Este precioso poema, más valorado por Allan Poe que El Cuervo, encierra una pequeña historia misteriosa sobre una dama que yace en una tumba. La atmósfera que se crea a medida que se lee es perfecta. La durmiente es un poema muy descriptivo que evoca años pasados de hechicería, espíritus y magia. Quizá un mundo paralelo, cuya percepción está vetada para nosotros.

 

THE SLEEPER

 

At midnight, in the month of June,
I stand beneath the mystic moon.
An opiate vapor, dewy, dim,
Exhales from out her golden rim,
And softly dripping, drop by drop,
Upon the quiet mountain top,
Steals drowsily and musically
Into the universal valley.
The rosemary nods upon the grave;
The lily lolls upon the wave;
Wrapping the fog about its breast,
The ruin moulders into rest;
Looking like Lethe, see! the lake
A conscious slumber seems to take,
And would not, for the world, awake.
All Beauty sleeps!—and lo! where lies
Irene, with her Destinies!

Oh, lady bright! can it be right—
This window open to the night?
The wanton airs, from the tree-top,
Laughingly through the lattice drop—
The bodiless airs, a wizard rout,
Flit through thy chamber in and out,
And wave the curtain canopy
So fitfully—so fearfully—
Above the closed and fringed lid
’Neath which thy slumb’ring soul lies hid,
That, o’er the floor and down the wall,
Like ghosts the shadows rise and fall!
Oh, lady dear, hast thou no fear?
Why and what art thou dreaming here?
Sure thou art come o’er far-off seas,
A wonder to these garden trees!
Strange is thy pallor! strange thy dress!
Strange, above all, thy length of tress,
And this all solemn silentness!

The lady sleeps! Oh, may her sleep,
Which is enduring, so be deep!
Heaven have her in its sacred keep!
This chamber changed for one more holy,
This bed for one more melancholy,
I pray to God that she may lie
Forever with unopened eye,
While the pale sheeted ghosts go by!

My love, she sleeps! Oh, may her sleep,
As it is lasting, so be deep!
Soft may the worms about her creep!
Far in the forest, dim and old,
For her may some tall vault unfold—
Some vault that oft hath flung its black
And wingéd pannels fluttering back,
Triumphant, o’er the crested palls
Of her grand family funerals—

Some sepulchre, remote, alone,
Against whose portals she hath thrown,
In childhood, many an idle stone—
Some tomb from out whose sounding door
She ne’er shall force an echo more,
Thrilling to think, poor child of sin!
It was the dead who groaned within.

 

 

LA DURMIENTE

 

A media noche, durante el mes de junio,
me paro bajo la mística luna.
Un opiáceo vapor, húmedo, tenue,
exhala sobresaliendo de su dorado contorno
y suavemente se escurre, gota a gota,
sobre la silenciosa cima de la montaña,
deslizándose lenta y musicalmente
hasta el valle universal.
El romero cabecea sobre la tumba;
el lirio se dobla mustio ante esa ola;
envolvente la niebla alrededor de su pecho,
los restos deshaciéndose en reposo;
parecido al Leteo, ¡ved! ese lago
un consciente letargo parece tener,
y tampoco, a pesar del mundo, despertará.
¡Toda Belleza duerme!— y ¡he aquí¡ donde yace
Irene, ¡con su Destino!

¡Oh, luminosa dama! ¿Puede ser cierta—
esta ventana abierta hacia la noche?
Los despiadados aires, de la copa del árbol
riéndose atraviesan la celosía goteante—
Esos incorpóreos aires, hechicero derrotado,
revolotean por tu habitación entrando y saliendo,
y ondulan el dosel de la cortina
de manera irregular— tan temerosamente—
Por encima del cerrado y orlado ataúd
bajo el cual tu adormecida alma descansa escondida,
así, sobre el suelo y bajo el muro,
como fantasmas ¡las sombras se elevan y caen!
¡Oh! querida señora, ¿No tenéis miedo?
¿Por qué y con qué soñáis vos aquí?
Seguro que vinisteis de mares lejanos,
¡una maravilla para esos árboles de jardín!
¡Extraña es tu palidez! ¡Extraño tu vestido!
Extraña, sobre todo, la largura de tu trenza
¡y todo este silencio solemne!

¡La dama duerme! ¡Oh, quizá su sueño
sea tan duradero, como profundo!
¡El Cielo la tiene en su sagrada fortaleza!
Que esta habitación se trasforme en una más santa,
esta cama en una más melancólica,
ruego a Dios que ella pueda descansar
siempre con los ojos sellados,
¡mientras los fantasmas pálidamente cubiertos pasan!

¡Ella duerme, amada mía! ¡Oh, tal vez su sueño,
sea tan definitivo como profundo!
¡Suaves quizá los gusanos a su alrededor se muevan!
Lejos del bosque, sombrío y antiguo,
para ella puede que algún gran panteón se abra—
alguna cripta que a menudo hubiera agitado sus negros
y aligerados paneles aleteando hacia atrás,
victoriosa, por encima de los encrestados palios
de sus funerales familiares—

Algún sepulcro, remoto, solitario,
contra cuyos portales hubiere lanzado
en su niñez, numerosas piedras ociosas.
Alguna tumba de cuya puerta que chirría
nunca forzara un eco más,
siendo emocionante pensar, ¡pobre hija del pecado!
fueron los muertos quienes gruñeron por dentro.

 

 

by: Angel

by: Angel

Melómano desde antes de nacer, me divierto traduciendo canciones y poesía. Me gusta escribir. Soy un eterno aprendiz y bebo de casi todos estilos musicales, pero con el buen rock alternativo me derrito.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas entradas

Últimos comentarios

  1. Un millón de gracias a vosotros por compartir mi pasión. Seguiremos con las antenas parabólicas bien sintonizadas! Abrazo fortísimo, David.

  2. Maravilla de lista...muchos d ellos estarían entre mis 100 favoritos pero sería interesante saber los 200 q s quedaron fuera😆

Te puede interesar

Poemas Traducidos: Muros – Constantino Cavafis

Poemas Traducidos: Muros – Constantino Cavafis

Parece ser que no todos tenemos el privilegio de vivir. De estar en esta vida. Y como ejemplo de esta afirmación, os traigo hoy otro buen poema del poeta Constantino Cavafis. Un texto en el que claramente, con lenguaje sencillo, se explica y se comprende lo complejo...

Poemas Traducidos: Muros – Constantino Cavafis

Poemas Traducidos: Un anciano – Constantino Cavafis

Hoy vamos con un bonito y sencillo poema del poeta Constantino Cavafis. Artista que no quiso publicar su obra en vida. Únicamente publicó dos folletos, con varios poemas suyos, que solamente vio la gente que él consideró que tendría interés en ellos. Me he aventurado...

Poemas Traducidos: 7 (Collected Poems) – Paul Auster

Poemas Traducidos: 7 (Collected Poems) – Paul Auster

Hoy ha fallecido Paul Auster, un gran poeta, entre otras muchas ramas artísticas. El poema de hoy es 7 del libro Collected Poems. Un bello poema críptico que no pierde su belleza, a pesar de su difícil comprensión.    7   The flower is red, is perched Where...

Pin It on Pinterest