Crónica de YNGWIE MALMSTEEN en Barcelona, Razzmatazz1, 23/09/2018

Publicado el 24/09/2018 | por admin | Conciertos

Hacía diez años que Yngwie Malmsteen, el guitarrista sueco afincado en EEUU, no visitaba nuestro país, la anterior vez acompañado por Ripper Owens, y en esta ocasión él en el papel de “ser supremo” porque ya lleva tiempo que en sus grabaciones los escasos temas cantados que aparecen en ellas las interpreta (con mayor o menor fortuna) el mismo, ya que según él  se ha hartado del comportamiento de los cantantes solistas” (todos son malos?), pero cualquiera le dice a ” El ego hecho ser humano” que es mediocre comparado con la calidad del nivelazo de estos cantantes con los que ha compartido su bagaje musical!!!

En el escenario es el lugar donde más se manifiesta esta egolatría al tener a los tres músicos que lo acompañan en un rincón y el resto de escenario es para lucimiento del “menda”. Y ese comportamiento cara a los fans  deja una imagen nefasta de un gran músico y excelente guitarrista, como ha demostrado en grandes discos, desde el “No Parole From Rock & Roll” de ALCATRAZZ y sus primeros discos en solitario ( clasicazos !!! ) en los que impregnó su firma desde aquel momento con su pionera forma de tocar la guitarra hasta la actualidad, porque como todos los artistas posee discos mas logrados que otros, pero todos son buenos trabajos sin excepción.

Con 20 minutos de retraso sobre la hora programada hace su aparición Mr. Malmsteen para empezar con “Rising Force”, de la cual solo deja cantar a su teclista la primera estrofa y los estribillos, cosa que pasará con el resto de los seis temas  cantados que suenan a lo largo del set, tres cantados por Yngwie y el resto  por el mencionado Nic Z Marino, el cual posee una magnifica voz aunque cueste oírlo por el sonido de la guitarra.

En esta gira presenta ” World Of Fire” del que esta noche suenan el título homónimo y “Soldier”, “The Seventh Sign”, “Like An Angel (For April)”, “Yoiu Don’t Remember, I’ll Never Forget” y “I’ll See The Light Tonight” y la mencionada “Rising Force” han sido los momentos en que hemos podido cantar “algo”. Si calculamos 90 minutos de show y descontamos entre 25 y 30 minutos “letreados”, incluyendo tres  de solo de batería en ellos, 60 minutos de filigranas que acaban aburriendo a buena parte del público, cosa que he llegado a comprobar; momentos que solo salva cuando suenan “Far Beyond The Sun” o “Black Star” y los momentos dedicados a los MAESTROS  Back o Paganini.

Una verdadera lástima que un gran genio de la guitarra se pierda en estas divagaciones cuando en sus anteriores giras se lucía de manera bárbara, gozaba de unas formaciones de músicos impresionantes y ofrecía unas actuaciones que te dejaban con ganas de más.

Lo que me ha sorprendido muy gratamente ha sido haberlo visto en un estado de forma envidiable a sus cincuenta y cinco primaveras, y aún habiendo gozado de esta actuación como lo he hecho (tenía muchas ganas de volver a verlo porque no me he perdido una actuación suya en Barcelona ), me duele tener que decir que aunque sigue siendo el maestro de las seis cuerdas que me encandilo hace treinta y cinco años, esta vez se me ha hecho un poco cansino.

Texto: FerKiss

Fotos: Metalmaniac

Sobre el autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.