Las perspectivas siempre se observan con distinto talante cuando el viento sopla a favor, aunque muchas veces suponga un añadido de presión. Pero siempre es mejor con el marcador a favor, que no más sencillo, no confundamos sensaciones. Cuando uno ha sido capaz de conseguir situarse en el camino adecuado, a base de esfuerzo y la suerte necesaria, no como ingrediente principal pero si como ese toque añadido que puede llevar a la deriva o buen puerto en un solo instante, es consciente que no queda otra que mirar hacia delante y nunca atrás ni tan siquiera para coger impulso. Es el caso de los albaceteños Angelus Apatrida. La perseverancia y el tesón, aderezan el triunfo cuando el talento es la principal ofrenda. Cabezas visibles del Thrash patrio, etiqueta que hace ya algún tiempo se les quedo demasiado estrecha. La apuesta de Century Media por ellos lo deja bien claro. Y la discografía de la banda les dio la razón. Una vez abolido cualquier atisbo de diferenciación, insulsa me atrevería a afirmar, en querer encasillar nacionalidades a las bandas, Angelus Apátrida se alinean por derecho propio al lado de bandas como Suicidal Angels, capaces de poner en jaque a los clásicos del estilo que no parecen dispuestos a dar su brazo a torcer, favoreciendo una escena infatigable, que sigue alcanzando grandes cotas dentro de su espectro. «Cabaret de la guillotine» fue su último atisbo de fuerza, que nos puso a todos cara contra la pared aún a sabiendas ya de lo que se nos venía encima. Cierto es, que cada uno tendrá su favorito dentro de la discografía de Angelus Apatrida. El mío sin duda es aquel «Hidden Evolution» al que coloco sin lugar a dudas dentro de los mejores discos de Thrash grabados en el Siglo XXI. Toca lanzarse de cabeza hacia lo nuevo de la banda, disco homónimo de potentísima portada obra de Gyula Havancsák autor de portadas para gente como Accept, Destruction, Annihilator o Unleashed y que ya había trabajado anteriormente con la banda. A veces esos detalles hablan del reconocimiento que tiene un grupo a nivel internacional. Como decía, este disco que en principio estaba ideado como un e.p. pero que afortunadamente para todos nosotros ha terminado siendo este larga duración que ponen ahora frente a nuestros oídos.

Lo primero que percibo es un giro más agresivo que en «Cabaret de la guillotine» e incluso he leído a Guillermo Izquierdo invocar el espíritu de «Cowboys from Hell» de Pantera, y no anda descaminado. «Indoctrinate» abre el disco como un misil tierra aire que busca sin el más mínimo error el objetivo. Esa andanada riffs/batería e incluso algún momento vocal que rememora al Tom Araya más en forma golpea los altavoces. «Bleed the Crown» es puro Thrash metal de la escuela que os de la gana pero de primerísimo orden mundial. La batería me sigue sonando devastadora, marcando unos tiempos bestiales. «The Age of Disinformation» es otra vuelta a la carga, sin desfallecer ni un solo instante, melodía muy marcada perfectamente escoltada por el sonido de guitarras. «Rise Or Fall» es pura contundencia, comandado por la línea vocal, ese riff que no deja un solo resquicio y una sección rítmica infranqueable todo ello coronado con un estribillo que golpea a conciencia. Atentos a «Childhood’s end» donde se aceleran considerablemente apostando por un estadio aún más agresivo con solo de bajo incluido y ese estribillo a lo Mustaine. «Disposable Liberty» se convierte en un perfecto manual de como sonar actual teniendo muy presente las formas más clásicas. Me vais a permitir parafrasear a Exodus para poder explicar de forma tangible que «We Stand Alone» es una jodida lección de violencia, para nuestro disfrute.

A riesgo de comenzar a repetirme, no encuentro realmente otro modo o manera, porque «Through the Glass» confirma que en este disco hay que recurrir a ese manido tópico de que es imposible destacar una canción por encima de otra. Lo que si que destaca aquí es el trabajo de guitarras con esos fantásticos solos. Hablando de golpear indiscriminadamente, el estribillo de «Empire Of Shame» martillea tu cabeza, mientras musicalmente la canción se convierte en un certero bombardeo en ciernes. «Into The Well» reafirma aquello de por último pero no peor, poniendo punto y final a un disco sin fisuras y que bajo mi punto de vista, supera claramente a su anterior disco y además me pone en la tesitura de hacerme dudar si debo colocarlo a la misma altura de mí adorado «Hidden Evolution» en orden de preferencias.

ANGELUS APATRIDA – Angelus Apatrida

by: Carlos tizon

by: Carlos tizon

Licenciado en el arte de apoyar el codo en la barra de bar. Comencé la carrera de la vida y me perdí por el camino, dándome de bruces con el rock and roll. Como no pude ser una rock star, ahora desnudo mi alma cual decadente stripper de medio pelo en mi blog, Motel Bourbon.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas entradas

Últimos comentarios

  1. Maravilla de lista...muchos d ellos estarían entre mis 100 favoritos pero sería interesante saber los 200 q s quedaron fuera😆

Te puede interesar

Aeons – The Ghost Of What We Knew

Aeons – The Ghost Of What We Knew

Con esta amplia disponibilidad de música que tenemos actualmente y los que huimos de los logaritmos que tienen las plataformas digitales a la hora de recomendar música según lo que escuchamos, siempre nos llevamos una buena sorpresa cuando nos llega una banda nueva,...

Kinki Boys – El país de las maravillas

Kinki Boys – El país de las maravillas

Está feo juzgar un libro por la portada, y más que lo diga yo (aunque la portada de Candelarias de la Virgen es magnífica), pero hay portadas que dicen mucho. El flamante nuevo disquito de los Kinki Boys pone una foto de lo que parece el centro de una ciudad, casas...

Los Deltonos – Evolución

Los Deltonos – Evolución

A la vez que surgen callos en las manos y canas en el pelo, uno se va dando cuenta de que no existe necesidad de perderse en rodeos o tratar de emular ser otro para decir lo que se pretende, por miedo a salirse no ya del patrón auto establecido, sino de aquel donde...

Holycide – Towards Idiocracy

Holycide – Towards Idiocracy

Cuando hablamos del Thrash Metal actual de nuestro país, los primeros nombres que nos vienen a la cabeza son Angelus Apatrida y Crisix, pero el tercer lugar en el cajón suele estar muy discutido dependiendo si te decantas por el Thrash más suave o prefieres el más...

Falefou – FOUNKYFLEXION

Falefou – FOUNKYFLEXION

Hay ocasiones en las que uno tiene que desactivar el cerebro. No sé al resto del mundo, pero a mí me pasa cuando me ataca el síndrome del impostor. Tengo todo el tiempo la sensación de ser un bocachancla, de hablar por hablar dándome ínfulas, y cuanto más lejos estoy...

Pin It on Pinterest