Hay numerosos matices en este gran trabajo del andaluz John Serrano. Multi-instrumentista inquieto y prolífico, nos obsequia con su último trabajo de título, Summer of 15, el cual da buena cuenta del potencial enorme que tiene este artista que va y viene entre sonidos electrónicos y los más clásicos del metal progresivo.

Este disco no sigue el cauce de lo que se espera en cuestión de sonido. Uno cree prever la melodía, pero es la misma melodía la que lleva al oyente por donde ella quiere. Para esto John obliga al sonido, consiguiendo que suene como él desea. Así hacen los grandes. De la misma manera que un poeta obliga al lenguaje para decir lo que él quiere, incluso rompiendo la gramática, John juega con la disonancia creando una atmósfera irrespirable que está fuera de nuestro control.

Estamos ante un músico que es un diamante en bruto; con la particularidad de que no hay que pulirlo. Ya que así es como se crea ese sonido original que solo obedece a sus propias leyes. Este es el camino.

También hay que destacar la colaboración de Raúl Lupiañez, el cual ha grabado, compuesto y arreglado las guitarras analógicas que suenan en las cuatro canciones en las que participa, dejando así una bonita huella; una agradable impronta en todo el disco.

Empezamos con She’s a Model. La primera de estas 9 canciones nos retrotrae al sonido de Depeche Mode, en un principio; ya que a medida que avanza la melodía, esta adquiere su propia forma original. Algo que favorece ese sonido a vieja escuela que tan acertadamente sabe utilizar John Serrano.

Ghost. Suena la segunda canción y la voz de John se abre paso entre susurros, la que junto a la melodía central, otorga un halo de misticismo embriagador, del que salimos cuando suena Cruel. Simple, sencilla, así empieza la tercera canción que me hace recordar a los también andaluces Mordida. Con ese bajo sintético con sabor añejo que hace que se te cuele por dentro enseguida.

Cion. De nuevo la voz de John uniéndose al sinte. Un sintetizador bien escogido para que guste y no canse, con la finalidad de que tu serotonina se desborde a la vez que suena esa guitarra de Raúl; una buena combinación que demuestra que lo digital y las guitarras eléctricas no solo se llevan bien en el Pop.

Llega el momento de escuchar 2045. Esta melodía intriga solo por su título. ¿Estaremos aquí para entonces? Suena la voz de John a la vez que la guitarra sumergida de Raúl. Una buena combinación sonora que junto al buen inglés, se expande alcanzando las fronteras propias, e incluso saltándolas con su melancolía.

July es una pieza magistral. Al principio de esta reseña he hablado de la disonancia. Pues bien. Esta canción, con su juego disonante particular, ha hecho que me acuerde de una canción del pianista Bill Evans, Peace Piece. En la que el músico juega con sonidos que parece que no pueden ir juntos, pero que se sujetan gracias a la melodía central que los envuelve. Algo que me parece impresionante, y da buena cuenta del potencial de nuestro incansable multi-instrumentista.

Safe Heaven nos hace ser pacientes, al principio. Ya que la melodía tarda en definirse, jugando así con la voluntad del oyente y demostrando quién manda aquí; que no es otro que John. Una propuesta que juega con loops adictivos más el bajo sintético, que cuando suenan a la vez, nos mecen provocando un apacible estado de tranquilidad del alma.

Sigo deambulando por el disco y le toca el turno a Spend the Night, que empieza con una base rítmica similar a las composiciones de Depeche Mode, y nos hace comprobar que no hay ni un solo sonido que te obligue a saltarte ni una canción de este original y escrupuloso trabajo. Sobre todo ante esos magníficos coros en falsete. Una inspiración que llega también hasta el artwork de su bonita portada.

Terminamos con The Gateway. John y Raúl se despiden de nosotros con una canción especial que hace que con esas prolongadas guitarras, que arropan y visten artesanalmente la melodía, se establezca la comunión entre lo electrónico y lo analógico, cruzando así la frontera de lo real hacia nuevos sonidos. Algo que nos deja ansiosos; con ganas de escuchar más.

 

John Serrano – Summer of 15 (2021)

by: Angel

by: Angel

Melómano desde antes de nacer, me divierto traduciendo canciones y poesía. Me gusta escribir. Soy un eterno aprendiz y bebo de casi todos estilos musicales, pero con el buen rock alternativo me derrito.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas entradas

Últimos comentarios

  1. Estoy muy de acuerdo con la lista donde a mi gusto cambiaria muy poco y totalmente de acuerdo con ese…

Te puede interesar

Suicidal Angels – Profane prayer

Suicidal Angels – Profane prayer

La lógica nos hace invariablemente dirigir nuestros pensama una serie de bandas que somos capaces de recitar de memoria cuando adaptamos el término “clásicos “ al thrash metal. Pero cuidado, que tampoco podemos negar que dicha etiqueta también podría abarcar a una...

Lendakaris Muertos – Mucho asco (casi) todo

Lendakaris Muertos – Mucho asco (casi) todo

"Mucho asco (casi) Todo" es el tercer álbum de estudio del grupo punk español Lendakaris Muertos, y como era de esperar estamos ante un torbellino de crítica social, humor negro y punk irreverente que sacude los cimientos de la escena musical. Un disco que combina...

Ribspreader – Reap Humanity

Ribspreader – Reap Humanity

No sé si alguien ha redactado una lista con los artistas más prolíficos del mundo pero si existiese sin duda incluiría a gente como Lope de Vega, Stephen King, Jess Franco, Buckethead, Johann Sebastian Bach o Frank Zappa. Las carreras de cada uno de ellos están...

Los Nodoyunas – Una bolsa en el viento

Los Nodoyunas – Una bolsa en el viento

Aunque acabó refutado por muchos de los filósofos que llegaron posteriormente, sobre todo por Marx, y aunque no sé mucho de su pensamiento, cuando me cruzo con estos cuatro desarrapados tengo la idea del diálogo maestro-esclavo. Yo, asín mayormente, soy un maula, un...

Frank Suz – Reza todo lo que sepas

Frank Suz – Reza todo lo que sepas

¿Quién lo iba a decir?, ¡nos encontramos aquí para hablar del tercer disco ya de FRANK SUZ! Y no lo digo en términos peyorativos hacia él, ¡ni mucho menos!, Mr. Suz y sus secuaces se lo merecen absolutamente todo. En todo caso, lo 'peyorativo' va hacia la industria...

Pin It on Pinterest