El pasado sábado 1 de  Febrero acudimos a la sala But de Madrid en el horario vespertino de las 17:30 para asistir a la descarga de cuatro bandas internacionales, unidas en una gira impresionante, que está todavía recorriendo Europa, reuniendo a la banda chilena Nuclear, la internacional Vltimas y las noruegas 1349 y Abbath.

Conociendo los horarios de la apertura de las puertas de la sala a las 18 horas y que el primer grupo comenzaría a tocar 15 minutos más tarde, un buen número de seguidores esperaba pacientemente haciendo cola para coger los primeros sitios frente al escenario y no perderse ningún grupo, cosa de agradecer, ya que es muy normal el pasar de los primeros y centrarse en los cabezas del concierto en cuestión. Y cumpliéndose a rajatabla los horarios, ya colocados en el interior de la sala, comenzó a sonar la intro que anunciaba la salida de los chilenos Nuclear, banda de Thrash Metal procedente de Santiago, y que está formada por el cantante Matias Leonicio, los guitarristas Sebastian Puente y Francisco Haussmann, el bajista Roberto Barría y el baterista Punto Sudy.

Arrancaron su show con el tema “Confront” perteneciente a su trabajo más reciente “Formula For Anarchy” del 2015 siguiendo con “God Forsaken Life” perteneciente a su anterior disco “Ten Broken Codes” del 2008 tras el que agradecieron al público su presencia para verles tocar tan temprano.

Sonando muy bien y contundentes en todo momento, iban ganándose adeptos que seguían sus riffs con continuos movimientos de cabeza aunque no se formó ningún pogo durante su actuación, todavía no éramos tantos en la sala. Continuando con el mismo disco, le llegó el turno al tema “Violence That Burns” seguido de “Killing Spree” del 2015. Aquí hicieron un parón más largo que aprovecharon para anunciar que este año editarían nuevo disco del cual estrenaron “No Light After All”.

Ya en la recta final de su actuación, y sin querer perder tiempo, enlazaron los temas “On Killing” de su disco “Jehovirus” del 2010 con “E-Faith” del 2009, para despedirse con el único tema en castellano que tienen, “Apátrida” perteneciente a su Ep homónimo del 2012 y que dedicaron al pueblo chileno en lucha contra su gobierno. 30 minutos de buen Thrash Metal que encendió las ganas de buena música, descubriendo una banda de más allá del charco, que invito a escuchar.

Y aquí empezó algo de lío con el cambio de grupos, ya que como la batería de Abbath ocupaba casi todo el escenario, y cada grupo se había traído su propia batería, el único sitio donde se podía hacer el cambio era aprovechando una esquina haciendo un pasillo entre el público presente, por lo que todos teníamos que tener un ojo puesto en la faena para no llevarnos un golpe con tanto hierro pasando cerca con las prisas por el tiempo ajustado para la salida del siguiente grupo, con el añadido de que con los primeros grupos no habría mucha gente, pero para el inicio de Abbath seguramente estaría todo lleno, pero se realizó sin demasiados problemas aunque si algún golpe en la espalda de algún despistado.

Pero bueno, a la hora fijada por los organizadores, estaba todo listo para que saliera al escenario la segunda banda de la noche, que eran 1349, banda noruega de Black Metal que venían presentando su reciente disco “The Infernal Pathway” editado en Octubre del 2019. El cuarteto está formado por el vocalista Ravn, el guitarrista Archaon, el bajista Seidemann y el baterista Frost, por lo que por fin la sala presentaba un lleno de público que venían para disfrutar de esta genial formación.

Arrancando de manera brutal con solo la presentación del tema en cuestión por el vocalista, comenzaron su descarga con “Sculptor Of Flesh” perteneciente a mi admirado “Hellfire”, seguido por “Through Eyes Of Stone” del reciente “The Infernal Pathway”. Es impresionante el ritmo endiablado que impregnaba en la batería Frost, y sobretodo vivirlo en directo, seguido de los riffs sin descanso de Archaon mientras Ravn animaba a corear los temas al público y Seidemann tocaba con el bajo luciendo su túnica sufriendo el calor intenso de los focos.

Siguiendo el orden de  toda la gira, le llegó el turno al tema “Slaves” del disco “Massive Cauldron Of Chaos” seguido de la conocidísima “I Am Abomination” del “Hellfire”, aunque el primer pogo se formó con “Striding The Chasm” de su reciente “The Infernal Pathway”, al que siguió “Golem” del “Massive Cauldron Of Chaos”.

Aquí tuvieron que hacer un paron mientras se solucionaba un problema técnico en el bajo de Seidemann, para seguir con “Atomic Chapel”, perteneciente al disco “Demonoir”, para ya afrontar la recta final de su actuación con “Dødskamp” y agradecer la presencia del público antes de tocar “Abyssos Antithesis” con el último pogo de su concierto tras el que se despidieron dando la mano a todo el que se acercase a las primeras filas. Genial actuación de la banda, que actuó demasiado pronto para mi gusto, dada la entidad de la formación.

Otra vez el lio del cambio de batería y le llegó el turno a la banda de Blackened Death Metal Vltimas, una de esas denominadas superbandas, formada en esta ocasión por el tejano David Vincent, bajista y vocalista de Morbid Angel; el noruego natural de Oslo Rune Blasphemer Eriksen, guitarrista de la banda Aura Noir y durante unos años de Mayhem entre otros; y el lisboeta Flo Mounier, baterista de la banda Cryptopsy. A ellos en la gira se les ha unido por razones obvias un bajista y un guitarrista pero de cuya identidad no sé nada.

Con solo un disco en el mercado lanzado recientemente, el “Something Wicked Marches In” que editaron el año pasado, se centraron en tocarlo íntegramente respetando el orden del mismo comenzando con el tema que da nombre al disco seguido de “Praevalidus”, aprovechando las intros de los temas para afinar sus instrumentos o los momentos en donde David Vincent conversaba con el público. Siguiendo con el disco, le llegó el turno a los temas “Total Destroy!”, “Monolilith” coreada por los presentes, “Truth And Consequence”, “Last Ones Alive Win Nothing”, “Everlasting”, “Diabolus Est Sanguis” y terminando lógicamente con “Marching On”.

Aunque la banda estuvo muy bien en todo momento y David se mostró muy sociable con el público y muy fino con los diferentes registros en las canciones, no llegaron a engancharme en ningún momento después de haber disfrutado con el concierto de 1349. Tendré que escuchar más veces su disco para ver si llegan a convencerme.

Y llego el momento esperado y temido por todos, ya que después de lo leído en las semanas pasadas con Abbath, no sabíamos que nos íbamos a encontrar. Tras desvelarnos la batería que tantos problemas había provocado con los cambios entre grupo, la sala se tiño de rojo mientras empezaba a sonar el tema “Danza Ritual Del Fuego” de la obra “El Amor Brujo” del compositor español Manuel De Falla, para a su finalización comenzar el concierto con el tema “Hecate” con la salida del cuarteto liderados por Abbath, secundado en la guitarra por Ole Andre Farstad, el bajista Rusty Cornell y el batería Ukri Suviletho. El público disfruto desde el principio y con el tema “Count The Dead” surgió el primer pogo de su actuación, seguido de “Bridge Of Spasms”.

Se pudo comprobar que Abbath estaba en plena forma y animaba en todo momento al público con guiños y pequeños rasgueos de guitarra entre canción y canción, cuando sus compañeros de cuerda le dejaban el escenario para él solo. La actuación continuo con “Harvest Pyre” y “Ashes Of The Damned” antes del primer “cover” siendo el tema elegido “Warriors” del grupo I, del cual fue vocalista, para seguir con otra “cover” con el tema “Nebular Ravens Winter” de Immortal, ambas muy bien recibidas por el público.

El ambiente de la sala era fantástico y la gente disfrutaba con cada tema, mientras la banda volvia a su repertorio con los temas “Calm In Ire (Of Hurricane)” y  “Outstrider”, aunque seguramente enloquecieron como yo con los clásicos de Immortal “In My Kingdom Cold” y sobretodo con “Tyrants” dejando para el final los temas “To War!” y “Wintebane”, despidiéndose del público que casi llenaba la sala mientras sonaba el tema inicial de la película “Conan, El Bárbaro” de Basil Poledouris.

Fantástica actuación de la banda que cerro una noche con 4 bandas muy buenas, que nos hicieron disfrutar a pesar de las casi 5 horas que tuvimos que estar en la sala metidos.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.