Si bien no debería de hacer distinciones entre ‘Discos Internacionales’ y ‘Nacionales’ por la aplastante y competitiva calidad que nuestro producto patrio posee desde hace años (y este año ha sido muy contundente en este sentido), me veo en la necesaria y extremadamente placentera necesidad de realizar un TOP NACIONAL para reflejar practicamente todo lo escuchado este año dentro de nuestras fronteras, creo que es lo justo, una oportunidad inmejorable para sacar a la palestra a todas estas bandas que se pelan en culo en los escenarios, a pesar de la poca afluencia de público ultimamente, y que ponen toda su alma en el estudio para parir trabajos que podrían competir de igual a igual con cualquier combo inglés, sueco o yankee. El listado no sigue ningún orden ni preferencia en tanto en cuanto a gustos, en absoluto, tan sólo el alfabético. Un listado que va desde el classic rock al soul funk, desde el high energy al stoner más correoso y hostil. Espero que les guste.

 

MEJORES DISCOS NACIONALES DE 2018

 

 

1.- Bourbon – Fuente Vieja (2018)

 

Para quitarse el sombrero es el tercer trabajo de los sanluqueños, una progresión tan interesante como atractiva con un cancionero que va a entrar en tu corazón y se va a quedar allí para siempre.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

2.- Chivo – Waiting For So Long (2018)

 

Se hizo esperar el tercer largo de los de Portugalete pero ha merecido la pena, la tormenta desértica que provocan los vascos sigue musculosa y en una forma jodidamente destructora.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

3.- Doctor Voltaje – Doctor Voltaje (2017)

 

Una de las sorpresas del año el debut de los valencianos y que coloco en esta lista a pesar de salir a finales del 2017. Suzuki Samurai y sus secuaces han facturado un disco muy rico en matices y sensaciones, classic rock en estado puro con crápulas, loosers e historias de mujeres fatales instalados entre sus surcos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

4.- Electric Alley, The – Turning Wheels (2018)

 

Una de las bandas más en forma este año coño!, vaya discarral que se han marcado los Electric Alley, un disco que patea culos, que abruma, que emociona, en definitiva, un disco GANADOR se le mire por donde se le mire. ¿Son necesarios más argumentos?, ¡¡¡escúchalo Joder!!!.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

5.- Grand Soul Band – From Here To Eternity (2018)

 

El tercer disco de los gallegos pasa por ser una absoluta delicia, una colección de cortes con un magnetismo subyugante, composiciones emocionantes, sensibles, afectadas, canciones que te erizan la piel en un contexto ciertamente cercano a Screaming Trees/The Afghan Whigs.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

6.- Hiagen – El Diálogo Interior (2018)

 

Otra de las sorpresas del año, este disco me encontró a mí y no al contrario, una de esas casualidades por las que dar gracias a la buena salud que goza el rock’n’roll más elaborado y progresivo, pero también el más emotivo y existencial.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

7.- Imperial Jade – On The Rise (2018)

 

Recién salidito de horno, el segundo disco de los del Maresme, es una absoluta gozada, el album que los consagra definitivamente como uno de los combos más prometedores de este puto país. Una colección de canciones perfecta y exquisitamente equilibrada, a la par que más arriesgada. Viraje bluesero y psicodélico que atrapa.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

8.- Jolly Joker – Never Say Forever (2018)

 

COJONES!, ¡los Jokers están de vuelta!, ¡todo el mundo a cuadrarse!. Los valencianos siguen dando lo mejor de sí mismos con ese Hard & Sleazy de cloaca (¿o de Estadio?) pero, ¡ojo!, siempre con sorpresas evolutivas caso del hard 70’s y el high energy entre otras experimentaciones con criterio.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

9.- Lizzies – On Thin Ice (2018)

 

Las madrileñas no quieren estancarse, en este caso, la NWOBHM que tan bien se les suele dar le abre los brazos al classic rock y el vintage de corte sueco con pingües resultados.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

10.- Negra Calavera – Negra Calavera (2018)

 

Electricidad ‘to the MAX’ y mucha mala hostia la que desprende del debut de los Negra Calavera, un disco que se nutre de forma peligrosamente explosiva tanto del punk’n’roll como del high energy más ‘hellaca’ y ‘aturbonegrado’.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

11.- Ruth Baker Band – Revelation (2018)

 

Qué gran Criatura Salvaje Ruth Baker y qué excelsa banda la que le cubre las espaldas. El segundo disco de los de Benicassim es la perfecta coctelera entre el Soul Vintage, el Action Rock y el Blues Rock. Placer absoluto.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

12.- The Buzzos – Red (2018)

 

The Buzzos se niegan a estancarse, su imposición evolutiva y sónica me ha vuelto a volar la cabeza, sin excesos, sin experimentaciones fuera de lugar, pero teniendo cada vez más presente la melodía y la redondez a la hora de componer temas perfectos.

 

 

 

 

 

 

 

 

13.- The Capaces – Rawness (2018)

 

Era hora de que los crudos y frenéticos The Capaces, comandados por una de las Criaturas más peligrosas de este país, Martillo Fontana, volviesen a la palestra musical con una nueva tanda de martillazos hardcore punk asilvestrados y virulentos con alguna que otra sorpresita melodiosa.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

14.- White Coven – Overseas (2018)

 

Os váis a hacer un favor si descubrís a los maños, su paleta de estilos y géneros es tan generosa, aman tanto la música y todo lo que les ofrece que lo vas a flipar entre pasajes prog, blues, psicodelia, soul y un poquito de desert rock. Sara Lapiedra se ha lucido como frontwoman.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

15.- The Wizards – Rise Of The Serpent (2018)

 

Y no podría acabar este TOP sin poner a The Wizards, pues siguen dando contundentes lecciones NWOBHM con otro discazo de tomo y lomo. El Heavy Metal nunca morirá si los bilbaínos siguen pariendo discos tan rotundos como éste.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Y hasta aquí, me duele no colocar a todos, repito, esto no es una lista ordenada por mis prioridades y gustos y sí por el alfabeto, pero no quiero ser pesado pues creo y considero que el abanico de bandas es muy ilustrativo de lo que este año se ha cocido dentro de nuestras fronteras.

 

 

E.P.’s

 

 

Stereozone – Malabestia (2018)

 

Han querido evolucionar y lo han conseguido con creces. Los valencianos se han pasado al castellano con mucho criterio y dejando que la melodía compita más que nunca con los áridos riffs y el habitual fuzz.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Wet Cactus – Dust, Hunger & Gloom (2018)

 

Los cántabros siguen a la suya, sin prisa pero sin pausa, cada vez demostrando que su madurez en labores desérticas es más expansiva, ácida y sideral que nunca.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Sobre El Autor

¡Pupilo Dilatado ante todo! Licenciado en Bellas Artes y profesor en secundaria de 'marías' audiovisuales en la provincia de Castellón, ¡hasta aquí lo serio!, je,je, pero lo que uno lleva dentro es la melomanía enfermiza, mis manías bizarras, morbosas, iconomaníacas y 'fanzinerosas', mi alma rock'n'roller hasta la médula y una obsesión generosa por las Pin-Ups de otra época. Para acabar, soy hijo del 'Popu' y bastardo del "Appetite for Destruction"... aunque me derrita con Madonna y Shirley Manson (Garbage). También se me puede encontrar en mi blog

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.