X music sonidos que nunca se escuchan – Porn music de la edad de oro en USA

Publicado el 07/01/2016 | por Bernardo De Andres | Cine, Especiales

Un elemento fundamental de todo filme es tener un buen soundtrack que sirva para resaltar escenas, dar un leitmotiv, presentar personajes e incluso servir de instrumento narrativo. Pero este elemento deja de tener sentido, al menos en principio, en filmes dónde el público exija  que no se le distraiga con cuestiones ajenas a la imagen y al sonido ambiente de los actores; es por ello que ser el creador de BSO para filmes X , o porno debe resultar más que frustante para sus compositores sabedores que son algo molesto y prescindible para el público consumidor. Cierto es que conscientes de ello los productores de los meritados filmes tampoco se esfuerzan  en la menudencia musical, por lo menos en los momentos actuales ya que en los albores del nacimiento del porno como industria ese estado de cosas  no era así más bien lo contrario.

Es conocido que  los filmes porno como arte  industrial nacen en los USA por los años 70 con la aparición de una serie de locos  que se aprovechan de la permisividad social para la difusión pública de material sexualmente explicito.  Locos que a la hora de enfrentarse a un filme de estas características seguirían las mismas formas y modos que un filme tradicional aunque por problemas de presupuesto  imitaban en sus formas a los llamados de serie b e incluso experimentales de corte psicodélico por todo ello no es difícil de imaginar que el aspecto de la banda sonora si se le  iba a dar un protagonismo que poco a poco iría perdiendo

Los primeros años 70 suponen una época de la música a mi criterio caracterizada por un completo libertinaje sonoro. Disueltos los Beatles que marcaban las directrices musicales, los demás creadores se encontraban gozando de total impunidad para dar rienda suelta a cualesquiera de sus ideas, de ahí la generación de todo tipo de estilos y formas (prog, acid, hard, heavy, blues rock, southern, kraut…) Esta libertad sonora iba a ser muy bien aprovechada por este genero de filmes de alta graduación  como espero hacerme explicar.y se  puedan deleitar

 

dtPuede establecerse a su mayor gloria que Gerard Damiano en 1972 consigue hacer vendible el primer filme porno como entendemos ahora no como hasta dicho momento un conjunto de  imágenes sexuales,  es  Deep Throat  , o GARGANTA PROFUNDA. No es este el lugar para comentar la película como tal sino de su aspecto musical que es tan interesante como el filme.    La música de DEEP THROAT es un puro reflejo de su época dónde conviven el easy listening (LA LA LA , su tema más conocido e inspirador de muchos de los clásicos italianos del soft porn venideros),funk de primera categoría ( SHE’S GOT TO HAVE IT, RUN LINDA RUN ), pop sixties ( I LOVE STRANGE , DEEP THROAT). Tanto la banda sonora de este Deep Throat como de la segunda parte datada de 1974 han sido reeditadas con todo lujo y esmerado diseño por el sello LIGHT IN THE ATTIC.

 

tmLos músicos participantes en la obra permanecen en el misterio primero por cuanto este tipo de acreditaciones no son habituales en el mundo erótico y en segundo lugar para preservar su buen nombre y no perjudicar sus posibilidades laborales máxime si tenemos en cuenta el escandalazo del filme de Linda Lovelace. Ese mismo año aparece la primera gran obra fílmica del genero dirigida por los MITCHELL BROTHERS con la maravillosa MARILYN CHAMBERS ( posteriormente actriz seria con Cronenberg y cantante de sonido disco) Con un titulo basado en la famosa canción GREEN DOOR  popularizada por Frankie Vaughan ( luego hit por Shakin Stevens) pueden imaginar que en un filme dónde la artista principal no pronuncia ni una sola palabra de texto los motivos musicales son básicos para el desarrollo de la acción y como creadores del clímax ( todavía no se exhibían eyaculaciones en pantalla). Si Damiano utilizó elementos easy listening y pop para Deep Throat los Mitchell cambian de registro tomando como base jazz funk y sonidos de funk psicodelíco que ayudaban a dar ritmo y expresión a una orgía de casi una hora sin casi  narración.  En esta ocasión el nombre del autor del soundtrack si  es conocido se trata de DAN LE BLANC , un compositor y arreglista de jazz que visto su carrera posterior ejecutó aquí su mayor logro, dónde segmentos de rock psicodélico ( JOHNNY’S THE KEY THEME, TRUCKING) se funden con funk incendiario con basslines excepcionales ( CLIMAX, FUNK ME, KIDNAPPED) Durante muchos años se dieron por perdidas las pistas musicales sin embargo un rescate , regrabación y limpieza permitieron que esta sensacional BSO puede disfrutarse en su integridad al ser reeditada por el sello 101 North Records y distribuido por el sello online cdbaby.

 

 
deEn el año 1973 el negocio de los filmes porno era un hecho , Deep Throat y Behind The Green Door lo habían demostrado pese a las dificultades legales y  aquí surgieron dos posibilidades la banal ( al final triunfante) sin el más mínimo interés artístico y la experimental dónde el aspecto sexual era el más importante pero no el único.  DAMIANO a la vista del pelotazo de BEHIND THE GREEN DOOR decide tomarse su filmografía por el camino serio y experimental y crea  DEVIL IN MISS JONES , la obra maestra del genero y una de las 50 mejores películas de la historia del cine. Una historia basada en un descenso a los infiernos debe tener una sonoridad especial la cual le fue encargada a ALDEN SHUMAN, compositor bostoniano que crea una partitura bellisima de tonos clásicistas, sin duda una de las mejores partituras que he escuchado en mi vida.  La triste historia de Justine Jones (Georgina Spelvin) , una solterona que en su depresión decide suicidarse pero que por dicha razón no puede subir a los cielos por lo que debe elegir entre volver a la tierra para ganarse un sitio en el infierno o quedarse en el limbo optando por la primera opción que al final se convierte en un castigo. No aparecen ni wah wahs, ni fuzz ni bajos funky más bien al contrario numerosos sketches de piano clásico y oníricas orquestaciones que la convierten en un rara avis de lo que podría entenderse como un soundtrack para un filme de estas características, nunca jamas tal belleza sonora se repetirá en este mundo.  LINDA NOVEMBERG ,corista de lujo y participante en grabaciones de Hendrix, Sinatra, Streisand, se encargo del tema principal. Un film que hace historia e incluso da lugar a una serie carente de la originalidad y maestría de su origen ( sólo la séptima The New Devil in Miss Jones dirigida por Paul Thomas puede acercarse un poco a su altura).

 

 

thDamiano repite genialidad en 1975 con la portentosa revisión del mito de O creado en  la novela de PAULINE REAGE  STORY OF O bajo el filme  STORY OF JOANNA, película muy superior a la famosa Story of O de Just Jaeckin de ese mismo año por lo oscuro de su historia y la forma de tratamiento alejada del almíbar del director francés.   Otra vez se dota de un cuidado  aspecto musical y se encarga la banda sonora a BRIAN BENNETT, conocido por ser compositor y batería del grupo inglés THE SHADOWS y un habitual compositor para este genero de filmes ( algo que muy bien no debía sentar a Cliff Richard por entonces enfrascado en una carrera ultrareligiosa).  BRIAN BENNETT firma un score magnifico de sonido Burt Bacharach en su mayor parte y con un tema principal cantado por DI GIBSON el cual podría formar parte del repertorio de grandes damas del pop inglés como Dusty Springfield o Shirley Bassey . Desgraciadamente y salvo error no me consta reeditada y sólo a través de online y alguna recopilación puede obtenerse idea de la misma . Ese año 1975 aparece un filme de idénticos patrones sado   THE IMAGE  dirigido por RANDLEY METZGER, especialista en filmes s&m y que solía tener al meritado BRIAN BENNETT  y a su actor fetiche, el homosexual cantante y protagonista de Story of Joanna ZEBEDY COLT como compositores de sus bandas sonoras , pese a que THE IMAGE es un clásico  a nivel musical y artístico, es  su filme de 1976 THE OPENING OF MISTY BEETHOVEN, una versión peculiar del My Fair Lady, la que ha trascendido en el genero . Centrandonos en su BSO que es lo que nos compete debo señalar que la influencia italiana llega a los USA de la mano de BRUNO NICOLAI que figura en sus créditos (TEOREMA), con esos dabadabas y  peculiares onomatopeyas tan reconocibles por estos lares pero también la sustitución del funk por momentos más rockeros o hard rock como el extraordinario THE FUZZ ( Duncan Lamont) o CONFUKTION ( DAVE RICHMOND). La BSO es difícil de obtener pese a haber sido reeditada a todo lujo por Distripix Obligatoria.

 

 

Si MISTY BEETHOVEN era magnifica , la siguiente obra de Metzger no le iba a la zaga , la historia de un restaurante de peculiarisima carta y organización, BARBARA BROADCAST  y la presencia de una de las más bellas mujeres del celuloide ANNETTE HAVEN sirve de presentación a temas de los habituales BRIAN BENNETT, (REFLECTIONS ON A MISTY MORNING), ALAN TEW ( un colaborador de Cat Stevens) ( WHITE ELEPHANT WALK), STEVE GRAY ( GLITTERING MUD). Tanto Misty como Barbara permiten ver un intento de  que el groove y funk fuese aparcado por sonidos blancos alejados de ese blaxplotation de principios de los 70 si bien los 80 estaban a la vuelta de la esquina y nuevos sonidos entre el disco y el sintetizador iban tomar las riendas y con ello el fin de la edad de oro tanto en lo fílmico como en lo musical.

No me gustaría dejar esta pequeña reseña a esa música no oída con una semblanza a PATRICK COWLEY, colaborador de Giorgio Moroder y fascinante mentor de gente como Sylvester.  Gay confeso y practicante, que durante años vino surtiendo de instrumentales de fascinantes desarrollos a series de películas de este género. Recomendabilisimo el lp dónde se recogen un buen montón de joyas grabadas entre los años 1973 a 1981 incluyendo las composiciones para dos filmes de gay porn más famosos MUSCLE UP y SCHOOL DAZE . Temas muy al gusto de Bowie

Es evidente que existen múltiples filmes y músicas más allá de los reseñados los cuales pueden encontrarse en recopilatorios como SEX-O-RAMA; THE 70’S PORN COLLECTION, INSIDE DEEP NOTE, PORNO GROOVE  o el incontable serial manejado y recopilado por la superestrella porno RON JEREMY, casi todas centradas en los momentos más groovies y funk de los filmes, y sin embargo de igual manera que todas esas recopilaciones easylistening, mod sixties, hammond que circulan por ahí podría darse la impresión de que este tipo de soundtracks carecen de conjunto y sólo puntualmente algún temilla tiene su gracia por su exotismo lo cual no sería de justicia pues de igual manera que hay verdaderos grandes filmes también muy buenas bandas sonoras.  De Europa es posible que otro día

¿Te gustó este artículo? Compártelo en redes!!!

Sobre el autor

Mi lema: una Buena Canción se encuentra donde menos te lo esperas, por lo que nunca rechaces nada de antemano. Nací con el White Album de los Beatles, y espero morir escuchando "God Only Knows" de los BB. Mis trastornos mentales suelen manifestarse en el blog Mi Tocadiscos Dual

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *