Corría octubre del año 1981 cuando salió a la venta el álbum que confirmaría la resurrección de Black Sabbath tras la marcha de Ozzy Osbourne y Bill Ward. “Heaven and hell”, editado en 1980 supuso un regreso por todo lo alto, considerándose un clásico casi desde el inicio y confirmando la idea de Toni Iommi respecto a la elección de Ronnie James Dio como el perfecto sustituto del carismático Ozzy.

Los últimos trabajo de Black Sabbath con Ozzy dejaron mucho que desear, especialmente el irregular “Never say die” (1978), pero la gran acogida, tanto de público como de crítica, de su regreso junto a Dio dejaba claro que Black Sabbath seguían en lo más alto, volviendo a vender millones de discos y a llenar hasta la bandera sus conciertos.

Como digo, la unión de los talentos de Iommi y Butler junto a Dio devinieron en una obra maestra indispensable en cualquier discografía de un amante de la música rock, pero llegaba el momento de confirmar ese liderazgo y ahí es donde llegamos a este fantástico “The Mob Rules”, quizás no tan redondo como su predecesor, pero igualmente sobresaliente e indispensable.

Las imponentes bases rítmicas de Vinny Appice (contratado a mitad de la gira de presentación de “Heaven and hell” por los problemas de alcoholismo y añoranza de Ozzy del batería original Bill Ward) y Geezer Butler unieron sus fuerzas a los tremebundos riffs de un Toni Iommi rejuvenecido y, especialmente al espectacular chorro de voz de una de las voces más definitivas del universo roquero, tal y como ya había demostrado en sus anteriores formaciones (Elf y Rainbow) y como demostraría en su futura carrera en solitario.

 

 

Además, para completar el círculo decidieron guiarse por la sabiduría y experiencia del gran Martin Birch en la producción (responsable del sonido de “Heaven and hell” y de algunos discos de Deep Purple o Rainbow), logrando un sonido casi perfecto, repleto de todo lo que había hecho grandes a Black Sabbath. El toque final lo puso Geoff Nichols a los teclados, considerado como el 5º miembro del grupo en la época.

La selección de canciones es tremenda, desde el espídico inicio con “Turn up the night” hasta el interludio instrumental de E5150 que, desde entonces pasaría a servir de intro en sus conciertos. El recorrido por los 9 cortes que componen el álbum nos deja para la historia clasicazos de la talla de la agresiva “The mob rules”, con uno de esos riffs que convirtieron a Iommi en uno de los genios de la historia metalera, o la épica “The sign of the southern cross”, donde Dio brillaba con especial lucidez al lado de otro estratosférico riff de Toni Iommi.

Si le unimos temazos de la talla de “Voodoo” o “Falling off the Edge of the World”, llegamos a la conclusión de tener entre manos un gran disco, completado con canciones que quedan algo apagadas ante tanto hit, pero que a mí particularmente me parecen notables. Y es que “Country girl” o “Slipping away” bien las querrían para sí cualquier banda de la época. Quizás el cierre con “Over and over” pueda ser lo más flojo del conjunto, pero tras las escuchas no tenemos más remedio que rendirnos ante uno de los grandes discos de la historia del rock.

Ya por aquella época habían empezado las discusiones internas entre Dio y Iommi (Dio siempre consideró a Vinny Appice como su único amigo en la banda) y, tras la publicación del magistral “Live evil” llevarían a que Dio se decidiese a formar su propia banda con gran éxito (llevándose a Vinny con él) y a que Iommi siguiera liderando su banda contratando innumerable músicos que debían ceder a sus exigencias. Destacan por encima de todos las colaboraciones con vocalistas tan poderosos como Glenn Hughes y, especialmente, Ian Gillan, resultando un álbum tan siniestro y maligno como “Born again”.

El resto es historia de la música. Dio volvió a Black Sabbath a principio de los 90 con un irregular “Dehumanizer” y retornó a finales de la primera década del siglo XXI, despidiéndose del mundo musical con un trabajo tan sólido como “Devil you know” bajo el nombre de Heaven And Hell.

Sirvan estas líneas para seguir recordando a uno de los genios vocales más importantes de la historia del rock y del metal y nos hagan retomar cualquiera de sus obras para mantener viva la llama de su voz.

 

GRUPO: BLACK SABBATH

DISCO: MOB RULES

FECHA DE PUBLICACIÓN: 1981

SELLO: WARNER BROS./WEA

BANDA:

Ronnie James Dio: voz
Toni Iommi: guitarras
Geezer Butler: bajo
Vinny Appice: batería

 

TRACKLIST:

                                                                             

1.- Turn up the night
2.- Voodoo
3.- The sign of the southern cross
4.- E5150
5.- The mob rules
6.- Country girl
7.- Slipping away
8.- Falling off the edge of the world
9.- Over and over

 

 

 

 

 

 

Una Respuesta

  1. Gonzalo Aróstegui Lasarte

    Estupendo rescate, creo que “Mob Rules” está un tanto olvidado, pero, como dices, es tan indispensable como “Heaven And Hell”. Recuperaba Sabbath con Dio la grandeza de sus seis primeros discos.

    Saludos.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.