Crónica de Chris Bay + Mangrooves en Madrid, 08/11/2018

Publicado el 13/11/2018 | por David Galeote | Conciertos

El pasado jueves 8 de Noviembre bajo un cielo amenazador de lluvia, pusimos rumbo a la sala The Copernico Cavern para disfrutar del concierto en acústico de Chris Bay, cantante del grupo alemán Freedom Call, organizado por Hueso Producciones, RMG e Intertour Music Agency.

Para este evento tan íntimo y personal, la organización eligió al grupo madrileño Mangrooves como teloneros, que se acoplaron perfectamente al formato acústico y que presentaban su segundo Ep “Sunday Rivers”. El cuarteto está formado por la cantante y guitarra rítmica Inés Cárcamo, el guitarra solista Julio Domingo, el bajista Javier Abarca y el batería Alex Ríos que en esta ocasión no podía asistir y fue suplido en la caja por Ismael Olivares. Usando como tema de entrada la conocidísima canción de la película Reservoir Dogs “Little Green Bag” se fueron subiendo al escenario y tocando la pieza con el apoyo y aplausos del numeroso público asistente, muchos de ellos familia y amigos. Ya metidos en faena, comenzaron interpretando “Star A Fire” y “Say It Loud” sonando estupendamente a pesar del percance sufrido por el guitarrista Javier Abarca al romper una de las cuerdas, pero tras un rápido cambio de cuerda ejercido por un voluntario del público se pudo continuar sin ningún problema interpretando una versión del tema “What’s Up” del grupo 4 Non Blondes. Ya volviendo a su repertorio propio, siguieron con “Black Flags”, “Unstoppable” y “Meet You In Hell” para volver a otra versión, el “Uprissing” de Muse recibiendo el aplauso de los presentes. Ya en la parte central de su actuación continuaron con “Hell Is My Heaven”, “Janis” y la tercera versión de la noche, el tema “Keep On Swinging” de Rival Sons y despedirse con “Let The Music Be” pero ante la insistencia del publico pidiendo un tema más, terminaron con la versión del conocidísimo tema de AC DC “It´s A Long Way To The Top (If You Wanna Rock’N’Roll)”. Muy buena actuación de esta joven banda que nos dejó buen sabor de boca con su frescura y saber estar sobre el escenario.

Y le llegó el turno a Chris Bay, que acompañado por el también guitarrista Joschi Joachimsthaler, venía a nuestro país para presentar su último trabajo en solitario “Chasing The Sun”. Desbordando simpatía y algo de soltura a la hora de hablar castellano, aunque prefería mas el inglés para comunicarse con el público comenzó su actuación con “Flying Hearts” seguida de “Misty Rain”. Aunque en el disco están grabados en formato más eléctrico, dichos temas sonaron geniales en acústico. Su set list continuo entre risas y bromas varias con “Silent Cry” y “Hollywood Dancer”, pero a partir de aquí se hizo más complicado seguir su concierto debido al continuo murmullo producido por un par de grupos de gente que en corrillos comentaban la actuación del grupo anterior con los mismos miembros del grupo y que lejos de retirarse para no molestar, permanecían a escasos metros de los que intentábamos seguir el concierto, manteniendo esa actitud hasta mitad de concierto, por lo que no pude identificar si los siguientes temas los toco en este orden o se saltó alguno: “Keep Waiting”, “Emerald Skies”, “The Quest”, “Radio Starlight” y puede que alguno más.

Cuando ya abandonaron la sala y nos quedamos unas 25 personas, entre ellos los miembros de Mangrooves, pudimos disfrutar del concierto con tranquilidad y pude volver a coger el hilo del concierto con “Light My Fire”, seguida de “Love Will Never Die” y “Union Of The Strong”. El escaso público no hizo que Chris Bay perdiera su sonrisa y continuo con “When The Children Cry”, “To Be With You” y “Warriors”, muy coreada esta última por los seguidores de Freedom Call aunque la que más aplausos se llevó y fue mejor recibida contando con la colaboración de los presentes para cantarla fue la versión del clásico “Nothing Else Matters” de Metallica que precedió a los temas de despedida “Freedom Call” y “Power & Glory” con lo que se despidió después de casi 90 minutos de actuación, aunque luego permaneció en la sala hablando con sus fans.

Fantástico concierto a pesar de la poca asistencia del público.

Sobre el autor

Especie protegida que responde al olor del lúpulo fermentado, navega entre la música clásica y el metal extremo, para amargura de sus sufridos vecinos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.