BlackberrySmoke©RhythmAndPhotos1024_132

AZKENA ROCK FESTIVAL 2016: Crónica de la jornada del viernes día 17 de junio

Publicado el 19/06/2016 | por Pedro Losada | Conciertos

Acabamos de pasar una nueva edición del  Azkena Rock Festival. Uno de los eventos que no se pueden perder los grandes degustadores del Rock, en todos los sentidos, además de las grandes bandas de Folk americano, que cada año cruzan el océano Atlántico para dejar una pequeña huella a un gran legado que año tras año va dejando una cita imperdible e imprescindible. Donde pequeñas y grandes bandas hacen que durante dos día uno pueda estar en el reino del Rock en letras de oro.

En esta, su decimoquinta edición, vuelven a romper con los récords en la asistencia por días. Un par de jornadas, tanto la del viernes como la del sábado que ha contado con unos cabezas de cartel que eran una carta ganadora, una apuesta segura que no tenía otra dirección que no fuese ganadora. Pero empecemos, vayamos por el primer día del festival:

En su primer día, la lluvia volvió hacer acto de presencia, pero ni su constancia consiguió deslucir a los grupos que subieron al escenario. Mi día empezaría tras haber charlado un rato con el grupo bilbaíno Los Brazos, marchando directamente a la carpa dedicada a David Bowie para encontrarme con los chicos de Vintage Trouble.

©MusicSnapper©

©MusicSnapper©

Venidos desde los Ángeles, la banda explora en su música el Blues Rock, con grandes dosis de Soul, donde su frontman, Ty Taylor, movió a un público que supo conectar todo el momento entre sí. Sin duda es el alma líder de una banda donde su vestimenta y su forma de interpretar se acercan notoriamente al añorado rey del Soul James Brown, con una voz prodigiosa que en algún momento me llegó a recordar a Paul Carrack.  Dos formas que unidas, solo pueden dar una cosa, espectáculo por encima de todo. Arropando a su banda, los cuales mostraron que en nivel no se quedaban atrás y que ellos hacen una banda creíble y muy digna, sobretodo, y ante todo, recomendable de ver si algún día pasan por tu ciudad. Me quedo con esa pequeña locura, que el propio Ty Taylor suele hacer en cada concierto. Como es dejarse llevar por la marea e unos cientos de manos, que le arrastran por parte de la zona del público, como si fuera un náufrago en un mar, de personas.

©RhythmAndPhotos

©RhythmAndPhotos

En su conclusión, pude degustar el comienzo de la banda de Los Brazos en el escenario de Scott Weiland, con ese rock enérgico, que en pocas canciones, y con algún parada estéril de la lluvia, hizo que una buena parte del público, les eligieran para poder disfrutar a una de las bandas más punteras que he visto en el panorama nacional de este momento. Esa influencia de Warren Haynes, a través del guitarrista, y una mezcla explosiva entre el Rock de la vieja escuela. Hacen que sea una banda creíble y, sin duda alguna, con mucho futuro.

Por desgracia no pude ver mucho al grupo pues llegaba una de las citas que esperaba con muchas ansias en este  primer día del festival. Dentro del escenario principal, dedicado a la memoria del añorado Lemmy Kilmister. La voz de la melodía eléctrica, basada en sus idas y venidas, en esos amores que vas dejando, los que vendrán también, y sobre todo, el nuevo álbum. Donde una vieja guitarra desenfunda las melodías de los fantasmas de la carretera 20.

©RhythmAndPhotos

©RhythmAndPhotos

Cumplió con todas las expectativas y nos regaló un precioso recital, donde uniformada por una banda memorable, hizo que si alguna pena pasara ceca de nosotros, esta se diluyese entre las letras de sus canciones. Por una parte Lucinda no tiene que hacer muchos estragos para meterse a su público dentro del bolsillo, ella en sí, su personalidad tan cercana, a la gente de calle, hace que te sientas identificado.

©RhythmAndPhotos

©RhythmAndPhotos

En cada canción que absorbió bajo la tutela de una grandes. Del concierto me quede con la canción que su padre escribió, para su nuevo álbum, y que para mí, se me hizo un clásico nada más empezar a escucharla. Y ese final tan apoteósico con la canción de Neil Young que dedicó a todos los asistentes del show, “Keep on rockin the free world”. Un lema por la paz, un tema que, aunque escrito por el caballero canadiense, se ha convertido ya en una gran voz, dentro de un mundo tan hostil.

©RhythmAndPhotos

©RhythmAndPhotos

En su término regresé al escenario de Bowie para poder degustar de una de las bandas más prometedoras de la escena americana, Blackberry Smoke. Las cuales, en su esencia se acercan al sonido de los Black Crowes. Una banda que depura el Country, el Blues y el Rock, a través de grandes improvisaciones en su espectáculo. Los cuales vienen presentado su nuevo álbum “Holding All the Roses”.  Para mí su espectáculo cumplió, y su recital, calo muy bien entre el numeroso público que se agolpaba para poder disfrutar de la banda.

