No puntuó este disco, ya que no quiero que mis gustos personales influyan en su puntuación. Sin duda es un buen disco aunque no sea lo que uno espere de Blackfield.

Steven Wilson retrasa su disco en solitario, pero lanza (su)proyecto mas progpop junto a su amigo Aviv Geffen, que visto la trayectoria que poco a poco toma Wilson, si en un principio había pocas dudas de que convertirá a Blackfield en su faceta mas progresiva, al final no ha acabado de ser cierto, ya que la banda poco a poco se aleja cada vez más de los sonidos mas progrock.

Este proyecto que nació en el 2001 prometía mucho ya que sus dos primeros trabajos son sencillamente espectaculares, luego poco a poco se fue desinflando,  y sus últimos trabajos, siendo discos buenos, han perdido la chispa de esos dos primerizos trabajos. La causa fue que Wilson se alejó un poco musicalmente de Blackfield , dejando rienda suelta a Aviv que si bien es un buen músico , está a años luz de Steven.

Mucho criticar a Wilson últimamente, pero el hombre cosa que hace, lo borda sea del estilo que sea. Este es ya el sexto trabajo de la banda y el israelí es el capitán a a bordo, relegando a Wilson al puesto de simple grumete con la participación en tres temas con la guitarra rítmica y en las voces. Cada vez mas alejado de lo progresivo y mas centrado en lo comercial Aviv ofrece un disco harmonioso , lleno de matices agradables, cercanos a algunos temas de los Moody Blues. Un disco corto, poco mas de media hora, lejano a los patrones del rock progresivo. Queda claro que Wilson se desvincula de este proyecto, tenia demasiados frentes abiertos en una época y ahora prefiere centrarse en su faceta de músico experimental que a cada disco sorprende agradablemente o desagradablemente dependiendo la apertura de miras de los fans del músico británico.

Los que esperaban que algún día Blackfield concibiera otro discos como los que empezó, ya pueden definitivamente tirar la toalla, como los que esperan aun que Porcupine Tree se reforme. Wilson es un músico que mira siempre para adelante y sea para bien o para mal, él es el único que decide.

Blackfield – For the music

by: Laurent Berger

by: Laurent Berger

Tsi – Na – Pah estudió Bellas Artes y más tarde cocina. Actualmente recorriendo Andalucía vendiendo y comprando viejos vinilos. Apasionado del rock progresivo y del rock americano de los setenta. Colaborador en distintas revistas musicales y tiendas de música en la época donde se vendía música de verdad.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas entradas

Últimos comentarios

  1. Maravilla de lista...muchos d ellos estarían entre mis 100 favoritos pero sería interesante saber los 200 q s quedaron fuera😆

Te puede interesar

Aeons – The Ghost Of What We Knew

Aeons – The Ghost Of What We Knew

Con esta amplia disponibilidad de música que tenemos actualmente y los que huimos de los logaritmos que tienen las plataformas digitales a la hora de recomendar música según lo que escuchamos, siempre nos llevamos una buena sorpresa cuando nos llega una banda nueva,...

Kinki Boys – El país de las maravillas

Kinki Boys – El país de las maravillas

Está feo juzgar un libro por la portada, y más que lo diga yo (aunque la portada de Candelarias de la Virgen es magnífica), pero hay portadas que dicen mucho. El flamante nuevo disquito de los Kinki Boys pone una foto de lo que parece el centro de una ciudad, casas...

Los Deltonos – Evolución

Los Deltonos – Evolución

A la vez que surgen callos en las manos y canas en el pelo, uno se va dando cuenta de que no existe necesidad de perderse en rodeos o tratar de emular ser otro para decir lo que se pretende, por miedo a salirse no ya del patrón auto establecido, sino de aquel donde...

Holycide – Towards Idiocracy

Holycide – Towards Idiocracy

Cuando hablamos del Thrash Metal actual de nuestro país, los primeros nombres que nos vienen a la cabeza son Angelus Apatrida y Crisix, pero el tercer lugar en el cajón suele estar muy discutido dependiendo si te decantas por el Thrash más suave o prefieres el más...

Falefou – FOUNKYFLEXION

Falefou – FOUNKYFLEXION

Hay ocasiones en las que uno tiene que desactivar el cerebro. No sé al resto del mundo, pero a mí me pasa cuando me ataca el síndrome del impostor. Tengo todo el tiempo la sensación de ser un bocachancla, de hablar por hablar dándome ínfulas, y cuanto más lejos estoy...

Pin It on Pinterest