El sello Perris suele traer cosas muy atractivas cuando de hard rock hablamos, la verdad. Lo suyo no suele girar en historias tan melódicas como le pasa a Frontiers y si en bandas de hard rock más “sucio” o que provienen de esas historias. En este caso estos 99 Crimes son viejos conocidos como Paul Lidel cuya voz y guitarra nos ha dado grandes momentos tanto con Dangerous Toys como con Dirty Looks y Broken Teeth. Le acompañan Chris Jordan de Miss Crazy  a la batería y Jeff Lynn al bajo. Este disco debut es puro hard rock en el que no se ciñen a una línea maestra sino que dejan salir todo lo que llevan dentro para presentar una de esas grabaciones que al menos a mi me hace disfrutar muchísimo. Ya la canción que abre este disco, “Devil in your dreams” es un cañonazo tremendo de hechuras angelinas. “Rumor” utiliza sonidos más clásicos como carta de presentación mientras que “Comin’ down like rain” es dura y cruda como unos primerizos Motley Crue.

“Fool” suena fuerte, dura, con riff machacón y un estribillo melódico. “Move like that” combina perfectamente riff y línea de bajo mientras la estrofa destila melodía y clase. ¡Como hecho en falta canciones así, puro hard rock del que me vuelve loco!. “Crystal ball” y “Avenue” mantienen esa línea, hard rock puramente americano, más melódica la segunda en la que las voces corren a cargo del bajista Jeff Lynn, de tesitura más melódica que Paul Lidel. “Blood from a stone” también se apunta a ese tono melódico mientras que “Do it over” sube la potencia gracias al riff. Vamos llegando al final del disco y “Nine pound hammer”y “Never say never” despiden un disco que no va a cambiar el mundo ni puta falta que le hace. Yo lo he disfrutado muchísimo y más en estos tiempos en los que la gente de la música parece estar sobrados de tonterías y complejos de superioridad en vez de dejarse llevar y disfrutar de lo que realmente importa, las jodidas canciones.

Sobre El Autor

Licenciado en el arte de apoyar el codo en la barra de bar. Comencé la carrera de la vida y me perdí por el camino, dándome de bruces con el rock and roll. Como no pude ser una rock star, ahora desnudo mi alma cual decadente stripper de medio pelo en mi blog, Motel Bourbon.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

16 − 1 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.