Si una cosa positiva le estamos sacando a esta pandemia es el nivel compositivo de las bandas, que tras detenerse su frenética actividad, se encerraron en casa como todos, y dedicaron parte de su tiempo en componer nuevos temas que ahora estamos teniendo la oportunidad de escuchar, una vez se han podido reunir para grabarlos. Y estamos asistiendo a un montón de conciertos de grupos nacionales donde presentan por fin esos temas en directo, para disfrute de sus seguidores. En esta ocasión, la banda que presentaba disco fueron los madrileños Dieaway, que después del buen trabajo realizado con “Light Echoes” del 2019, acudían a la sala Moby Dick Club con su tercer trabajo recién sacado del horno “Trisected Liminality (Vol. 2)”. Y como aliciente teníamos la presentación en la capital de la banda proveniente de Barcelona Milk, que presentaban su disco debut pero en formato cómic.

Puntuales en el horario anunciado y con las sillas ocupadas por muchos seguidores, salió al escenario Miguel Angel Barquero “Barker”, de Planeta Tentaciones Radio Show, para presentar el concierto y dedicar unas palabras al recientemente desaparecido baterista Charlie Watts, dando paso a los anfitriones Dieaway que salieron al escenario con un caluroso aplauso de los   presentes, comenzando del tirón su actuación con la enérgica “All 3 Lapses”, gozando de un sonido estupendo a pesar de que estuviéramos ubicados cerca del escenario con esto de tener que estar sentados todo el público asistente.

 

 

Una vez comprobado que todo sonaba perfecto y tras una bienvenida por parte de David ‘Diea’ Puigdueta, interpretaron de manera consecutiva la eclíptica y poderosa “Phosphene Sun” y “Why”, esta última un cover del grupo Eleven, y que han incluido en el disco como homenaje a una de las bandas de las que tienen grandes influencias.

 

 

Siguiendo con el concierto, le llegó el turno al tema “Step Beyond”, un tema con un arranque muy tranquilo donde Miguel Araiz utilizó un Ebow para darle un sonido especial a su guitarra rodeando al tema de  una atmósfera especial, terminando de manera virtuosa, como ya nos tienen acostumbrado el cuarteto siguiendo el ritmo que marca Oliver Ruiz con su batería mientras este mira despreocupadamente al infinito de su mente.

 

 

“Involution” nos envolvió con sus continuos cambios de ritmo donde la banda demuestra la calidad que atesora para ir todos de la mano en estos juegos musicales, seguido de “Visions” con Oliver y Raúl Puigdueta marcando un ritmo alocado desde el principio, haciéndonos disfrutar mientras descubrimos sus nuevas composiciones, cerrando su actuación con el tema “Conundrums”, no sin antes avisarnos de que estuviéramos atentos a las  redes sociales para muchas más sorpresas por su parte.

 

 

Gran concierto de Dieaway, que se nos hizo muy corto al centrarse sólo en tocar los temas de su nuevo trabajo, dejando sus anteriores temas en el tintero, pero mientras esperamos que la banda vaya cogiendo otra vez el ritmo después de este forzoso parón, y deseamos volver a verlos de nuevo sobre el escenario con un set list más amplio.

Mientras se producía el cambio de trastos en el escenario, la mayoría del público abandonó la sala para comentar lo vivido y fumarse algún pitillo, mientras los pocos que nos quedamos dentro eramos entretenidos con la música que nos ponía ‘Barker’, que cuando vio todo listo, y sin esperar a los muchos rezagados que estaban fuera todavía, volvió al escenario para presentar al quinteto barcelonés, que vestidos completamente de blanco ocuparon todo el espacio del escenario siendo el último en aparecer el cantante, que iba con un disfraz de vaca que rápidamente se quitó, para arrancar con su concierto, mientras sonaba de fondo una intro.

 

 

La banda que se auto define de powergrunge, está formada por Rodrigo Leite en la guitarra y voz, Jérémy Fourest en la batería, Iván Medina en el bajo y Ramón Codina Napoli en los teclados, comenzaron su espectáculo con el tema “Oh Ohh!!”, seguido de “Distorsion Reservoir” y “Escape From Dead Planet”, mientras el público iba volviendo a sus asientos e intentaban engancharse al sonido del grupo.

Con la sonrisa por delante siguieron con “Cruel World”, “Within Yourself”, “Narrowing” y “Star One”,  desgranándonos su trabajo siguiendo el orden del disco, que puedes escuchar en su bandcamp, aunque  aconsejo tener paciencia con su música, ya que es un estilo muy personal, que tarda en enganchar, pero del que se puede disfrutar dándoles algo de tiempo.

 

 

Enlazando cortes e intros en off, la banda, que estaba agobiada por el tiempo preguntando la hora a los más cercanos al escenario, continuó con “Head First”, siendo el corte más largo del disco, no llegando a los 6 minutos. “The Pain You Have Inflected”, “Old Times” y “Graves” cerraron sus temas del presente disco, que termina con una versión muy personal del “People Are Strange” de los míticos ‘The Doors’.

 

 

Pero a la banda le quedaba más repertorio que tocar aparte de lo que han metido en el disco, y después de agradecer a los que hicieron posible el concierto y al público presente su asistencia, continuaron tocando los temas “Sedentary Predators”, “Where I Always Was”, “Kenny” y “Sexy Grannies” que dedico a la ciudad de Madrid tras una experiencia del pasado en la terraza de algún bar de la capital.

Para cerrar su actuación eligieron la balada “Mother Tupper” y el tema “Grave Dohl” que presentan como single y videoclip en las diferentes plataformas disponibles, aunque no en formato físico por ahora.

Un extenso concierto de una banda con un sonido muy peculiar, con múltiples influencias en sus cinco protagonistas, con mucho humor en sus canciones, y que si les das una oportunidad o dos, puede que te enganche con algún tema. Que tengan mucha suerte y espero volver a verlos en directo en futuros eventos.

 

 

La noche se cerró con “Barker” pinchando la música de su equipo, conversando con las bandas participantes y el público en general, hasta que por llegar la hora de cierre, tuvimos que retirarnos a nuestros domicilios para descansar.

 

Fotos cortesía de Miguel Ángel Príncipe

by: David Galeote

by: David Galeote

Especie protegida que responde al olor del lúpulo fermentado, navega entre la música clásica y el metal extremo, para amargura de sus sufridos vecinos.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas entradas

Últimos comentarios

  1. Estoy muy de acuerdo con la lista donde a mi gusto cambiaria muy poco y totalmente de acuerdo con ese…

Te puede interesar

Crónica de Israel Nash, Rock & Blues Café, Zaragoza, 24-02-2024

Crónica de Israel Nash, Rock & Blues Café, Zaragoza, 24-02-2024

 Israel Nash llegó a la Rock & Blues para presentar su fantástico Ozarker, su último trabajo discográfico editado en Octubre pasado. Un trabajo cuyos cortes fueron la base sobre la que cimentó su concierto el de Misuri (aunque afincado en Texas). Acompañado de una...

Crónica de BLAZE BAILEY y ABSOLVA en Barcelona

Crónica de BLAZE BAILEY y ABSOLVA en Barcelona

Días atrás os hacíamos partícipes de las sensaciones vividas en el concierto de Gijón y ahora, unos días después, los amigos de Prisoners of Rock nos cuentan los vivido en Barcelona: Se presentaba en Barcelona BLAZE BAILEY, excantante de WOLFSBANE y también, como la...

Pin It on Pinterest