©MusicSnapper

©MusicSnapper

Claro está, pude permitirme, antes de que los Hellacopters, irrumpieran en el escenario, de saborear de la música del eterno Jean Beauvoir. El cual fue muy famoso, gracias a componer la canción principal de la película de Silvester Stallone, “Cobra” y por haber pasado a ser parte de los Plasmatics, haciendo las labores de bajista. En mi corta audición de su concierto, pude degustar un par de clásicos del propio músico, y varias covers del Rock. Donde se le notó mucho más rockero. Su sonido de A.O.R. habría desaparecido, casi por completo, dejándolo en la anécdota delas melodías. Poniendo así, claramente que él sabe mostrar su parte más dura, sin perder el color de sus inicios.

©MusicSnapper

©MusicSnapper

Y por fin llego el primer cabeza de cartel de la noche en el escenario principal. Sí, los reunificados Hellacopters, irrumpieron en un escenario, arropado por miles de seguidores con ganas de volver a ver de nuevo a la formación original tras ocho años desde que en un ya lejano 2008 se despidiesen de su público. Como no, salieron a romper, y sobre todo, en su segundo concierto, como banda tras su reunificación, a quitar telarañas, desoxidar las camiones, que les llevaron arriba del todo. Logrando mover a un gran público con un sonido que no fue en algunos momentos muy afortunado. El cual dejaría el teclista como una mera anécdota y alguna pose que otra. Pero en un contexto que no llegarían a defraudar, y que por mérito, y con muchas ganas, y una rabia en sus guitarras, muy contenida, demostraron que regresan con ganas, y eso es siempre será de agradecer y de ver.

©MusicSnapper

©MusicSnapper

Aquí es donde regrese al escenario de Bowie para poder ver al mítico grupo del legendario vocalista Glenn Danzig, y su banda, Danzig, el cual siempre ha llevado una leyenda muy negra. Siendo a la tercera vez, la vencida, cuando por fin pudimos ver en persona, al grupo, tras dos cancelaciones de última hora. En lo que se refiere a su actuación me quedo entre dos tierras. El grupo salió a comerse el escenario, en lo que llega a ser su segundo concierto en tierras hispanas, desde su creación. Glenn Danzig interactuó muy bien con el respetable, pero le faltó la voz. Los músicos estuvieron muy enérgicos, pero no se comieron mucho el coco. Pusieron el distorsionador al 100%, y Heavy Metal; pero que no pudieron ensombrecer la actuación de Gutterdammerung, en la noche Azkeniana. En el que llego a tener un poco de luz en su voz a mitad del concierto, pero que fue diluida rápidamente. Ese Mother, fue sin duda, uno de los temas de la noche. Para mí, el más deseado de poder escuchar en primera persona. Su trabajo estuvo allí, con muchas diferencias entre el público, donde sus incondicionales, pusieron el mayor brillo a su actuación.

©RhythmAndPhotos

©RhythmAndPhotos

Ahora sí, cerramos la primera noche con una de las actuaciones más extrañas dentro de un festival de música, pero al mismo tiempo más arriesgadas, innovadoras, rompedoras, con la presencia de otro peso pesado, dentro del mundo del metal americano. El eterno Henry Rollins, llegaría como invitado para poner la voz, a una película gótica, con tintes de barroco. Los cuales hicieron que ellos fueran los reyes de la noche. Gutterdammerung, bien vale por una ópera Rock, donde, desde sus pantallas aparecieron caras tan reconocidas como Iggy Pop, Slash, Tom Araya, o el inmortal Lemmy Kilmister. Claro está, sin olvidarme del anterior nombrado Henry Rollins. A través de un film, donde la llegada del Rock, al mundo de los mortales sería atraída por la guerra, que habría entre lo moral, lo divino, frente al inframundo, lo sucio, pero lo menos hipócrita que hay en una sociedad. Donde una hermana, monja, encuentra el camino por el lado tenebrosa, a través de una guitarra que el mesías Iggy Pop, lanzo desde el cielo, pasándose al lado del infierno. Con el fondo de la música de Motorhead, Metallica, Slayer, Nirvana… un sinfín de muestras dentro del Rock, y con una dirección. Provocar, lo hicieron. Para mí fue sin duda, lo mejor dentro del sentido más rockero, y metalero del primer día del festival.

©RhythmAndPhotos

©RhythmAndPhotos

El primer día termino pasado por agua, y con la esperanza de tener un segundo día más seco. Cosa que cumplió en parte. Esto ya os lo contare en mi segundo día.

Fotos cedidas por la organización cortesía de Rhythm And Photos & @musicSnapper

 

Sobre el autor

Admirador de los Allman Brothers, me gustan todos los estilos musicales que nacen de las raíces del Blues, Rock, Jazz, Soul... Admirador del séptima arte de toda la vida. También se me puede leer en mi blog, Blogsada

Publicidad

2 Respuestas a AZKENA ROCK FESTIVAL 2016: Crónica de la jornada del viernes día 17 de junio

  1. Fanatico de lo sensual dijo:

    Ole por tí Pedrito!!!

    Una crónica excelente, eres mi héroe por haber visto a Danzig en vivo jajaja. Hacd más de 20 años que no graba nada decente y está en horas muy bajas pero verle es uno de mis sueños imposibles. Maldita lluvia pero en mi tierra ya sabes que esto es así jajaja.

    Rockthebestmusic subiendo el nivel a la estratosfera 😊😊😊😊

    Un abrazo muchacho y felicidades por contarlo tan bien .👏👏👏👏👏👏

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *