LUCINDA WILLIAMS- THIS SWEET OLD WORLD: madurez frente a juventud

Publicado el 01/10/2017 | por Bernardo De Andres | Opinión, Reviews
Valoración
85

En el llamado mundo de la música proclamada como culta, es bastante habitual que un intérprete, director, cantante etc, grabe a lo largo de su carrera varias interpretaciones de idénticas piezas, tratando de ofrecer nuevos matices, nuevos sentimientos, nuevas visiones en búsqueda de dar el mayor esplendor posible a la composición. Esto que no es tan raro, si lo traspasamos al mundo de la música no culta (sólo por denominarla de alguna manera sin nada peyorativo) sí adquiere connotaciones de rara avis, ya que salvo las habituales recreaciones en directo de temas y discos sí son muy escasas la muestra de revisitaciones en estudio, del material completo de un lp (exceptuando lógicamente tras la llegada de la disco music de remezclas varias, cuya autoría no pertenece al autor original si no a terceros productores). Es licito, es lógico, o es una maniobra comercial, el plantearse la regrabación de un disco; pues apelando a la libertad individual del artista – nada que objetar a su interés de modificar su obra – y en cuanto a lo de maniobra mercantil, depende de una cosa muy sencilla el cariño, intenciones y voluntad puesta en el trabajo que al final suele determinar su resultado y su interés.

LUCINDA WILLIAMS, la musa actual del rock americano de raíz, regresa con un nuevo trabajo THIS SWEET OLD WORLD que no es más que una de esas rarezas de las que he platicado en la introducción a esta reseña. En 1992 una joven Lucinda lanza al mercado su segundo disco con Guff Morlix de productor, SWEET OLD WORLD, con el peso de un gran disco previo ( personalmente sigue siendo mi favorito de toda su carrera ) conteniendo dos enormes singles que además van a ser éxito comercial de la mano de dos grandes de la música, Tom Petty ( Change The Locks ) y sobre todo Passionate Kisses por Mary Chapin Carpenter. La continuación de un disco de reconocimiento siempre es complicada y más aún si la artista se complica la existencia con retardos en nuevas composiciones (tres años entre estos discos), problemas con el sello discográfico y además el temario de las composiciones muy personales y crudas que siempre afectan a su reproducción en vivo y frente a terceros. Fuera como fuese, este Sweet Old World no colmó las expectativas a su creadora y ha decidido retomarlo después de varias décadas, como queriendo señalar que es ahora ya en plena madurez (vejez) cuando esas antiguas canciones deben de volver a la vida o cuando las mismas tienen más sentido haber nacido o vivido.
Ahora viene lo complicado para este que reseña y escribe, pues podría tomarse un camino de ver el lp como algo nuevo sin referencias a su antecesor o buscarle comparaciones viendo las virtudes y defectos de esta nueva visión y al final, voy a optar por las dos visiones aunque esto sea un poco más largo si me lo permiten.

Vds no conocen nada del viejo disco y pinchan el THIS SWEET OLD WORLD bajo el inicial prisma de una preciosa portada (a mi gusto y algo raro en Lucinda) se aparece un disco de espléndido sonido, plagado de baladas e historias de deseos y frustraciones, carnales y crudas vivencías. Una voz ajada por la vida y vicisitudes, pero con aplomo y belleza. Canciones con aires de blues nocturno, whiskey y cigarro. No saldrán decepcionados de este encuentro, el paseo con Lucinda, más bien al contrario, pues puede decirse que nos encontramos con uno de los mejores lps de Lucinda Williams y eso es mucho decir. VALORACION 85.

Vds ya saben cuál es el disco previo y pinchan el THIS SWEET OLD WORLD bajo el inicial prisma de una preciosa portada que supera a la previa por lo que ya hay un buen punto inicial. This Sweet Old World sin duda dispone de un mejor sonido y la producción es mucho más cuidada y con enpaque pero no hay que olvidar que estamos en el S XXI y que Lucinda ya no es la simple gran promesa del rock americano sino una leyenda por lo cual dispone ahora de medios y modos que no había antaño. Los caminos tomados en This Sweet Old World son los lógicos en una persona con una edad cercana a la jubilación se bajan las pulsaciones, se oscurece el sonido, se muestra reflexivo y se cuidan los detalles por tanto se abandona el urgente y luminoso sonido folk y country del inicial lp, que se cambia por licencias del r’n’b y blues ( ver Memphis Pearl, Lines Around Your Eyes, o como desaparece el tema coescrito con Betty Elders, He Never Get Enough Love, una canción que me encantaba) Existen versiones que superan a la original de forma evidente como en Six Block Away con ese arreglo Roger Mcguinn; Pineola y su guitarra rasposa, el aroma Creedence de Line Around Yor Eyes, la belleza del slide de Sidewalks Of The City.. aunque en su déficit también este formato más adulto resta a la nueva grabación de la gracia más juvenil y de la bendita inexperiencia en temas como Something About What Happens When We Talk, Sweet Old World , Little Angel Little Brother… Las regrabaciones de una obra son lo que tienen, lo que se puede mejorar por experiencia también se puede perder de vitalidad y aquí, es un caso más que notorio. Este nuevo This Sweet necesitaría lo que en los últimos tiempos le demando a los trabajos de Lucinda: “menos interior ” y más sol. A mayores, este nuevo trabajo incluye unos cuantos temas que en la edición original no se encontraban y de los cuales solo Why don’t You know y Factory Blues me parecen necesarios. En definitiva, si conoce la vieja versión, le parecerá que Lucinda ha tenido un grado de lucidez reformando la primitiva, suspirará por escuchar que no es una operación comercial o un sin sentido, apreciará el nuevo rumbo de algún tema, pero… echará de menos un poco de luz que sí había en el original. VALORACION 80.

Como un disco no se debe disfrutar por comparativas, la nota principal es un 85, lo otro son disquisiciones de seguidor de la artista para sí mismo.

Sobre el autor

Mi lema: una Buena Canción se encuentra donde menos te lo esperas, por lo que nunca rechaces nada de antemano. Nací con el White Album de los Beatles, y espero morir escuchando "God Only Knows" de los BB. Mis trastornos mentales suelen manifestarse en el blog Mi Tocadiscos Dual

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *