Crónica del Concierto de Brainstorm junto con In Vain y Sinheresy en la Sala Khitai

26 Nov 2019 | Crónicas | 0 Comentarios

El pasado jueves 21 de Noviembre comenzó para mí un fin de semana muy intenso de celebraciones con motivo de la patrona de la música, Santa Cecilia, y las numerosas actividades que se realizan, ya que es una opinión muy extendida, que el músico es de los pocos que celebran su festividad poniéndose más trabajo. Pero la oferta que nos daba Kivents para esta noche era de los que no se podían rechazar, volver a disfrutar del directo de la veterana banda alemana Brainstorm en una rápida gira por 5 ciudades de la península para deleite de sus fans, acompañados de los italianos Sinheresy, y para los que asistimos a su concierto en Madrid, de los locales In Vain.

Debido a los horarios de las salas de conciertos en Madrid, a las 19:50 cuando se subieron al escenario los italianos Sinheresy, en la sala nos encontraríamos una treintena de personas con ganas de ver que nos ofrecía el cuarteto venido desde Trieste, formado allá en el 2009 y que venía presentando su tercer disco “Out Of Connection”, editado este mismo año. Y digo cuarteto en vez de quinteto porque la banda está formada solamente por los cantantes Cecilia Petrini y Stefano Sain, el guitarrista Lorenzo Pasutto y el bajista Davide Sportiello. En la grabación del disco recurrieron a un batería de estudio y para la gira desconozco si será el mismo o será otro, ya que no lo presentaron, pero hizo un papel excepcional durante todo el concierto. Comenzaron su actuación con una intro de teclado pregrabado que viene siendo ya habitual en muchos conciertos, para arrancar con “What Makes Us Human” y “Zero One”, temas de su disco más reciente. Atreviéndose con algunas palabras en castellano, se sentían más cómodos expresándose en inglés, a pesar de compartir lenguas latinas, continuando con “My Only Faith”, perteneciente a su anterior disco “Domino” del 2017. Demostrando el saber estar sobre los escenarios, animaban continuamente al público presente a participar en los temas mientras disfrutábamos de su música con claras influencias de Evanescence y de sus paisanos Lacuna Coil. Repasando los discos de su carrera le llegó el turno a su primer Lp “Paint The World” del 2013 con el tema que dio nombre al disco y “Lying Dreams”. El tiempo apuraba y con los temas “Fact, Words, Sand, Stone” e “Immortas” dieron otra muestra de su último disco para sumergirse de nuevo en el anterior “Domino” con “Star Dome”, aunque brevemente ya que en la recta final volvieron al presente con los temas “Out Of Connection” y “Break The Surface”, teniendo que dar por finalizado su concierto, y recibiendo el aplauso de los presentes. Buena banda italiana que no conocía, haciendo un papel muy profesional sobre el escenario y que se ganó a más de un nuevo seguidor.

Los siguientes en subirse al escenario fueron los madrileños In Vain, cuarteto formado por el vocalista y guitarrista Daniel Cordón, el otro guitarrista Daniel B. Martín, el bajista Mario Arredondo y el baterista Teo Seoane. La banda comenzó su concierto con el tema “Blood & Steel”, perteneciente a su trabajo más reciente “IV” del 2017, seguido del tema “In Death We Trust” perteneciente al disco del mismo nombre del 2012. A pesar del sonido potente del thrash y heavy que defienden, el medio centenar de personas que ya íbamos cubriendo la sala podíamos escuchar su concierto sin tener que recurrir a protecciones para nuestros machacados oídos, y es que la buena música y la dureza de los temas no va unido con sonar cada vez más fuertes. Continuando con la descarga de su set list, le llegó el turno al tema “Dragon Huntress” del disco “The Little Things That Matter” del 2014 y presentando el tema nuevo “Evils In My Soul”, que formara parte de su futuro disco. Para el siguiente tema “No Future For The World” del 2014, contaron con la participación del público en los coros, ya que se notaba que jugaban en casa, afrontando la recta final con el tema “Serenity Valley” del mismo disco y cerrando su actuación con el tema “War Machine” del 2012. Buena actuación de In Vain que cumplió con su papel de subir la temperatura para la llegada de la siguiente banda y que sirvió para que sus fans disfrutasen de su música mientras trabajan en su próximo disco.

Y llego el momento esperado por el casi centenar de personas reunidas en la sala Khitai, esperando al quinteto alemán, veterano y con canas después de sus 30 años en activo. Con pocos cambios en su formación desde sus inicios, la banda esta encabeza por el vocalista Andy B. Franck, los guitarristas Torsten Ihlenfeld y Milan Loncaric, el bajista Antonio Ieva y el baterista Dieter Bernert. Comenzaron su espectáculo con el tema “Devil’s Eye” perteneciente a su reciente disco “Midnight Ghost” editado el pasado 2018 para a continuación tocar el primero de muchos clásicos que serían coreados por los presentes, “Worlds Are Comin’ Through”, perteneciente al aclamado disco “Liquid Monster” del 2005 y con el que los descubrí cuando los vi en el Metalway de Jerez del año siguiente. Ganándose el cariño de todos desde el primer acorde, siguieron su descarga con el tema “Falling Spiral Down”, del posterior disco “Downburst” del 2008, seguido del tema “Shiva’s Tears” perteneciente al disco del 2003 “Soul Temptation”. Defendiendo su último disco, le llegó el turno al tema “Revealing The Darkness” para volver a sumergirse en el tiempo con “End Of Sorrow” del 2008 y el clásico “Highs Without Lows” del 2003, para volver al año pasado tocando los temas “The Pyre” y “Jeanne Boulet (1764)”, primera víctima de la Bestia de Gévaudan. El tiempo pasa muy rápido cuando disfrutas de un  gran espectáculo, y la banda muy atenta al paso del reloj, continúo con el tema esperado por todos los asistentes esa noche, “All Those Words”, que fue coreado por todos los presentes acompañando a la soberbia voz de Andy B. en todo momento de la canción. Era la recta final de la noche, se acercaban las fatidicas once de la noche, hora fijada para terminar la música y después de interpretar “Firesoul” del disco homónimo del 2014, llegaron los temidos cambios en el set list programado, interpretando para terminar “Fire Walk With Me” del 2008 y el single “Ravenous Minds” del 2018, pero dejando en el tintero los temas “The World To See” del disco “Scary Creatures” del 2016 y “Under Lights” del disco “Metus Mortis” del 2001. Eso sí, tras la foto de rigor sobre el escenario, se bajaron para hacerse fotos con todo el que quisiera. Una gran banda que por alguna razón no llega a enganchar en este país, o puede que la mala suerte de coincidir en fechas con otros conciertos de grupos con más cache y más famosos, les restase el público que se merecen por trayectoria y calidad.

De todas formas, como últimamente estoy haciendo, agradezco a Kivents la oportunidad que nos da trayéndonos a grandes bandas a nuestro país para nuestro disfrute y esperando sus siguientes eventos si mi agenda me lo permite.

by: David Galeote

by: David Galeote

Especie protegida que responde al olor del lúpulo fermentado, navega entre la música clásica y el metal extremo, para amargura de sus sufridos vecinos.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas entradas

Últimos comentarios

Te puede interesar

Crónica de Súcube en El Cobijo de Puerto Real (Cádiz) (6-04-24)

Crónica de Súcube en El Cobijo de Puerto Real (Cádiz) (6-04-24)

Siempre es un placer descubrir nuevas salas que se atreven a programar música en directo y bandas que ofrecen aparte de las consabidas versiones sus propios temas. Entendemos que tengan que rellenar repertorio con las canciones de otros mientras componen sus melodías....

Pin It on Pinterest