Reseña del debut AOR de Tokyo Motor Fist

Publicado el 21/03/2017 | por Pupilo Dilatado | Reviews
Valoración
70

Impresionante debut AOR

Una nueva banda de AOR a lo grande nace bajo el auspicio y apadrinaje de Frontiers Music s.r.l.. Sus componentes, sin embargo, no son nada nuevos en el negocio, de hecho es un proyecto conjunto con músicos tan curtidos en el negocio como Ted Poley de Danger Danger y el guitarrista y productor Steve Brown de Trixter que han decidido unir fuerzas en un nuevo proyecto de altos vuelos y con sabor a Stadium Rock como en sus mejores años entre finales de los 80’s y principios de los 90’s. Hay que reconocer que tanto Danger Danger como Trixter fueron bandas de la segunda división AOR, que aguantaron como pudieron (incluidas excisiones y separaciones) el terremoto del Grunge y la música alternativa y que han vuelto a coger fuerza y empuje con el revival del hard clásico 80’s en el nuevo siglo gracias a multitud de bandas en Escandinavia, en Inglaterra, Canadá y EEUU. Ambas bandas están en activo hoy en día, hermanadas incluso con la gran amistad que tienen Poley y Brown, incluso sacando discos solventes ambas en el estilo. Pero hoy venimos a hablar aquí de Tokyo Motor Fist...

‘No te culpes’ por nada y disfruta!!!…

Obviamente, la pareja de colegas no están sólos en esto haciéndose acompañar de unos escuderos de auténtico lujo como Greg Smith al bajo (Ted Nugent, Alice Cooper, Rainbow) y Chuck Burgi a los parches (Rainbow, Joe Lynn Turner, Blue Oyster Cult) conformando un combo con una experiencia más que demostrada en el Hard, el Classic Rock y el AOR y teniendo un sonido más que pulido y definido, como si los cuatro llevasen años en esto desde aquellos mágicos y excesivos 80’s.

No nos vamos a engañar, el debut de Tokyo Motor Fist no sorprenderá a nadie pero tampoco pretenden engañar a nadie. La base de su sonido y el cuerpo de su musicalidad está cimentada en el AOR de manual y el hard rock de melodías ultra-pegadizas y predominantes, eso sí, la base rítmica que imponen Greg y Chuck está muy presente imponiendo ese sonido de Stadium Rock del que os hablaba más arriba recordando claramente a Def Leppard sobre todo, pero también a Mötley Crüe, Poison, Jon Bon (Jovi), Foreigner o Survivor entre los grandes representantes del género. El inicial “Pickin’ Up The Pieces”, “Love Me Insane” y “You’re My Revolution” representarían la parte más enérgica y potente pero con unos estribillos irresistibles y de clarísimo ‘punch’. Por otra parte, en un disco de AOR no podían faltar las powerballads y aquí tenemos amor babosillo y meloso para las masas mechero en mano como en “Love” y “Don’t Let Me Go”. En definitiva, no es el estilo de música que más me pone pero hay que reconocer que es un buen trabajo, lleno de calidad, potencia y melodía muy bien compensadas que divierte y entretiene sonando actual y muy vigente aunque te retrotraiga a otros tiempos.

Sobre el autor

¡Pupilo Dilatado ante todo! Licenciado en Bellas Artes y profesor en secundaria de 'marías' audiovisuales en la provincia de Castellón, ¡hasta aquí lo serio!, je,je, pero lo que uno lleva dentro es la melomanía enfermiza, mis manías bizarras, morbosas, iconomaníacas y 'fanzinerosas', mi alma rock'n'roller hasta la médula y una obsesión generosa por las Pin-Ups de otra época. Para acabar, soy hijo del 'Popu' y bastardo del "Appetite for Destruction"... aunque me derrita con Madonna y Shirley Manson (Garbage). También se me puede encontrar en mi blog

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *