Crónica de Cannibal Corpse, The Black Dahlia Murder & In Arkadia en Madrid, Sala Mon Live, 04/03/2018

Publicado el 09/03/2018 | por David Galeote | Conciertos

El pasado domingo era una fecha clave en el calendario de numerosos amantes del metal más extremo. La ya conocida sala Mon Live, antes Penélope pero que ya con la cantidad de actividades que está albergando, va siendo hora de quedarse con su nuevo nombre, recibía la visita de una de las bandas más míticas del Death Metal americano, los Cannibal Corpse, gracias al trabajo de la promotora ONP, que es la que también lleva el famoso festival Resurrection Fest. Y en esta visita apostaban por dos bandas que aunque en un estilo un poco diferente al de los cabezas de cartel, prometían dar mucha guerra en el escenario como son los también americanos The Black Dahlia Murder y los franceses In Arkadia.

Mientras íbamos accediendo al local y ocupando posiciones en el lateral del escenario para evitar vivir una noche de pogos continuos, como ya me paso en el anterior concierto de Nile, y poder estar más atento al escenario que lo que tenía por alrededor, comprobamos que en esta ocasión íbamos a tener un gran número de asistentes desde primera hora. También ayudo el retraso de casi media hora en salir al escenario de los naturales de Lyon, unos pocos conocidos In Arkadia, que en un espacio muy reducido por la presencia de las baterías de cada grupo, lo que dejaba un pequeño pasillo para que el sexteto pudiese moverse con soltura, sobre todo para sus dos cantantes. Su apuesta por la mezcla del Death Melodico con el Thrash Metal, con un sonido moderno calo rápidamente en la gente, generando los primeros circulos y pogos en la zona central de la pista. Presentándonos su nuevo disco Lions, de este mismo año, su set list se centró principalmente en este siendo el siguiente: “Head Towards Back”, “Greetings From The Ground”, “Litany”, “Gangbangers”, “Answers”, “We Are Lions” y el tema “Recurrence” de su anterior Lp “Eyes Of The Archetype”. 30 minutos de muy buena actuación que dejo buen sabor de boca al público preparándolos para lo que quedaba de noche.

Un cambio rápido de material y un desmontaje de la primera batería que ya querrían otros grupos hizo que después de menos de un cuarto de hora, los jóvenes The Black Dahlia Murder ya estuviesen listos para presentarnos su nuevo disco “Nightbringers” editado a finales del año pasado. El tener algo más de espacio para moverse fue aprovechado por su vocalista Trevor Stmad para no estarse mucho tiempo estático en un lugar y con el brazo izquierdo constantemente levantado, ir presentando los temas y dar una lección de dominio de la garganta con sus continuos cambios de registro. El resto del quinteto, más fijos en sus puestos descargaba adrenalina con sus instrumentos en un colosal concierto que agrado a una sala ya abarrotada de gente y que disfruto mucho en los 45 minutos de actuación. El set list fue el siguiente: “Windowmaker”, “Contagion”, “When The Last Grave Has Emptied”, “Jars”, “Kings Of The Nightworld”, “What A Horrible Night To Have A Curse”, “Nightbringers”, “Matriarch”, “On Stirring Seas Of Salted Blood”, “Catacomb Hecatomb”, “Everything Went Black” y “Warborn”.

Ya solo quedaban los artistas principales por salir y se hicieron algo de rogar con el retraso que ya llevábamos encima desde el principio de la noche. Y algo más tarde de las 10 de la noche, bajo el aplauso del numeroso público que llenaba ya la sala Mon Live, el quinteto americano demostró que siguen estando en plena forma presentándonos su último trabajo “Red Berofe Black“ que salió el año pasado y que ya reseñe como uno de los mejores discos del 2017 por el mes de Diciembre. Muy estáticos en sus posiciones, centrados más en hacer Headbanging fueron descargando un set list más centrado en su último disco tocando 5 temas, aunque sin olvidar algún tema de sus muchos anteriores discos. El set list fue el que sigue: “Code Of The Slashers”, “Only One Will Die”, “Red Before Black”, Scourge Of Iron”, “Evisceration Plague”, “Scavenger Consuming Death”, “The Wretched Spawn”, “Pounded Into Dust”, “Kill Or Become”, “Gutted”, “Corpus Delicti”, “Devoured By Vermin”, “A Skull Full Of Maggots”, “I Cum Blood”, “Make Them Suffer”, “Stripped, Raped And Strangled” y la conocidísima “Hammer Smashed Face” para despedir la noche en una actuación soberbia que dejo muy contentos a sus múltiples seguidores de camino a su casa para ir a currar al día siguiente.

Sobre el autor

Especie protegida que responde al olor del lúpulo fermentado, navega entre la música clásica y el metal extremo, para amargura de sus sufridos vecinos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.