Etin Produccions nos ofreció la pasada noche una sesión triple de Rock de alto voltaje, programando nada más y nada menos que a Jared James Nichols desde USA, Laura Cox con su banda desde Francia y Wolf Jaw desde el Reino Unido.

Hay expectación en la sala, sólo había que ver la cantidad de gente en la cola y que en el bar de al lado de La Nau, aun había más gente, y es que Jared cada vez tiene más adeptos a su causa y no digamos Laura, recordar su anterior visita a la sal Rocksound, en la que no se podía dar un paso, en la que por cierto, esa misma noche actuaba el gran Bob Wayne, una pena que coincidieran las fechas, ya que no me he perdido ninguna de sus visitas, pero el cartel era más atractivo, solo me queda saludarle HELLL YEEEAAAHHH.

A las 20 horas se abren las puertas y debido a que solo hay un acceso y la cantidad de gente esperando nos perdemos los primeros temas de los británicos Wolf Jaw, no puedes esperar que entre tanto público en 15 minutos, es imposible, una pena.

Wolf Jaw, formados en 2014 bajo el nombre The Bad Flowers y usando este nombre hasta el 2015, se hicieron un hueco en os circuitos de clubs y garitos de los Midlands de reino unido, gracias a su potente directo, mucho mejor que en disco, con su formato powertrio, una potente base rítmica, mención para Dale Tonks, bajo y coros, y Karl Selickis a la batería, y los riffs contundentes y a la vez exquisitos de la guitarra de Tom Leigthon.

En 2018 editaron su álbum debut “Starting Gun” llegando al puesto 17 en los UK rock charts, y aclamados por critica y publico que losa llevo a girar por toda Europa.

En 2019 editan su segundo trabajo “ The Heart Won’t Listen” con el que se patean festivales de la talla del Download y muchos de los que se celebran en el viejo continente.

Accedemos a la sala en mitad del tema I Ain’t Ready y ya vemos el porqué de sus buenas críticas, sonido claro y contundente con toques stoner, y una voz limpia y agresiva.

Shoulda, Woulda, Coulda cae como una losa éntre los asistentes e inmediatamente después, tras una pequeña presentación la mejor de la noche para mi gusto Thunderchild.

El tiempo es oro y sin apenas descanso suenan los dos últimos temas de su reducido set Beast y City Lights, foto para las redes sociales de rigor y a desmontar que hay prisa, un muy buen sabor de boca dejaron al público y a tener en cuenta por su calidad y su juventud, les presagio una carrera larga.

Pocos minutos pasaban de las 21 horas y Laura Cox y su banda, presentando a nueva bajista, saltan al escenario para interpretar un set corto, pero intenso, compuesto por sus dos trabajos editados, The Australian Way y If You wanna Get Loud (Come To The Show) pasan volando y ya con los primeros riffs de Laura y Mathieu, el respetable empieza a bailar y gritar.

Last Breakdown y Looking Upside Down nos hace ver que Laura cada vez esta mas cómoda delante de público y ya se empieza a soltar en un escenario, interactuando con la gente, y que a pesar del cambio de bajista, la maquina está bien engrasada, y eso nos hace disfrutar a todos.

Momento para la deliciosa Barefoot In The Countryside la mejor del set con diferencia, con sus sonidos cercanos al country y blues que arranca la mejor ovación de la noche.

Laura nos arenga a que le peguemos fuego a la sala y Fire, Fire, Bad Luck Blues y As I Am pone la sala del revés, explayándose en los solos y los piques de guitarra para regocijo  de los presentes.

Encaramos el final y aquí hay un  cambio en relación a la descarga de Madrid, en la que interpretaron el clásico de Pat Benatar Heartbreaker, en su lugar Hard Blues Shot y otro tema de su último trabajo Freaking Out Loud, para despedirse a toda prisa dejándonos con u  excelente sabor de boca.

Llega el turno del altísimo y simpático Jared James Nichols, también  en formato powertrio, que nos revienta los tímpanos con dos trallazos de la talla de Last Chance y End Of Time, con la voz un poco tomada pero que enseguida recupera con un poco de ayuda desde la mesa, aunque su fuerte sean las seis cuerdas que pulsa con maestría sin púa, y ahí hay consenso, una bestia parda.

Había ganas de escuchar You Threw Me To The Wolves y a pesar del título, es un tema tranquilo y blusie, ejecutado con mucha pasión y que gusto al público, aunque se nos olvida al empezar los acordes de un temazo de la talla de Can U Feel It con su ritmillo vacilón y alegre pone la sala patas arriba para, sin descanso apenas, ejecutar Now Or Never muy celebrada por todos.

Una pequeña introducción a la banda para encarar el clásico de James Gang Funk #49 para lo que invita a un amigo a tocar con él, regalándonos un pique de riffs y solos excepcional, disfrutando y haciéndonos disfrutar, rápidamente nos revienta los sesos con la cañera Gun y Hardwired To Love You con un sangrante solo marca de la casa insuperable.

Jared está muy cómodo en los escenarios e interactúa con todos de forma muy amistosa y simpática, se le nota que disfruta y nos ofrece una interpretación muy visceral de Nails In My Coffin y Playin’ For Keeps.

A toda prisa invita a Laura Cox para interpretar una enérgica versión de Jimmy Hendrix que como habréis adivinado no es otra que Foxy Lady, para abandonar el escenario unos pocos segundos y apretar en el set, corto de por sí pero que además se hace muy corto, otro cover, esta vez de Mountain, una súper vitaminada Mississippi Queen que desata la locura en la sala, para despedirse de todos y acabar en la zona de merchand para firmas y fotos.

Un estupendo cartel compuesto por bandas muy jóvenes que te hacen volver a creer en la buena salud del Rock, esperemos que hayan mas así, BLUESPOWER.

Texto y fotos: Metalmaniac.

by:

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas entradas

Últimos comentarios

Te puede interesar

Crónica de Súcube en El Cobijo de Puerto Real (Cádiz) (6-04-24)

Crónica de Súcube en El Cobijo de Puerto Real (Cádiz) (6-04-24)

Siempre es un placer descubrir nuevas salas que se atreven a programar música en directo y bandas que ofrecen aparte de las consabidas versiones sus propios temas. Entendemos que tengan que rellenar repertorio con las canciones de otros mientras componen sus melodías....

Pin It on Pinterest