Había expectación por ver este concierto X aniversario celebrado el 19 de diciembre en la Sala El Sol, pues tiempo media hora antes de la apertura de puertas bastante gente se agolpaba en las inmediaciones de la calle Jardines, en el mismísimo centro de Madrid. Un local que a las 22.15 cuando comenzó el concierto presentaba un lleno absoluto, lo que demuestra que Dinero siguen teniendo un “tirón” más que interesante en la capital, y para ellos se convierte en un lugar talismán, pues como nos contaba Sean, la banda ha presentado cada uno de sus trabajos en El Sol, uno de esos lugares donde parece no haber pasado el tiempo pues se mantiene casi igual que cuando lo empecé a frecuentar hace más de veinte años y donde se mantiene su privilegiada acústica en los directos.

En cuanto a Dinero, que tocaban en casa pues están afincados en Madrid, desde el inicio se les notaba felices y comenzaron el repaso a su trayectoria con “Purasangres”, donde pudimos observar la tremenda pegada de Ekain Elorza en su preciosa batería transparente, ayudado en una base rítmica pletórica con Alain Martínez, un excelso bajista, dejando las seis cuerdas a las dos Fender de Juan Sánchez y un Sean Marholm, al que vimos bien de voz. “O tu o yo o los dos”, “Autoafirmación” o “Sobran las palabras” mantenían las buenas sensaciones que siempre que los he visto, la última este verano en el No Sin Música Fest de Cádiz, donde fueron de los triunfadores de su jornada. “Mata- Hari”, “Nada” o “Lo mismo” conseguían un respetable enfervorecido, encantados con lo que estaban disfrutando encima del escenario, con esa mezcla entre garaje, grunge o power pop, que deberíamos llamar solo rock.

Aunque las distorsiones y la potencia, también fue matizada en un momento intimista donde Sean se quedó solo con el acompañamiento de su guitarra para ofrecernos  una breve muestra de sus acústicos en solitario, aunque no hizo versiones y se centró en temas de Dinero, comenzando con “Orión”. Aunque eso dio pie a la “traca final”, ya con los cuatro sobre las tablas con un final apoteósico con “En invierno” y “Una noche más”, donde imbuidos por el espíritu de la célebre cinta de John Landis “Animal house” (titulada en España “Desmadre a la americana”) casi  todo el mundo terminó unos instantes en el suelo para incorporarse a la orden de Sean, y donde Dinero en su algo más de hora y media de actuación demostraron que en lo suyo son de los mejores, un cuarteto impecable desde sus inicios con Tricornio Producciones, antes de su salto a Warner Music, quien estuvo entre los agradecimientos del grupo, junto a Ayukenmp y la propia Sala El Sol, al que nos sumamos por las facilidades que siempre ofrecen, aunque el mayor debe ser para Dinero, que bien como cuarteto o como en su antigua formación como trío siempre dejan momentos para el recuerdo e incluso, como nos recordaba Sean, intentan ser lo más profesionales posibles en los peores momentos, como le ha sucedido en este año.

Dinero es un seguro en directo, poseen una estupenda colección de canciones y una actitud prodigiosa. Y encima tienen detalles como hacer un concierto especial de navidad porque sí, porque les apetece. Como dijeron “- porque siempre bebemos juntos y pensamos porque no hacerlo en un directo con todos vosotros-“.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.