jeff-buckley-18-11-15Puede ser que los domingos estén hechos para bailar, como decían Burning, y sus mañanas para descansar, como piensan el común de los mortales, pero yo en estos séptimos días de la semana, ahora que no combato resacas, al menos no tan a menudo, me levanto temprano corriendo hacia la cafetera, para abrazar con las frías manos del otoño, la humeante taza de café, que me de el primer chute de energía. Mientras la luz de mi ordenador ilumina un pequeño trozo de salón, como faro diurno que me muestra su claridad, para ir editando historias pendientes, con su continuo vaivén que me susurra, el rock and roll nunca duerme ni descansa, el ventanal convertido en terraza, me muestra un domingo oscuro que amenaza con llover, con escupir con rabia toda el agua contenida. Y cada situación, como cada estado de animo, me suscita una banda sonora determinada, y no se por que, pero hoy necesito estremecer mis huesos al ritmo de las posibles y futuras gotas de lluvia, así que busco entre mis discos, y me paro frente al desaparecido y añorado Jeff Buckley y este «You and I».

Un solo disco bastó a Buckley para ser admirado por todos, pero es que «Grace» no es un disco cualquiera, ni él un artista cualquiera, es de aquellos capaces de tocarte la fibra, de convertirse en heroína para tus venas, y eso no está al alcance de cualquiera. Esa sensibilidad que escapa de cada una de sus composiciones, de su forma de interpretar sus canciones, hace que sea diferente, único, perteneciente a ese club de los inmortales, donde por desgracia, solo se ingresa con billete de ida. Este «You and I», refleja esa intimidad del artista, del genio, porque posiblemente, no estuviese pensado para que un día viese la luz, pero ya sabéis, que en estos tiempos, es a veces preferible rascar el bolsillo del oyente, a base de rebuscar en archivos que no apostar por sangre nueva. Y aunque muchos, yo incluido, agradecemos la edición de este tipo de historias, no deja de apenarme a veces, pensar como el mercantilismo se coloca por encima de otras cosas realmente esenciales.

Este disco no es más que una forma de entender la música por parte del propio Jeff, una colección de canciones que estaban entre sus influencias (junto a un par propias), entre su forma de entender la música, grabadas poco antes de plasmar su obra perfecta. Dylan, Led Zeppelin,The Smith… con la magia e intensidad propia de la que era capaz de transmitir. Imposible no olvidar cualquier circunstancia cuando suena «Calling you», y pensar que al final, uno se queda con lo que realmente le importa. ¡Cuanto te echamos de menos, Jeff!

JEFF BUCKLEY – You and I

by: Carlos tizon

by: Carlos tizon

Licenciado en el arte de apoyar el codo en la barra de bar. Comencé la carrera de la vida y me perdí por el camino, dándome de bruces con el rock and roll. Como no pude ser una rock star, ahora desnudo mi alma cual decadente stripper de medio pelo en mi blog, Motel Bourbon.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas entradas

Últimos comentarios

  1. Maravilla de lista...muchos d ellos estarían entre mis 100 favoritos pero sería interesante saber los 200 q s quedaron fuera😆

Te puede interesar

JM Conejo – La eterna juventud

JM Conejo – La eterna juventud

Hay gente que resulta inspiradora. Su mera presencia, estén a tres metros o a mil kilómetros, resulta un acicate, una motivación para mejorar, para afinar, en mi caso, las letritas que junto. Josemari es una de esas personas. Anda en plena cresta de la ola con Zoo!,...

Aeons – The Ghost Of What We Knew

Aeons – The Ghost Of What We Knew

Con esta amplia disponibilidad de música que tenemos actualmente y los que huimos de los logaritmos que tienen las plataformas digitales a la hora de recomendar música según lo que escuchamos, siempre nos llevamos una buena sorpresa cuando nos llega una banda nueva,...

Kinki Boys – El país de las maravillas

Kinki Boys – El país de las maravillas

Está feo juzgar un libro por la portada, y más que lo diga yo (aunque la portada de Candelarias de la Virgen es magnífica), pero hay portadas que dicen mucho. El flamante nuevo disquito de los Kinki Boys pone una foto de lo que parece el centro de una ciudad, casas...

Los Deltonos – Evolución

Los Deltonos – Evolución

A la vez que surgen callos en las manos y canas en el pelo, uno se va dando cuenta de que no existe necesidad de perderse en rodeos o tratar de emular ser otro para decir lo que se pretende, por miedo a salirse no ya del patrón auto establecido, sino de aquel donde...

Holycide – Towards Idiocracy

Holycide – Towards Idiocracy

Cuando hablamos del Thrash Metal actual de nuestro país, los primeros nombres que nos vienen a la cabeza son Angelus Apatrida y Crisix, pero el tercer lugar en el cajón suele estar muy discutido dependiendo si te decantas por el Thrash más suave o prefieres el más...

Pin It on Pinterest