Crónica de JARED JAMES NICHOLS, Sound Stage, Madrid, 21/09/2018

Publicado el 22/09/2018 | por Santi Buddy | Conciertos, Opinión

Cuatro citas ha tenido la gira del “Black Magic” (2017) de Jared James Nichols, siendo Sound Stage la ubicación de su fecha madrileña, dando reunión a un buen número de seguidores del poderoso blues rock del norteamericano, algo más que anteriores giras, lo que es normal ya que aun con poco material editado aún, su nombre ya se lee y se escucha asiduamente por su recomendable directo, y por como se lo rifan algunos pesos pesados del rock para sus giras.

Abre fuego al igual que en el disco, con Last Chance, siendo el material nuevo la base del concierto, pero dejando su espacio al material antiguo y a diversas covers. Una hora y media con momentos hard rockeros potentes, algunos más intensos y cargados de blues and feeling, y siempre en conjunto un show divertido y dinámico. Jared, como buen guitarra que se precie nos regaló infinidad de momentos tomando el protagonismo con sus punteos, sacando a los temas de su carril para desarrollar sus habilidades, siempre retomando dichos temas para terminarlos con como mandan los cánones. Llego a realizar uno de esos solos bajando del escenario y mezclándose entre el público. Por lo que el concierto no paso por ningún momento de exceso de guitarra que en algunos casos podría llegar a ralentizar el ritmo del show.

 

 

Incluso contó con un invitado, que se unió a la banda con su guitarra, Tony Martínez aka Tony Waka (que toca actualmente con Marta Sánchez y Gloria Gaynor) el cual a pesar de unos ligeros problemas al conectarse, que Jared acompañó tocando Pink Panther, no fue a mayores y con una brutal versión del NIB de Black Sabbath el invitado demostró que no le venía grande la colaboración. Con esta y un blues cerró su participación tomando muchas veces incluso la iniciativa de los solos. En el apartado covers, debo resaltar una magnífica versión del Funk #49 de James Gang, que quedo de lujo, que sumada a Honey Fogive  nos demuestra que algo más influye a JJ además del hard rock clásico y el blues. No quisiera dejarme fuera de la crónica la maravillosa labor desarrollada por la base rítmica, esa potente pegada de Dennis Holm a la batería, y activo y enérgico Gregg Cash al bajo que no paro quieto un segundo, ni permitió un hueco libre en el bloque de los temas dejando a Jared el terreno despejado para desarrollar su labor.

Jared James Nichols demuestra con sus discos y sus directos, que si bien el concepto de “Rock de Estadio” puede que esté llegando a su inevitable fin, el circuito de salas sigue contando con artistas que defienden sobradamente la escena.

 

 

Sobre el autor

Desde bien temprano me gusto la música, y busque sin parar, hasta que mi camino me cruzo con el rock, y desde entonces no parado de indagar y escuchar tanto hacia atrás dirección al blues, hasta sonidos mas actuales. Y todavía sigo en ello

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.