Desde Toledo llegan Lucky Strikewalker con su segundo trabajo, «La gran estafa del Rock and Roll», y hay que reconocerles que el título del disco es de los que ya llaman la atención al instante. No voy a negar que los Sex Pistols son los primeros que se me han venido a la cabeza al leer como han bautizado Lucky Striwalker su nuevo disco, y aunque la banda de Rotten y cía no se muestren en los surcos de los toledanos, esto sirve como aliciente para lanzarme de lleno en sus canciones. Lo suyo bebe del sonido más clásico pero además Lucky Strikewalker añaden un toque más hard rock gracias a los riffs que destilan e influencias del rock duro de corte macarra que vio explotar el Sunset Bulevard angelino.

La canción que da nombre al disco se encarga también de abrirnos sus puertas como declaración de principios, con un riff que te golpea de frente y una batería contundente. «Lobos» se mueve entre el hard clásico y el de influencias de los ochenta e incluso reconozco – o me parece hacerlo – recuerdos de Buenas Noches Rose en su golpeo. «Que digan lo que quieran» conjuga rabia y vitalidad, aroma callejero, cara a cara. «Malibú» es directa, quemando gasolina, pisando fuerte e influencias del punk rock californiano. Y de la energía al medio tiempo «No me quise enamorar» donde contrastan la melodía casi pop a lo Ramones/Los Nikis de la voz y el incisivo riff de guitarra. 

Homenaje a los Burning con su «Es especial» que da paso a la furiosa «Echo de menos tus besos» de gruesa guitarra, sinuosa melodía y magnífico riff. «Mendigo de la juerga» recoge influencia de Guns n´Roses o Aerosmith – obvio reconocer a los segundos en los primeros – en su característica más chulesca y Rock and Roll style of Life. Cierra el disco «Matar al DJ» con la batería marcando el ritmo y el riff siguiéndole de forma contundente mostrando la faceta más dura de la banda y bordeando las influencias más heavys del hard rock. Fantástico disco de los toledanos y una manera estupenda de encarar el fin de semana. ¡No olvides subir el puto volumen!.

LUCKY STRIKEWALKER – La gran estafa del rock and roll

by: Carlos tizon

by: Carlos tizon

Licenciado en el arte de apoyar el codo en la barra de bar. Comencé la carrera de la vida y me perdí por el camino, dándome de bruces con el rock and roll. Como no pude ser una rock star, ahora desnudo mi alma cual decadente stripper de medio pelo en mi blog, Motel Bourbon.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas entradas

Últimos comentarios

  1. Maravilla de lista...muchos d ellos estarían entre mis 100 favoritos pero sería interesante saber los 200 q s quedaron fuera😆

Te puede interesar

Aeons – The Ghost Of What We Knew

Aeons – The Ghost Of What We Knew

Con esta amplia disponibilidad de música que tenemos actualmente y los que huimos de los logaritmos que tienen las plataformas digitales a la hora de recomendar música según lo que escuchamos, siempre nos llevamos una buena sorpresa cuando nos llega una banda nueva,...

Kinki Boys – El país de las maravillas

Kinki Boys – El país de las maravillas

Está feo juzgar un libro por la portada, y más que lo diga yo (aunque la portada de Candelarias de la Virgen es magnífica), pero hay portadas que dicen mucho. El flamante nuevo disquito de los Kinki Boys pone una foto de lo que parece el centro de una ciudad, casas...

Los Deltonos – Evolución

Los Deltonos – Evolución

A la vez que surgen callos en las manos y canas en el pelo, uno se va dando cuenta de que no existe necesidad de perderse en rodeos o tratar de emular ser otro para decir lo que se pretende, por miedo a salirse no ya del patrón auto establecido, sino de aquel donde...

Holycide – Towards Idiocracy

Holycide – Towards Idiocracy

Cuando hablamos del Thrash Metal actual de nuestro país, los primeros nombres que nos vienen a la cabeza son Angelus Apatrida y Crisix, pero el tercer lugar en el cajón suele estar muy discutido dependiendo si te decantas por el Thrash más suave o prefieres el más...

Falefou – FOUNKYFLEXION

Falefou – FOUNKYFLEXION

Hay ocasiones en las que uno tiene que desactivar el cerebro. No sé al resto del mundo, pero a mí me pasa cuando me ataca el síndrome del impostor. Tengo todo el tiempo la sensación de ser un bocachancla, de hablar por hablar dándome ínfulas, y cuanto más lejos estoy...

Pin It on Pinterest