Tras casi 15 años de espera, innumerables retrasos y un presupuesto de 250 millones de dólares, debo decir que Avatar 2 es una gran decepción. Si la primera era un film visualmente apasionante con un guión de lo más simplón, esta segunda entrega es igual de estúpida pero más repetitiva y menos espectacular. Lo más importante de una película no deberían ser sus efectos visuales sino su historia. El cine es el arte de contar historias a través de las imágenes y estoy a favor del uso de os efectos especiales, el CGI y todo lo que el futuro no depare para narrar una historia. Pero los efectos por sí solos no sirven para emocionar al espectador. Todo lo contrario, mal usados sirven para saturar a un público que acaba mirando la hora antes de llegar a la mitad del film. A mí me pasó en Avatar 2.

La historia de Avatar 2 no tiene nada nuevo. Los pérfidos y capitalistas humanos vuelven para explotar Pandora arrasando con todo bicho viviente. Una vez más las metáforas del amigo James Cameron son de lo más obvias. Y vuelve a repetir los esquemas del film original (que ya eran bastante poco originales): colonialismo, explotación de los recursos naturales, masacre de los indígenas, ritos de iniciación, rechazo al diferente, militares al servicio de los intereses económicos, un mesías/líder inesperado y al final una gran batalla.  ¿En serio, James Cameron? ¿Gastas 15 años de tu vida y un presupuesto que podría acabar con la malaria o llevar el agua potable a cientos de poblados en África en esta tontería de guión? VamosJamesnomejodas. La historia sigue siendo un cruce entre Pocahontas, Dune, Bailando con lobos y Un hombre llamado caballo (por citar sólo 4) aunque esta vez se ha pasado a la siguiente generación. Pues vaya. Toca tragarse a los adolescentes con las hormonas alteradas y ese rollo de la familia que ya huele a naftalina desde que Disney abusó de él durante décadas. Lo de volver a sacar al mismo villano (con un truco de lo más zafio) es otro signo de la falta de imaginación de los guionistas de este engendro. Desde Avatar se han consagrado directores como Christopher Nolan o Dennis Villeneuve que han demostrado que se puede fusionar entretenimiento con buenas historias. Pero Cameron se ha quedado atrás ofreciendo sus extensos y vacíos fuegos artificiales para toda la familia. Sinceramente, esta historia se podría haber contado en hora y media. Sus 192 minutos son excesivos, sobre todo cuando la historia no aporta nada nuevo y apenas consigue entretener.

 Muy preocupante me parece la falta de ideas del señor Cameron y una pena que millones de personas estén yendo al cine a ver esta ñoñería. Es que esta Avatar 2 es ñoña y cursi como pocas. A una filosofía new age trasnochada reducida a cuatro frases ridículas hemos de sumarle un ecologismo de lo más sonrojante. Ya sabemos que el Amazonas está en peligro y que la caza de ballenas es una aberración. Aparte de no contar nada nuevo, Cameron lo cuenta de manera infantil. Su cine se ha infantilizado en extremo, supongo que buscando el máximo beneficio en taquilla, que ahora solo van al cine las familias. Además fracasa, la gente no se conciencia del cambio climático ni se va a hacer de Greenpeace por ver esta película. Es todo tan irreal que el mensaje ecologista no cala, lo del ecologismo se queda como una anécdota y no como una emergencia.

Las imágenes son preciosas, es cierto, no puedo decir otra cosa. Pero si quieres ver impresionantes imágenes marinas hay unos cuantos documentales por ahí que te dejarán con la boca abierta tanto o más que este bodrio. Y no duran 3 horas ni debes tragarte una historia mil veces vista. Pero ocurre que en lo visual tampoco ha sido tanta la revolución que Cameron prometió. ¿15 años para esto?

Me dejo lo mejor para el final. Tras 2 horas de repetición de esquemas y adolescentes azules haciendo el idiota, la cosa se pone interesante y hay una gran batalla que ocupa el último tercio del film. Una pena que nos pille bostezando. Ese gran final que Cameron siempre busca esta vez le ha quedado bastante menos espectacular y no le llega a la altura de las rodillas al del film original. Es más, en esa hora final se podría sintetizar todo el cine de James Cameron: es un indigesto crisol de Avatar, Aliens, Terminator, Abyss y Titanic. Hasta hay un hundimiento, por momentos temí que sonara el tema de Celine Dion. Por cierto, la música de Simon Franglen parece que ha sido compuesta por un algoritmo, suena repetitiva y no aporta nada interesante a la partitura original de James Horner. Como el resto del film. De la canción de The Weeknd sólo diré que es tan cursi y poco original como el resto del film. TENGO UNA PREGUNTA: ¿soy mala persona si deseo que un personaje en pantalla muera de una vez y deje de fastidiarlo todo? Me ocurrió con el personaje de la hija pequeña, madre mía qué pesada la niña! Si hasta ella misma se queja de la falta de originalidad del guión cuando la atan a una barandilla por segunda vez.  La otra hermana da más juego y todos sabíamos que la rarita al final los iba a sacar de algún apuro, que por algo ha nacido sin varón y tiene poderes. Así de trabajado está el guión.

Lo dicho, una auténtica pena que James Cameron no haya prestado más atención al guión y tome al espectador por idiota. Vistos los resultados en taquilla, quizás tenga razón.

Avatar: El sentido del agua

by: Luis Cifer

by: Luis Cifer

Luis Cifer, nació en la ciudad del cierzo. Se dice que siempre viste negro, que Luis no es su nombre real y que duerme en la calle. Otros dicen que tiene un trabajo, que no bebe alcohol e incluso que es padre de familia, pero no hay nada confirmado. También se le puede encontrar en su blog de cine.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas entradas

Últimos comentarios

Te puede interesar

Beekeeper, el protector

Beekeeper, el protector

El cine de “vigilantes” o “justicieros” tuvo su época de gloria en Estados Unidos en la década de los ochenta del siglo pasado durante los mandatos de Reagan aunque las claves para este tipo de personajes quedaba establecida en los setenta con títulos como “El...

Fallout

Fallout

“Fallout” fue un conocido videojuego de rol creado a finales del milenio pasado. Un clásico del ordenador que ahora rejuvenece con esta adaptación a la pequeña pantalla por parte de Amazon para su canal Prime Video. Algo que en los últimos tiempos parece haberse...

Roger Corman  en diez películas

Roger Corman en diez películas

Con 98 años en su casa de Santa Mónica (California) ha fallecido el productor, actor y director Roger Corman. Todo un referente en el cine de serie B, autor de más de un centenar de películas y descubridor de talentos en la dirección como Coppola, Scorsese,...

Thank you, Goodnight. La historia de Bon Jovi

Thank you, Goodnight. La historia de Bon Jovi

“Thank you, Goodnight. La historia de Bon Jovi” es el que pretende ser el documental definitivo sobre una de las bandas que más éxito han tenido en la historia de la música rock. Unos Bon Jovi que no dejan claro si todavía les queda alguna gira antes de su despedida...

Inmaculate

Inmaculate

Parece que es el éxito de "La monja", un “spin off” de la factoría James Wan, ha revitalizado el caduco cine de posesiones católicas y conventos malditos. Prueba de ello, es la llegada a la cartelera de dos precuelas de clásicos del terror de los setenta como han ...

Pin It on Pinterest