Julie se acaba de dar cuenta de que es viuda de sí misma y la ciudadana
de su ausencia se palpa la cara, la voz, los papelitos. Como una Virgen
de los trece puñales, solloza por un cadáver que cruza al otro lado ya desprovisto,
sin esa marcha andaluza que le mete el cuerpo a la vida.

Solloza por su libertad, como esa estatua en Nueva York a la que le falta
una sonrisa. Con la corona en la mano y la hormiga encendida.

Desconocemos el motivo de su defunción. Quizá su vida era incómoda para
la parentela de la muerte y han decidido suprimir sus estaciones para no ver
florecer más sus doce causas.

Con esas lágrimas impacientes, Julie no puede recibir esa dosis de luz de luna
necesaria para todo corazón doliente y se ve a sí misma perdida,

oculta para siempre en un mundo que no entiende de árboles, ni de ríos,
ni de esos tibios amaneceres vertiéndose por ventanales.

Por eso deseamos que se calme, y que mire, que observe a su alrededor.
Que se centre en el paisaje blanco que la rodea, para que comprenda que la vida
no termina y que la valla es el tiempo desnudo, el que no habita ningún espacio,
el que siempre ha sido sin comenzar nunca.

 

 

 

 

by: Angel

by: Angel

Melómano desde antes de nacer, me divierto traduciendo canciones y poesía. Me gusta escribir. Soy un eterno aprendiz y bebo de casi todos estilos musicales, pero con el buen rock alternativo me derrito.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas entradas

Últimos comentarios

  1. Un millón de gracias a vosotros por compartir mi pasión. Seguiremos con las antenas parabólicas bien sintonizadas! Abrazo fortísimo, David.

  2. Maravilla de lista...muchos d ellos estarían entre mis 100 favoritos pero sería interesante saber los 200 q s quedaron fuera😆

Te puede interesar

es posible

es posible

Es posible que los miembros de una familia se sienten a la mesa y no se encuentren nunca. Hay ingenieros trabajando en esto. Es fácil y probable, que al pasar los años, se desconozcan cada vez más. Solo en ocasiones, llegarán a coincidir en el presente. Cada uno con...

belleza

belleza

Era tan guapa que no llamaba la atención; como le pasa a todo lo que es inalcanzable.  

esta paz

esta paz

Esta paz blanca, esta quietud sin significado que me envuelve, se quiebra por el canto de un pájaro; extensión de la alegría incontenible de Dios.  

Tumba de gravedad – Alexis Brito Delgado

Tumba de gravedad – Alexis Brito Delgado

“Tumba de gravedad” es el nuevo libro de Alexis Brito. Hasta la fecha  hemos tenido ocasión de leer y reseñar sus anteriores trabajos. Después de su anterior trabajo, “Choca contra el Sol”, la que hasta  el momento era su último trabajo, la verdad es que tenía...

redención nuclear

redención nuclear

Ah, el mar. Recordaste mis fechorías en la juventud más temprana, riéndote y contesté: ¿Con eso solo te has quedado de lo vivido junto a mí? Así respondieron mis olas. Aceptando sin negar, rompían en la orilla de tu pensamiento, te obligaban la mirada; su amplitud...

Pin It on Pinterest