Tras trabajar en varios tres estrellas Michelín franceses o en Australia, el chef galo Roman Lascarides abre su primer restaurante en la capital de España. Su nombre es Allegorie y se encuentra en la céntrica calle Hartzenbusch, cerca de la Glorieta de Bilbao.

El local es un viejo conocido de la capital de España pues durante bastantes años se encontraba la Taberna andaluza La Giralda. Se sigue manteniendo el azulejo en las paredes, la misma larga barra de bar y la separación de espacios con una forja de hierro de rejilla (tipo las de las casetas de feria). Es cierto que la falta de reforma hace que el restaurante no manifieste la extraordinaria cocina que ofrecen pero suponemos que se debe a limitaciones presupuestarias o a un cambio de sede en años venideros. Aun así, las mesas están decoradas con gusto, con mantel de hilo y cubertería y menaje a la altura. Todo eso, se pudimos advertirlo mientras nos tomábamos una cerveza antes de pedir la comanda. Nos ofrecieron un clásico como es la Alhambra 1925. Todavía no tienen carta de cervezas pero nos aseguraron que están en ello. Lógico pues llevan poco tiempo desde su apertura.

Allegorie es cocina de fusión, de clara influencia francesa, con productos de proximidad, puntos perfectos de cocinado y técnicas contemporáneas pero sin enmascarar sabores. Un talento descomunal el de Lascarides con el que es complicado que alguien salga disgustado junto a un servicio de sala estupendo y un esmerado respeto con los tiempos entre platos. Una carta corta pero esmerada que refleja el buen gusto de Romain Lascarides.

 

 

Comenzamos el ágape con el soberbio Huevo perfecto, zanahoria en textura y brioche. Un huevo de yema blanda sobre una espuma naranja que escondía además de la zanahoria, un puré de dátiles, un pesto de cilantro y el toque crujiente de unos cacahuetes. Riquísimo de sabor con especias fuertes como el comino, el jengibre, el cilantro y un matizado toque cítrico. Y como colofón dos pequeños trozos de pan brioche de naranja. Una delicia.

 

 

Casi tanto como el rabo de toro con foie gras, presentado en otra espuma, en este caso de maíz, desmigado y con unas nueces como toque crujiente.

 

 

Para todos los platos decidimos maridarlo con el mismo vino. Pedimos un Rías Baixas y nos ofrecieron un Ocho Patas, monovarietal de uva Albariño, potente de sabor y con un precioso color amarillo. Cumplió, de sobra, lo que podíamos esperar del maridaje, más cuando el plato principal iba a ser pescado.

 

 

Así que ante nuestros ojos apareció un excelente rape “pochée- rotie”. Genial de sabor y perfecto en su cocción que descansaba sobre un caldo del propio pescado emulsionado y acompañado de una coliflor con láminas de seta cruda (creemos que shitake), una yema, parmesano y trufa de invierno. El rotundo toque del hongo multiplicaba la excelencia de un plato que no vamos a olvidar en tiempo. Rebañamos hasta el fondo con el rico panecillo de masa madre que nos ofrecieron.

 

 

Y aunque no somos muy de postres hay que reconocer que los de Allegorie son sensacionales. El eclair con crema de pistacho y frambuesa tiene pinta de convertirse en un clásico y nada malo se puede decir de la tarta de limón al revés con el merengue como base soportando la lima y el limón confitado.

Allegorie tiene pinta de convertirse en uno de esos restaurantes especiales y con encanto. Uno de esos sitios donde seguro que van a pasar cosas. Al tiempo.

by: Jose Luis Diez

by: Jose Luis Diez

Cinéfilo y cinéfago, lector voraz, amante del rock y la ópera y ensayista y documentalista con escaso éxito que intenta exorcizar sus demonios interiores en su blog personalel curioso observador

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas entradas

Últimos comentarios

  1. Estoy muy de acuerdo con la lista donde a mi gusto cambiaria muy poco y totalmente de acuerdo con ese…

Te puede interesar

Taberna del Alabardero (Sevilla)

Taberna del Alabardero (Sevilla)

En lo que respecta al mundo de la gastronomía, una visita obligada en Sevilla en la Taberna del Alabardero. Por sus fogones han pasado la gran mayoría de los chefs más influyentes de la capital hispalense pues en sus cocinas se encuentran los estudiantes de la Escuela...

Taberna Coloniales (Sevilla)

Taberna Coloniales (Sevilla)

Una de las cosas, a nivel gastronómico, que han caracterizado a Sevilla desde siempre ha sido comer de tapas. Reuniones informales entre amigos que comparten diferentes platos de reducido tamaño. El problema es cuando la cantidad de alimento es mínimo o los platos no...

Restaurante Los Galayos (Madrid)

Restaurante Los Galayos (Madrid)

El Restaurante Los Galayos es un pedazo de la historia de Madrid. Una taberna centenaria, fundada en 1894 y situada en pleno centro de la capital de España, en la calle Botoneras esquina con la Plaza Mayor. Local inmenso con dos plantas y salones privados de todo...

Taberna La Bola

Taberna La Bola

Más de siglo y medio contemplan a este clásico de la cocina madrileña como es la Taberna La Bola, una de las centenarias que quedan en la capital de España. Carta existe y seguro que todo está buenísimo pero en  las ocasiones que he visitado el local (y no han sido...

Aranjuez Steak House

Aranjuez Steak House

Desde 1973 lleva asando carne el Grupo Aranjuez, todo un especialista en esto de los Steak House. Su local se encuentra en la zona del Bernabéu, en la actual calle de Poeta Joan Maragall (antigua capitán Haya). Todo un clásico de los asadores madrileños. Su propuesta...

Pin It on Pinterest