEN + STEVEZ EN CONCIERTO: DOS ENTES INMEJORABLES PARA UNA NOCHE DE ATMÓSFERAS E INTENSIDAD

Publicado el 11/05/2018 | por Pupilo Dilatado | Conciertos España 2018, Noticias, Opinión

Pues sí Pupilas/os, rebuscando entre los últimos movimientos de los Stevez para seguir apoyando la causa ‘rinoceronte’, fue la propia ‘Mawi’, frontwoman de Stevez, la que se me adelantó hace unos días con este grandísimo evento y doble cartel que, si vivís por Madrid o si os encontráis por los alrededores el próximo viernes 18 de mayo, no debéis perdéroslo de ninguna de las maneras. Dos bandas de la capital, la primera, los Hiagen, ya con una consolidada trayectoria cimentada desde 2013 con tres discos, el último de ellos de recientísima publicación, y los (casi) recién llegados Stevez que fueron convertidos en Criaturas Salvajes de inmediato gracias al impacto que me supuso su E.P. debut del año pasado, Fat Bottomed Men (2017) conformarán una velada super aconsejable en la madrileña sala The Copernico Cavern por el módico precio de 6€…

En realidad, el bolo estaba montado para Stevez pero Antón, su batería, abandona el barco y le han cedido el protagonismo a Hiagen para que puedan presentar su flamante y recién salido del horno El Diálogo Interior. No conocía a la banda, he de reconocerlo, pero ando estos días muy metido en su mundo de atmósferas opresivas a la par que progresivo/experimentales y son merecedores de estar en lo más alto de este 2018 por su excelsa calidad compositiva, su personal sonido y una producción compacta y espectacular. La banda cuenta con dos discos anteriores, El Increíble Hombre Menguante (2013) y Los Últimos Días de Pompeya (2014) y han tenido que pasar cuatro años para disfrutar de este El Diálogo Interior (2018) que va a poner los dientes largos a aquellos que gusten de paladares cercanos a Tool, A Perfect Circle, Lagartija Nick, Söber, Le Mur, System Of A Down e incluso Rush en composiciones tan elaboradas y complejas como la tremebunda “Como el Tio Gilito” o la intensísima “Manual Para No Hacer Nada”…

 

 

Así como composiciones más dinámicas sin perder esas texturas afectadas caso de “Piloto de Pruebas” o “Material Escolar” con esos aires ‘jazzys’ en la que la propia Mawy mete coros al igual que en “La Calidad del Sueño” y el cojonudo “A La Luz de los Hechos”. Existen a mitad de disco dos temas muy cortos que dinamizan y nos preparan para la cara ‘B’ del disco, el primero el infernal y doloroso “Un descenso al Maelström” con Edgard Soberón dejándose las cuerdas vocales a base de descarnados alaridos y el bello pero inquietante interludio ‘ambient’ de “El Mar de los Sargazos” que junto con “Resolución” nos transporta al particular mundo de Blade Runner y sus replicantes, siendo éste último la antesala del liberador “Algún Buen Final Tiene Que Haber” que cierra el disco arrojando cierto halo de espera

 

Pero no me quiero dejar, ¡ni mucho menos!, a los Stevez que con su Stoner 90’s alternativo y con un ‘groove’ rítmico de morirse van a, como dice la propia banda, ‘…a hacer la pira y caldear la caverna. Veníos con el bikini de dorito, que va a hacer calorrr!

 

 

 

 

Sobre el autor

¡Pupilo Dilatado ante todo! Licenciado en Bellas Artes y profesor en secundaria de 'marías' audiovisuales en la provincia de Castellón, ¡hasta aquí lo serio!, je,je, pero lo que uno lleva dentro es la melomanía enfermiza, mis manías bizarras, morbosas, iconomaníacas y 'fanzinerosas', mi alma rock'n'roller hasta la médula y una obsesión generosa por las Pin-Ups de otra época. Para acabar, soy hijo del 'Popu' y bastardo del "Appetite for Destruction"... aunque me derrita con Madonna y Shirley Manson (Garbage). También se me puede encontrar en mi blog

Una respuesta a HIAGEN + STEVEZ EN CONCIERTO: DOS ENTES INMEJORABLES PARA UNA NOCHE DE ATMÓSFERAS E INTENSIDAD

  1. Angel dijo:

    Gracias por semejante descubrimiento César. Un disco sublime.
    Es curioso pero este álbum para poder disfrutarlo tienes que
    escucharlo siempre de principio a fin.
    Y digo siempre porque no se entiende escoger una canción y
    otra no. Es como un libro y cada melodía un capítulo musical.
    Ante semejante trabajo solo se puede decir una cosa:
    ¡De rodillas mortal, aquí hay belleza!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *