Casi 2000 km separan la ciudad de donde vivo hasta la capital del Rock’N’Roll europea, una ciudad costera e industrial en el Noroeste de Inglaterra, Liverpool. En este sentido el ser una ciudad costera tuvo su particular protagonismo en que esta ciudad se convirtiera en una explosión de la cultura del Rock’N’Roll a finales de los años 50. 

Gracias a su puerto marítimo llegaban los marineros desde los Estados Unidos absorbidos de la música y de la cultura ‘rebelde’ que al otro lado del Océano se estaba fraguando y con ello traían entre sus pertenencias aquellos LP’s que en aquellos momentos estaba pegando en las listas de música americanas. (Como si en una batidora ponemos Rythmn and Blues y Jazz y por ende añadimos el descontento y la rebeldía de la juventud en aquellos años de postguerra contra todo el orden establecido). 

Aquellos marineros traían consigo, como he dicho antes, discos de Buddy Holly, Ritchie Valens, The Big Bopper, Chuck Berry, un tal Elvis Presley entre otros muchos más.

Coetáneos de aquellos años aparecen en esa ciudad unos personajes que sin darse cuenta o sin quererlo iban a cambiar la música para siempre. Nos encontramos con unos chavales de clase obrera, muy castigados por la sociedad de aquella época (una sociedad como la británica, muy selecta, refinada y muy trabajada en lo que a educación se refiere), aparecen rompiendo con todo.

Un adolescente llamado John Lennon muy influenciado con la música que acababa de conocer, con una vida familiar bastante convulsa, coincide en la escuela con otro tipo llamado Paul y deciden montar un grupo de Rock’N’Roll imitando a los grandes que venían del otro lado del charco, lo que no sabrían es que al final los alumnos superarían al maestro.

Ahí es donde aparece un servidor, influenciado con la música Beatle desde pequeño, donde mi padre ponía los recopilatorios de los Beatles en un cassette de un Opel Vectra cada vez que nos íbamos de vacaciones a la playa donde empecé a comprender y entender cada acorde de cada canción de ellos. 

Así que me puse manos a la obra y afortunadamente con los años quise vivir toda esa experiencia de primera mano y ¿donde mejor que vivir esa experiencia Beatle? Pues en Liverpool.

Acompañado por mi pareja (que de verdad se ha ganado el cielo conmigo, y desde aquí te doy las GRACIAS), una mochila y unas cuantas libras a buen recaudo, cogimos un tren de alta velocidad desde Londres hasta Liverpool, 2 horas de trayecto por la campiña británica que se hace eterno….

 

 

Bajamos del tren al mediodía en la estación de James Street, cerca del puerto marítimo; al salir de la estación ya te embriaga una sensación rara, como si un ser superior pusiera como banda sonora la canción de ‘In my life’. Nada más adentrarnos por las calles de esta ciudad nos topamos con la estatua de los cuatro genios dirigiéndose hacia la desembocadura del rio Mersey. Dirigiéndonos hacia el museo de los Beatles, en el mismo puerto, nos topamos con los astilleros donde a principios del sIglo XX se hizo una parte del Titanic.

 

El puerto marítimo de Liverpool

 

Entramos al museo y mediante unos cascos con la correspondiente traducción al castellano nos cuentan todo lo acontecido al famoso grupo….

 

Entrada al Museo de The Beatles

 

Nos topamos con la primera joya, los instrumentos de ellos de cuando se llamaban ‘The Quarry Men’ a finales de los años 50…

 

Instrumentos de la banda The Quarry Men

 

1ª Guitarra de Paul McCartney

 

Batería de Ringo Star

 

Vamos recorriendo el museo, llegamos hasta la época de cuando ya se llamaban ‘The Beatles’ y tocaban en clubs de alterne de Hamburgo.

Seguimos recorriendo las salas con ‘Twist and Shout’ de fondo y llegamos a una sala capitular donde están los instrumentos expuestos en su orden como si en cualquier momento aparecieran ellos y se pusieran a tocar ‘Help’!

 

 

Instrumentos de The Beatles

 

Casi con los dedos tocamos el folio original en el que McCartney escribió ‘Yesterday’, con su letra y sus acordes.

Para mí el momento mas especial del museo quizás fuera cuando pase por al lado del viejo órgano ‘Mellotron’, donde empieza las primeras notas de la canción de ‘Strawberry Fields Forever’ (Mi canción favorita), cuantas veces abre escuchado esa canción !!!!! Para que se hagan una idea los lectores de este articulo, para mí, me impacta más pasar por al lado de este órgano que visualizar cualquier joya de la corona británica custodiada en la torre de Londres. Casi 36 años oyendo esa canción y NUNCA me cansaré de escucharla, tiene algo mágico.

 

Mellotron donde empiezan las primeras notas de Strawberry Field Forever

 

Seguimos recorriendo las salas y nos topamos casi con el final de  la etapa Beatle, sonando por los auriculares ‘Come Together’ y una replica del famoso paso de cebra de Abbey Road.

Sabemos que estamos llegando al final de la visita cuando vemos la batería de Ringo Starr (muy bien custodiada) de cuando tocaron en la azotea del edificio de Savile Row que marcaría como despedida para siempre del grupo, con ese ritmo que se marca el bueno de Ringo en la canción de ‘Get Back’.

 

Batería de Ringo Star utilizada en el concierto de la azotea

 

Piano personal de John Lennon

 

Trajes de The Beatles utilizados para el disco Sgt. Peppers

 

Andamos a escasos centímetros del piano de Lennon en el que se marcaría su famoso ‘Imagine’ y al otro lado de la sala sus gafas.

 

Piano de la canción Imagine de John Lennon

 

Gafas de John Lennon

 

Nos despiden del museo con el que se supone que es la obra maestra del grupo, ‘Let It Be’ …

 

https://youtu.be/7P6X3IWLECY

 

Uno se va de ese sitio con una sensación agridulce, pensando que hubiera pasado en un grupo de ese calibre si en lugar de separase en 1970 hubieran seguido hasta la actualidad.. como por ejemplo The Rolling Stones….

Un grupo que hace 50 años que dejaron de existir como tal pero que a día de hoy están mas vivos que nunca.

Liverpool es una ciudad que vive por y para los Beatles.

Se hace la hora de comer y decidimos comer en un italiano, y mirando por la ventana del restaurante veo que hay dedicada una estatua a la canción de ‘Eleanor Rigby’, una canción que habla de la soledad, una letra muy trágica en el que te cuenta como sería morir solo, por desgracia muy de actualidad en estos días por todo lo que estamos pasando con la pandemia que nos acecha.

 

 

Días antes de hacer este viaje, desde España,  reserve entradas para visitar el ‘Cavern Club’, cuatro libras por cabeza para entrar al famoso bar que está en el corazón de la ciudad… El cavern como su nombre indica, es una cueva, pero menuda cueva!!!!!, bajas por unas escaleras oscuras de caracol y te topas con la barra del bar, una barra abarrotada de gente, te adentras al garito y ves enmarcadas fotos de personalidades del mundo de la música británica que han estado ahí, fotos de Liam Gallagher, Freddy Mercury, Robbie Williams, Eric Burdon, Mick Jagger…….

 

Cavern Club Liverpool

 

Estatua de John Lennon

 

Casualidades de la vida nos encontramos con un concierto tributo a los Beatles, gente joven, gente mayor, todos bailando y saltando al ritmo de ‘Can’t Buy Me Love’, algo que aquí en España sería incomprensible de pensar.

 

Instrumentos preparados en el Cavern Club de Liverpool

 

 

Nos metemos dentro del pub, con unas pintas de cerveza en mano, mientras bailamos visualizamos todo lo que tenemos alrededor, y no deja de asombrarme con todos los instrumentos que han cedido a este pub grupos del la altura de Queen, de Oasis, de Who, de los propios Rolling Stones….. una verdadera pasada para un amante de este género de la música Rock…

 

Batería de Oasis

 

Platillo de la batería de Oasis firmado

 

Guitarras de los Rolling Stones

 

Al día siguiente nos levantamos pronto para ganar el pulso al sol, ya que al mediodía nos salía el tren de vuelta para Londres y queríamos aprovechar las últimas horas en esa ciudad.

 

 

Nos despedimos del hotel donde estábamos hospedados y con unos cafés de casi un litro en la mano andamos unas manzanas hasta llegar a la estación de autobuses para dirigirnos al barrio de Woolton, a las afuera de Liverpool. Para cualquier amante de ese grupo parece que elegimos el autobús perfecto.. el recorrido nos llevaba por las calles de ‘Penny Lane’, con destino a la iglesia St. Peter que es donde esta la tumba de ‘Eleanor Rigby’.. Pero nuestro destino era ‘Menlove Avenue’ y la parada de dicho autobús urbano era nada mas y nada menos que la casa de la infancia de Lennon. A pocos metros de su casa se encuentra el parque ‘Strawberry Field’ donde el mismo John jugaba cuando era un niño.

 

Casa natal de John Lennon

 

Entrada al parque Strawberry Field

 

Desgraciadamente éramos esclavos del tiempo y tuvimos que dejar atrás esa ciudad pero una parte de mi corazón se quedara para siempre en la orilla del rio Mersey con la música de fondo  de ‘The Long And Widding Road’.

 

 

Ya en la espectacular capital británica, (el GPS de mi móvil me quiso hacer un último regalo) y es que entre los lugares que teníamos programados para visitar la ciudad, no podía faltar acudir a ‘Camden’ y cual fue mi sorpresa mientras caminábamos desde ‘Hyde Park’ que nos topamos con un paso de cebra repleto de gente a cada lado de las aceras haciéndose selfies mientras pasaban ante la paciencia de los conductores que en ese momento se encontraban.. En principio no me podía creer que estaba en Abbey Road y que con la inmensidad de Londres las casualidades del destino me llevará hasta ahí, pero sí.. mirando haciendo un lado de la calle visualice el cartel del nombre de la calle. ‘Abbey Road’… Estaba delante justo del paisaje mas icónico del mundo de la música, donde los cuatro grandes de Liverpool caminaban en fila india poniendo la antesala de su álbum del mismo nombre de la calle…. Por supuesto que pasé el paso de cebra de izquierda a derecha y por un momento trasladarme 50 años atrás y poder sentirme como Lennon durante unos segundos.

 

Paso de cebra de Abbey Road

 

Estudios de grabación de Abbey Road

 

Querría destacar la canción de ‘Here Comes The Sun’, una canción de 1969 y la que podemos extrapolar a los tiempos oscuros, amargos e históricos que estamos viviendo por desgracia y es que siempre por algún lugar saldrá el sol, confiemos, ayudémonos y sobre todo intentemos apoyarnos los unos con los otros… por encima de cualquier ideología, de cualquier raza somos seres humanos….. No hagamos que la desesperación inunde nuestras vidas.

 

 

‘Aquí viene el sol, ha sido un solitario invierno, largo y frío, parece que han pasado años desde que estuvo aquí.. las sonrisas están volviendo a los rostros, siento que el hielo se está lentamente derritiendo, aquí viene el sol !!!

Mucho ánimo y mucha fuerza para todos y sobre todo que no falte el Rock’n’Roll !!!!!!!!!  

 

 

 

by: el quinto beatle

by: el quinto beatle

Soy un chico de la generación postnaranjito, en el mismo año que vaticinó Orwell su visión del mundo. Me amamanté escuchando el ‘come together’ de los Beatles, mi adolescencia me la pase bebiendo y con ‘Song 2’ de blur como mi banda sonora de rebeldía ante el mundo y aquí estoy, con 35 años, en la trinchera del Rock, defendiendo esos sentimientos que no se pueden escribir... y como única arma de defensa, los decibelios en mi morada de los acordes del bajo de Sid Vicious de los queridísimos Sex Pistols !!!

1 Comentario

  1. Angel Nieva

    ROCKY muy buena tu relatoria de tu paso por Liverpool…saludos desde ciudad de México..

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas entradas

Últimos comentarios

  1. Un millón de gracias a vosotros por compartir mi pasión. Seguiremos con las antenas parabólicas bien sintonizadas! Abrazo fortísimo, David.

  2. Maravilla de lista...muchos d ellos estarían entre mis 100 favoritos pero sería interesante saber los 200 q s quedaron fuera😆

Te puede interesar

Mátame, Taylor

Mátame, Taylor

 Lo de esa máquina de hacer dinero llamada Taylor Swift es algo inaudito en la historia. Hay quien dice que su fama es mayor que la que tuvo Michael Jackson en los 80. Palabras mayores. Ahora la popularidad ya no se mide por la venta de discos sino por el número de...

La última serenata de David Sanborn

La última serenata de David Sanborn

Es prácticamente imposible que cualquier amante de la música no tenga un disco donde David Sanborn toque en él. A parte de discografía en solitario, ha dejado su huella en más de 400 discos de diferentes estilos. Si se necesitaba un solo de saxo claro, lleno de swing...

Predicciones de los Oscars 2024

Predicciones de los Oscars 2024

Por octavo año consecutivo, vamos a ofrecer nuestras predicciones a los Oscars. En este 2024 se celebrará el 10 de marzo (madrugada del domingo al lunes en España) en Los Ángeles, presentada por Jimmy Kimmel. Las cintas más nominadas son “Oppenheimer”, “Pobres...

Discos en directo – Lou Reed | Rock and Roll Animal

Discos en directo – Lou Reed | Rock and Roll Animal

Seguimos con los especiales grandes discos en directo, algunos olvidados, pero no por ello enormemente recomendados y otros completamente imprescindibles por su huella en la música. Si la ultima vez hablé de un disco de 1972, esta vez le toca a uno del 73, me estoy...

Gris – Gris – Voodoo Bayou

Gris – Gris – Voodoo Bayou

Para empezar, no podía olvidarme de Perez Prado y su Voodoo Suite, embelesado por esa portada sensual, exótica y misteriosa. Prado el  ‘King Of The Mambo’ con su orquesta, seis saxofones, tres trombones, siete tambores, seis trompetas y mucho más... Shorty Rogers,...

Pin It on Pinterest