Cameron está feliz. Con lo salvaje visible y la belleza aumentada,
pasea por el mundo levantando sospechas. Su hablar es fresco
y su risa, acompasada. Dueña de su voz, traviesa y segura de sí misma,
pronuncia en alto sus virtudes sin nombrarlas.
 
Quizá esa alegría sea la inercia del amor primigenio,
el que nos es dado para dar. O tal vez aflore de la sala de máquinas
que bombea amor reciclado de los restos grises del vivir,
cuando ya se conoce este sucio mundo en el que nos consumimos
sin que nadie detenga los relojes.
 
Probablemente, el abismo que separa esas dos formas de amar,
sea la diferencia entre pescar, y hacer el imbécil con una caña junto al río.
Esa finísima línea (roja) que el poeta describiría con total exactitud.
 
O a lo mejor no haya nada, salvo cada 28, sangre de parir y ese es el juego.
De ahí vinieron viniendo los poetas malheridos aullando mujer, gimiendo
hermosura, Eternidad que no se ve: especialmente eso, muchachos,
que no se ve.
 
Pero, ¿Quién sino el Aleph pudiera entera esquiza y bestia así olfatear,
besarla en el hocico, durarla, perdurarla en su enigma,
airearla, mancharla por lo hondo hasta serla, al galope tendido del tedio?
 
Como sencillo merodeador, me alegro por Cameron. Me gusta que se ría
y que contagie su alegría al personal, que de repente
se ha vuelto como un girasol.
 
 
 
by: Angel

by: Angel

Melómano desde antes de nacer, me divierto traduciendo canciones y poesía. Me gusta escribir. Soy un eterno aprendiz y bebo de casi todos estilos musicales, pero con el buen rock alternativo me derrito.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas entradas

Últimos comentarios

  1. Un millón de gracias a vosotros por compartir mi pasión. Seguiremos con las antenas parabólicas bien sintonizadas! Abrazo fortísimo, David.

Te puede interesar

el oficio

el oficio

A veces, son más las ganas que la propia escritura. Si me adelanto no consigo nada bello. Sin embargo cuando inesperadamente brota una idea, incluso sin ganas, escribo y me sorprendo a mí mismo navegando entre ese mágico espacio intermedio entre lo que es y lo que no....

es posible

es posible

Es posible que los miembros de una familia se sienten a la mesa y no se encuentren nunca. Hay ingenieros trabajando en esto. Es fácil y probable, que al pasar los años, se desconozcan cada vez más. Solo en ocasiones, llegarán a coincidir en el presente. Cada uno con...

belleza

belleza

Era tan guapa que no llamaba la atención; como le pasa a todo lo que es inalcanzable.  

esta paz

esta paz

Esta paz blanca, esta quietud sin significado que me envuelve, se quiebra por el canto de un pájaro; extensión de la alegría incontenible de Dios.  

Tumba de gravedad – Alexis Brito Delgado

Tumba de gravedad – Alexis Brito Delgado

“Tumba de gravedad” es el nuevo libro de Alexis Brito. Hasta la fecha  hemos tenido ocasión de leer y reseñar sus anteriores trabajos. Después de su anterior trabajo, “Choca contra el Sol”, la que hasta  el momento era su último trabajo, la verdad es que tenía...

Pin It on Pinterest