Crónica de METALLICA en Barcelona, Palau Sant Jordi, 07/02/2018

Publicado el 08/02/2018 | por admin | Conciertos

Nos lo cuenta el amigo Fer de desde Slaves to Rock, siempre habrá el que diga que “ya no son lo que eran”, que “se han vendido al negocio”, que “están viejos”, y algunos que ya no van a sus conciertos porque ya no les motivan…

PUES QUE NO VAYAN!!

No quiero faltar a nadie, pero vamos a dejar las cosas claras:

1- A mis 50 largas primaveras ya no estoy ni soy lo que era hace 30 años y el que diga lo contrario miente, es ley de vida.

2- A vosotros no sé, pero yo trabajo por dinero y a más que gane mejor,  porque la “romantica” que proclaman todas las bandas de que “aquí estamos por el Metal y los fans” el que siga creyéndolo es un poquito cortito, cuando lo que realmente importa es que nos hagan disfrutar y vibrar con sus discos y directos.

Pero, lo que si que no puedo aceptar es que si te consideras un HEAVY digas que no te motiva un concierto de METALLICA como he llegado a leer por ahí, y mas viniendo de alguien que vive de ello y no es un simple fan como servidor.

Pues no sabes lo que te pierdes!

Treinta años han pasado desde que los vi por primera vez en el Palau d’ Esports de nuestra querida Barcelona, también en un invierno crudo como este, en un ya lejano 17 de Enero de 1987, y pude disfrutar de ese escenario lleno de cruces blancas y telón con portada del “Master of Puppets”, teniendo la suerte de volver a verlos en el Donnington del 87 ubicados en medio de un cartel de leyenda, que es en lo que ellos se han convertido.

Pero, es que ademas Barcelona tenía hambre de METALLICA porque no visitaban nuestra ciudad desde el Sonisphere que se montó en el Forum el 11 de Julio de 2009, lo que ha hecho que los fans que no hayan podido desplazarse a otros puntos del país o del continente en estos últimos nueve, años no hayan podido disfrutarlos, por lo cual algunos hemos tenido que “emigrar” a otros puntos geográficos en varias ocasiones para no perderles el rastro!

Con “Hardwired… to Self Destruct”, su último disco bajo el brazo, se han embarcado en una segunda parte de la gira europea que ha dado comienzo el pasado día 1 de este Febrero en Lisboa, por lo que después de actuar el 3 y el 5 en Madrid, esta noche ofrecían el cuarto de los conciertos programados para esta parte del tour acompañados por los noruegos KVELERTAK a los que no había visto nunca y que impactan con un sonido brutal a cargo de sus tres guitarristas, su base rítmica contundente con claras referencias al rock-punk y una voz característica del mas puro black-metal nórdico, realizando una buena actuación, aunque cediéndoles un sonido muy básico, pero hemos venido a ver otra cosa… injusto, lo sé.

Despues de “It’s a Long Wat to the Top (If You Wanna Rock&Roll) de AC/DC que normalmente es el primer aviso de que la cosa se esta cociendo, llega la intro por autonomasia de la banda con la famosa escena del cementerio de “El Bueno, El Feo y El Malo” sonando la inconfundible “The Ecstasy of Gold” del gran Ennio Morricone, momento en el que aparece la banda en su escenario cuadrado de 360° plantado en medio del recinto y coronado por una serie de cubos moviles en los cuales se proyectan todo tipo de imagenes a lo largo de un show que da comienzo con “Hardwired” y “Atlas, Rise” demostrando que “hemos venido a presentar disco nuevo” y del que llegaran a sonar hasta cinco temas más repartidos a lo largo del set.

Hay que reconocerles que son de los pocos si no los únicos de los grandes que cambian temas de sus clásicos en todos los shows que ofrecen, y el primero que cae es “Seek & Destroy” y la primera sorpresa con “Through The Never” seguida por la esperada “Welcome Home (Sanitarium) y las nuevas “Now That We’re Dead” durante la cual bajan cuatro cubos del techo a cada esquina del escenario y que se convierten en timbales para los cuatro músicos, y “Confusion”.

El público responde inmejorablemente desde el principio a fin del show cantando con la misma energía tanto los nuevos temas como los clásicos, demostrándolo en el momento en que suena “For Whom The Bell Tolls” que hace que tiemble el recinto, la que da paso a “Halo on Fire” con un “intermission” en el tema para que descanse la banda, momento en el que Robert y Kirk entretienen al respetable…

A igual que en Madrid el día pasado día tres, en el primero de los dos conciertos ofrecidos en la capital,  Robert cantó un trocito del “Vamos Muy Bien” de OBUS y el día cinco hizo lo mismo con “Los Roqueros Van Al Infierno” de BARON ROJO, a nosotros nos tocó un poquito de rumba con “El Muerto Vivo” encadenada al solo de bajo con imágenes de Cliff Burton rindiéndole homenaje.

Vuelve al completo la banda para “Breafan” el cover de BUDGIE incluido en el “Garage Inc.” encadenando “The Memory Remains” (otto sorpreson). Momento espectacular en la interpretación de “Moth Into Flame” saliendo de debajo del escenario una serie de drones que realizan diferentes formas a lo largo del tema, y traca final con “Sad But True”, “One” y “Master of Puppets” para acabar de demoler al personal. Llevamos ya dos horas de show y queda mecha aún: la adrenalitica “Spit Out The Bone” seguida del error de ubicación del setlist… no se puede meter en los bises y penúltima de la noche “Nothing Else Matters”!!!,  quñe si que es muy bonita, una gran canción, y que nos ha dado mucho, pero a estas alturas del bolo hay que arrasar, como hacen metiéndose al público en el bolsillo con “Enter Sandman” y hacer que el Sant Jordi casi se caiga.

Un conciertazo en mayúsculas, que si no llega a ser por ese error (creo) y que los he oido en alguna ocasión con mayor volumen, hubiera sido de diez. Esperemos que no tarden otros 9 años en volver por estas tierras!!!

Texto: FerKISS

Fotos: Metalmaniac

Sobre el autor

Publicidad

Una respuesta a Crónica de METALLICA en Barcelona, Palau Sant Jordi, 07/02/2018

  1. José Metallica dijo:

    Perdonarme, pero creo q empezar una crónica poniendo un memorándum con apartados de cómo ser un buen heavy y censurar a la gente su opinión me parece ofensivo y lamentable.
    Mucha diferencia entre esta crónica y la de Madrid, que da el mismo palo al final pero de una forma muchísimo más elegante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *