Un sueño hecho realidad la llegada a La Ciudad del Turia de los Kings Of Rock noruegos, GLUECIFER, acompañados por los intensísimos y extremos THE GOOD, THE BAD AND THE ZUGLY… ¡Pero también hubo otro sueño cumplido!, y ese tiene que ver con ciertos asistentes, denominados ‘Behringers’, que no nos conocíamos en persona y que gracias a la tercera visita a Valencia de Biff Malibu & Cia íbamos a tener la oportunidad de ponernos cara a cara por primera vez. Tal vez esta sea la crónica menos técnica y dedicada en exclusiva a las bandas que descargan encima de un escenario, pero creo que lo que iba ocurriendo debajo de él bien mereció la pena entre encuentros deseados, abrazos apasionados y buenrollismo al servicio del Rock’N’Roll escandinavo. Espero que los más ‘sibaritas’ sepáis perdonarme…

No se puede pedir más a una ‘previa’ en las inmediaciones de la Sala Moon valenciana. Aparte de encuentros con apasionados ‘lectores dilatados’ que todavía leen blogs y que te siguen animando a continuar al pie del cañón (¡gracias!), los mencionados ‘Behringers’ somos los ‘die hard fans’ del nunca suficientemente bien ponderado programa de las ondas, ‘El Behringer del Capi’, capitaneado por un pedazo de crack como lo es Josu Zubeldia, aka ‘El Capi’. Allí fuera fue donde empezó el ‘bolo’ para quien suscribe, fundiéndome en un fogoso abrazo y departiendo tanto con él como con sus acólitos radio oyentes fieles entre lo que me encuentro. Es precisamente por esto que no entramos muy puntuales para ver a los excesivos The Good, The Bad and The Zugly, la conversación seguía y tan sólo pude presenciar con cierta atención los tres/cuatro últimos temas comprobando de inmediato que esta banda es una de las mejores de la escena escandinava (y mundial) encima de un escenario con trallazos como «Song For A Prepper», «Diet 1-2-3» y «Nostradumbass» y que tienen en su frontman, Ivan Nikolaisen, el perfecto entertainer acabando su mini-set con un stage-diving absolutamente antológico. Compruébese aquí…

 

 

 

Turno para las estrellas de la noche, GLUECIFER, turno para una de las bandas de la horda escandinava que me salvó a finales de los 90’s del resobado Nu-Metal y el Trip Hop imperante, mi particular vuelta al ‘back to the basics’, el retorno al rock’n’roll por y para el rock’n’roll… Ahí estaban de nuevo, encima de un escenario los ‘Reyes del ROCK’ Biff Malibu (vocals), Raldo Useless (guitar), Captain Poon (guitar), Danny Young (drums) y el ‘nuevo’, Peter Larsson (bass) derrochando carisma y entrega ante una parroquia entregada por y para el high energy rock’n’roll más incendiario. Me pareció por momentos estar viviendo un sueño…

Tras unos pequeños reajustes en el sonido (la Sala Moon nunca se caracteriza por ofrecer la mejor de las ecualizaciones…) la banda comenzó a atacar su certero cancionero sobre las 21:30h., se les notaba centrados, con unas ganas y una entrega considerables a la hora de ofrecer lo mejor de sí mismos y poco a poco fueron demostrando su agradecimiento en diferentes momentos del show. Cierta afonía de Malibu no restó calidad y empaque a su característico timbre vocal y a sus alaridos, porque los clásicos fueron cayendo uno a uno empezando por el siempre efectivo y garagero «Get The Horn» al que le siguieron los no menos implacables «Car Full of Stash» y «A Call From The Other Side», trallazos de su último Automatic Thrill (2004) que se convirtió en columna vertebral del setlist con hasta cinco clásicos más de su álbum más celebrado tales como «Shaking So Bad», «Put Me on a Plate» y la triada perfecta con «Automatic Thrill», «Take It» y el hímnico y coreado en masa «Here Come The Pigs» para dejarte en el punto perfecto para que Biff haga uno de los agradecimientos más sentidos de la velada hacia una de las ciudades más fieles en la Piel de Toro, aprovechando también para recordar al desaparecido Kike Turmix y dedicarle la primera de las 2 covers de la noche con la mítica «Do Anything You Wanna Do» de Eddie & The Hot Rods.

De Soaring with Eagles… (1998) tocaron cuatro bombazos de la talla del citado «Get The Horn» y «Go Away Man»/»Bossheaded»/»The Year of Manly Living», de Tender Is The Savage (2000) lo esperado, el pepinazo mítico de «I Got A War» (¡cómo me sigue poniendo este pepinazo sónico) y «Ducktail Heat» y de Basement Apes (2002) los siempre bienvenidos «Reversed», el efectivo y bailongo «Easy Living», el implacable action vintage rock de «Black Book Lodge» y «Brutus» (Ameli stagediving mediante…), que junto con los citados «Go Away Man», «Ducktail Heat», «Put Me on a Plate» y «Automatic Thrill» convirtieron las primeras filas y hasta la mitad de los asistentes en un encendido y muy físico pogo como hacía muchos años que no vivía. ¡¡¡Qué jodida energía por Tutatis!!!. Se les perdona que del debut Ridin’ The Tiger (1997) no tocasen «Leather Chair» y «Rockthrone»… ¡pero hubiese flipado en colores!. El concierto pasó como un suspiro, ¿por qué pasan estos placeres de la vida tan rápido?…¡¡¡que alguien me lo explique!!!. Cerraron merecidamente con los bises esperados, el ya nombrado «The Year…» y «Desolate City» para finiquitar definitivamente con una clásica cover muy esperado, el «Nice Boys (Don’t Play Rock’N’Roll)» aussie de mis sagrados Rose Tattoo. Imposible pedir más, el setlist pensado milimétricamente para el goce y disfrute de los abnegados asistentes, la adrenalina expulsada campando a sus anchas en el ambiente… en definitiva… ¡una sobresaliente velada de Action Rock!… que hubiese conseguido matrícula de honor si la sala no hubiese puesto la música de fondo para ‘expulsar’ a la banda del escenario cuando todavía, abrazados, saludaban a su público…

Y es que no se puede tener más falta de respeto a una banda de la talla de Gluecifer, pero también a todos los asistentes porque hay que ‘despejar’ de rock’n’rollers la sala para que entren los ‘reggaetoners’ de turno y perrear sin descanso, sin límite horario a la vista, con su ‘música’ (…) de mierda…

 

 

by: Pupilo Dilatado

by: Pupilo Dilatado

¡Pupilo Dilatado ante todo! Licenciado en Bellas Artes y profesor en secundaria de 'marías' audiovisuales en la provincia de Castellón, ¡hasta aquí lo serio!, je,je, pero lo que uno lleva dentro es la melomanía enfermiza, mis manías bizarras, morbosas, iconomaníacas y 'fanzinerosas', mi alma rock'n'roller hasta la médula y una obsesión generosa por las Pin-Ups de otra época. Para acabar, soy hijo del 'Popu' y bastardo del "Appetite for Destruction"... aunque me derrita con Madonna y Shirley Manson (Garbage). También se me puede encontrar en mi blog

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas entradas

Últimos comentarios

Te puede interesar

Crónica de Súcube en El Cobijo de Puerto Real (Cádiz) (6-04-24)

Crónica de Súcube en El Cobijo de Puerto Real (Cádiz) (6-04-24)

Siempre es un placer descubrir nuevas salas que se atreven a programar música en directo y bandas que ofrecen aparte de las consabidas versiones sus propios temas. Entendemos que tengan que rellenar repertorio con las canciones de otros mientras componen sus melodías....

Pin It on Pinterest