TESSERACT – Polaris: energía y armonía

Publicado el 16/09/2015 | por Laurent Berger | Noticias, Reviews

TSEn geometría, el tesseract es la de cuatro dimensiones analógica del cubo, pero, en música, es una banda de metal progresivo británica formada en 2007. Abanderados de una rama del progresivo llamado “djent”, siempre a lo largo de sus discos han sabido mezclar perfectamente la energía con la armonía, los sonidos atmosféricos con el metal. La técnica y la melodía se dan la mano para explorar los terrenos más duros del power metal y la melodías más melancólicas.

La banda vuelve con un nuevo trabajo bajo el brazo, Polaris, que se comercializará el 18 de septiembre; han pasado dos años desde aquel Altered State y este se convierte en su tercer trabajo y el primero para un sello tan importante en el progresivo actual como es Kscope.

Su sonido ha madurado sin haber perdido personalidad, evitando entrar en los típicos clichés en que muchas nuevas bandas caen burdamente. Es cierto que son indudablemente hijos de discos como In Apsenta, de Porcupine Tree, pero aquel disco de Steven Wilson abrió el camino para muchas bandas, y pocos son los  se pueden sentir dignos herederos de aquel sonido.

TesseracT siguen explorando el futuro del progresivo y, como siempre, no dejan de lado su amor por la melodía de tintes apesadumbrados y composiciones innovadoras de gran potencia.

Tesseract se separó de vocalista Ashe O’Hara en junio de 2014, volviendo ahora al seno de la banda el vocalista original de los primeros años: Daniel Tompkins.

Un adelanto en agosto con un primer sencillo; “Messenger”, ya nos dio una pequeña muestra de lo que “Polaris” nos ofrece.

Y desde hace unas horas el disco desde Kscope ha sido puesto para su escucha:

Sobre el autor

Tsi – Na – Pah estudió Bellas Artes y más tarde cocina. Actualmente recorriendo Andalucía vendiendo y comprando viejos vinilos. Apasionado del rock progresivo y del rock americano de los setenta. Colaborador en distintas revistas musicales y tiendas de música en la época donde se vendía música de verdad.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *