ricA diferencia de Chris, del que hace unas horas he dado mi particular opinión de su nuevo trabajo,  Rich se saca un disco, Flux, superior a su anterior trabajo, y con algo más de nervio; aquí las influencias de Jam Band no existen, más bien es el fantasma de Led Zeppelin que sobrevuela en más de una ocasión el disco. A lo mejor es la presencia de Charlie Starr de los Blackberry Smoke en el disco que aporta dicho ingrediente. Sin olvidar a Matt Slocum, Marco Benevento , Danny Mitchell , Zak Gabbard , Joe Magistro , y los vocalistas John Hogg y Danielia Cotton.

Un total de trece canciones con tientes Folk, funk y Sureño, componen este nuevo trabajo con el que creo que por esta vez le ha ganado la partida a su hermano. Además Rich se ha convertido por méritos propios en un cantante honesto y dando importancia a las texturas que van marcado cada tema a lo largo de los 60 minutos que dura “Flux”.

Honestamente creo que entre los dos discos se podía haber sacado un gran disco de los Black Crowes; hay temas en cada disco que enfocados bajo el prisma Crowes sonaría geniales, y si bien soy de los que opina que ganamos con la separación a nivel de material sonoro, este divorcio entre hermanos solo debería ser parcial, y alguien podría recalcarles que reunirse de vez en cuanto para seguir alargando la vida de los cuervos no sería mala idea y no impediría seguir ambos con sus sendas carreras en solitario.

Las influencias de Rich proceden de otros lares, obviamente del Blues pero también hay sitio para songwriters como Nick Drake y/o Neil Young en su faceta acústica, por ello no es de extrañar que tanto las guitarras eléctricas y acústicas compartan espacio en el disco. También se ha reeditó este año su EP  Llama Blues, su serie de conciertos en “Woodstock Sessions” y sus dos primeros álbumes en solitario además de varios singles dedicados a la Velvet Underground, todo ello en vinilo como dios manda.

Sobre El Autor

Tsi – Na – Pah estudió Bellas Artes y más tarde cocina. Actualmente recorriendo Andalucía vendiendo y comprando viejos vinilos. Apasionado del rock progresivo y del rock americano de los setenta. Colaborador en distintas revistas musicales y tiendas de música en la época donde se vendía música de verdad.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.